3 años de gestión macrista

Publicada en Publicada en editorial, nacionales, noticia del dia

Tres años, tres hitos discursivos y tres tristes tigres en el gobierno de Macri. A propósito del tercer aniversario.

 

Tres PROmesas habia hecho el actual Presidente Macri que se transformaron en tres hitos. La primera, bajar fácilmente la inflación, a tal punto de afirmar “la medida del fracaso de un gobierno es la inflación”. La segunda PROmesa fue “pobreza cero”, a tal punto de decir que “su gobierno debería ser evaluado por la evolución de la pobreza”. La tercera PROmesa fallida fue crecimiento económico y mejor calidad de vida para todos, a tal punto de asegurar que la luz al final del tunes vendría en el segundo semestre de 2016. Es muy fácil y obvio sacar la conclusión y valorar los resultados, solo se debe consultar la pagina oficial del INDEC y los números presentados en el Prespuesto Nacional y revisar los acuerdo con el “patrón oculto” FMI.


Tres tristes años que han llevado al cuarto quinquenio del Siglo XXI a compararlo con el quinquenio 1998-2002, el peor desde el retorno a la democracia en 1983. Tres tristes tigres que acechan a la argentina neoliberal: default externo, estallido interno y grieta que devora la posibilidad de un proyecto viable de país inclusivo, productivo, democrático y sustentable. Recuerdo el intenso debate y la alegre expectativa que había hace exactamente tres años, en el 2015 e inicios del 2016, los mas optimistas creían fervorosamente que la revolución de la alegría estaba a la vuelta de la esquina, en el otro extremo, hasta los mas pesimistas de todos quedamos como optimistas ante semejante fracaso político y económico del proyecto neoliberal del Presidente Macri. Pero eso ya es historia, cada uno podríamos hacer una verdadera auto critica, por lo menos como le exigimos a nuestros gobernantes de turno.
No existe un único camino para salir de este laberinto en espiral que nos lleva al default externo, al estallido interno y/o al deterioro profundo de la trama socioproductiva en los diversos territorios que conforman la República Argentina. Crece la necesidad de tener en claro que ,mas temprano que tarde, habrá que que dar un giro de 180°, no sirve acelerar la marcha del Titanic para ver si partimos el témpano y ello nos permite llegar al paraíso PROmetido, (el paraíso que mejor conocen el Presidente PanaMacri y los CEOministrios es el paraíso fiscal). Por mas música que ponga la orquesta del barco hace falta otro rumbo y organizarnos para prepararnos como tripulación para semejante cambio. Aunque la capitana Lagarde y sus empleados locales saben que disponen del único bote salvavidas, la decisión final estará en la calles, en las urnas y en la capacidad de organización de las clases y sectores subalternos, en distinguir correctamente las contradicciones principales de las secundarias. Ya termino el G20 y la final River-Boca, y llegar a fin de mes se transformará en el verdadero termómetro que teñirá la sensación de inicio del año 2019. Las cartas están sobre la mesa, y esta vez no se podrá patear la pelota afuera, correr el arco y jugar el partido en España.