Carrizo: militante, voluntario, concejal y enfermero

Publicada en Publicada en locales, noticia del dia, noticia destacada 2, noticias importantes

LOCALES

13 noviembre, 2017

DE CONCEJAL A ENFERMERO

Carrizo: militante, voluntario, concejal y enfermero

Pablo Carrizo, actual concejal de RESPETO, presentó al comienzo de noviembre su renuncia como edil para volver a su labor como enfermero y seguir trabajando en los barrios. Otro de sus compañeros tomará su lugar en el mes de diciembre. El joven comprometido con el barrio hace 21 años aseguró que RESPETO volverá a ser una opción en las próximas elecciones riocuartenses, en dos años.

Pablo Carrizo, junto a Jimena Segre, conformaron en el Concejo Deliberante el Bloque de RESPETO. Como prometieron en su campaña, cumplieron el año como ediles y dejan sus puestos para volver a sus antiguos trabajos y dejar las bancas a otros compañeros del partido. Durante el período que fueron concejales cobraron sólo una parte de sueldo, para destinar el resto a un fondo social que es destinado a diferentes microemprendimientos, trabajos y elementos para proyectos en los barrios.

“La militancia es eso que en lo personal te hace feliz. Uno puede querer muchas cosas en el marco de la estructura social, pero no hacer nada. La militancia es activar”, expresó Pablo a RETRUCO. Contó que trabaja hace 21 años en el barrio. Empezó sus actividades en el Comedor María Madre de Dios donde después de tres años, con otro grupo de personas, abrieron un aula en el barrio de Malvinas Argentinas y Cola de Pato, “ahí comenzó todo”, destacó. El grupo se llamaba CGT (Grupo de Trabajo Comunitario) que luego se convirtió en el Movimiento Trabajo de Hormigas. “La idea era formar un colectivo donde los niños puedan tener un marco para la autodeterminación y donde los más grandes pudieran acompañar un poco”, explicó Carrizo.

A pesar de estar involucrado en el barrio, incluso de vivir en él, Pablo no utilizó ni en la campaña política ni en su trabajo en el Concejo ésta realidad. Sin embargo, muchos de los trabajos que se llevaron adelante a través del fondo del partido fue en los lugares donde más necesidades había. Cuando se le preguntó a Pablo si la carrera política era un complemento a lo que venía haciendo, o una actividad paralela, respondió: “Es un complemento en algunos aspectos y una actividad paralela en otros. Es complemento porque durante mucho tiempo, en lo personal, vi la necesidad de transformar las estructuras de esta democracia participativa a través de un partido, de poder tener acceso a las instituciones del Estado y a partir de eso tratar de modificar la realidad desde el aspecto legislativo, en las conductas, en los ejemplos, en las actitudes políticas. Pero también es una actividad paralela, porque hay que ser muy cuidadoso cuando uno está en un partido y no todo se puede mezclar”.

Muchas de las promesas políticas quedan en eso, promesas. Carrizo se refirió a la importancia de cumplir con lo que se dice porque según explicó “es en realidad cumplir con las convicciones”. A fin del mes de noviembre cumplen con la palabra de dejar sus bancas como concejales. “Me gusta esto de que el político vuelva al trabajo que lo vio crecer, al trabajo operativo, al trabajo que hace la mayor parte del pueblo, donde es un labor donde uno no tiene poder. Lo que te da una participación en una función pública en algún sentido es cierto poder y ciertos privilegios. Y en éste caso está bueno que tus compañeros, en mi caso del Hospital, que me vieron salir me vean volver”, dijo Pablo.

“Se va a extrañar, porque fue un tiempo maravilloso, probablemente el mejor trabajo de mi vida”, sostuvo Carrizo, quien volverá a trabajar como enfermero en el Hospital San Antonio de Padua. Además, aseguró que incursionará en la búsqueda de algún trabajo obrero, “me gusta el trabajo donde está el cuerpo como principal herramienta”, aseguró.

En lo que va del período elegido durante las últimas elecciones locales, RESPETO presentó más de 40 proyectos de los cuales se aprobaron 2, pero se llevaron adelante algunos otros sin tener la firma del bloque. Los dos proyectos aprobados consisten en la simplificación del acceso a estudios médicos en la Maternidad Kowalk y el de forestación con árboles frutales. “Ninguno se implementó”, dijo el concejal de RESPETO y agregó: “Creo que no se han aprobado más proyectos porque es una forma política que los partidos opositores no tengan trascendencia en lo legislativo, salvo que haya conveniencia. Y porque hemos presentado proyectos de envergadura, como un laboratorio de medicamentos municipal, una sala velatoria municipal, retomar el uso de las vías férreas de la ciudad, entre otros”.

Involucrarse suele tener consecuencias extrañas y en algunos casos, si se quiere llamarlas de alguna forma, extravagantes. En su momento fue noticia a nivel nacional que un joven enfermero voluntario se presente como candidato a Intendente en la ciudad que es capital alterna de la Provincia de Córdoba. Los resultados demostraron que la gente cree en el trabajador como una verdadera representación en el Estado y la ideología de Pablo quedó expuesta, está a la vista. El alcance de los resultados depende del lugar desde donde se implementen. Quizá los nuevos concejales de RESPETO tengan un poco más de apoyo por parte de los demás bloques, o quizá el barrio siga siendo el mejor lugar donde se construya de a poco la realidad más justa sin limitaciones.