Cubanas: una película que vino a hacer la revolución

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, en red, locales, noticia destacada 2, Sin categoría

16 Abril, 2019

REVOLUCIÓN CUBANA

Cubanas: una película que vino a hacer la revolución

“Cubanas, mujeres en revolución” es una película de María Torrelas. El fin de semana pasado se estrenó en el Centro Cultural Leonardo Favio. Organizado por la secretaría de formación de la CTA-A Regional Río Cuarto, se proyectó una película que habla sobre diferentes historias de vida de diversas mujeres cubanas que, a través de la lucha y la revolución, lograron sentar un precedente y ser parte de la historia de Cuba. 

Por Florencia Guttlein

La película Cubanas nos habla de lucha, de ideales, de trabajo, de pasiones, pero por sobre todo de revolución. Creo que no hay otra palabra que las defina tan perfectamente. Mujeres revolucionarias que, desde su lugar, desde pequeños espacios de participación, estudiando, trabajando, brindando apoyo, siendo empáticas, haciendo la revolución, en silencio, con ternura, lograron pasar a la historia de Cuba. Esas son las historias que relata la película, en realidad, son los relatos que trata de rescatar. Relatos de vida invisibilizados y no por desidia sino porque todos tenemos como referentes de la revolución cubana al Che y a Fidel, cuando en realidad esa lucha también estuvo plasmada por la labor y la participación de miles de mujeres.

Maria Torrelas es la directora de la película. Mujer vasca, así se define ella, que a lo largo de  su vida se dedicó a contar historias de mujeres. En esta oportunidad nos trae una película que nos brinda la posibilidad de adentrarnos en la historia de un país de ha dado de que hablar… y como para que no.

“En ésta película se habla de las revolucionarias cubanas, pero no solo de las revolucionarias de ahora, no es una serie de visiones de mujeres de ahora, sino que quiso rescatar el rol de las mujeres revolucionarias en la historia de Cuba. Por eso se da un pantallazo donde la mujer ha estado presente, sobre todo en la lucha revolucionaria, en Sierra Maestra, en la clandestinidad. La idea es de rescatar las mujeres de la revolución cubana porque, en realidad, si nos fijamos todas las imágenes de documentales, que nos hablan de la revolución, siempre son varones: Fidel, el Che, Raúl”, resalta Torrellas.

 

  • ¿Cómo viene el recorrido de la película desde que se estrenó?

“Hemos estado en muchos lugares de Argentina y también en España, fuimos a pueblitos y pueblitos y pueblitos y a todos lados donde vamos tiene una acogida que nos sorprende porque cuando realizas una película no siempre crees que va a tener una acogida así, pero yo creo que las mujeres en ésta película nos miramos en un espejo. En el espejo de la Revolución Cubana y este momento en tan malo para las mujeres, con este capitalismo tan cruel, con este patriarcado que nos mata. Veo a las mujeres cuando acaba la película y veo esa emoción que tienen de ver esos valores, como son ellas, cómo dedican su vida a que toda la sociedad esté bien, que todos tengan los derechos, la educación, la salud y de una forma modesta porque viven de formas modestas, tienen escaseces y son tan alegres… que se yo, es hay esperanza”.

A su vez, María resaltó sobre el rol del feminismo: “Yo no hablaría de feminismo, creo que tenemos que hablar de feminismos porque idelógicamente hay feminismos diversos. Yo no puedo llamar feminismo a cualquier lucha que sea por la igualdad de derechos, yo no quiero igualdad de derechos en el capitalismo, yo no quiero capitalismo. No voy a estar de acuerdo con las actrices de Hollywood que dicen que son feministas. Las actrices de Hollywood no son feministas, o sea, el feminismo es una lucha de clase, una lucha de las mujeres trabajadoras, de las mujeres de abajo. Ese feminismo que se llama feminismo popular que es el que tenemos en las villas argentinas, donde se organizan las mujeres para exigir derechos, para que no las abusen. Es un feminismo originario, comunitario, el de las mujeres comunitarias, los feminismos de las disidencias sexuales que son las lesbianas, las trans, las binaries, las mujeres que luchan por el aborto que ahora dicen les, que tenemos que aprender hasta un género nuevo. Esos son los feminismos con los que yo me alío, y que queremos un cambio total. Yo no quiero igualarme en derechos con una mujer burguesa que, además, va a tener una empleada doméstica explotada en su casa. ¿Cómo va a ser feminista una persona que está explotando a otras mujeres? no, el feminismo es una lucha por una sociedad mejor. Yo creo que solo en el socialismo y haciendo una revolución”.

  • ¿Crees que cubanas es una película que muestra la realidad de Cuba? esa realidad que muchas veces es invisibilizada por los grandes medios hegemónicos..

“Totalmente. Lo que hace Resumen Latinoamericano, que es el colectivo comunicacional en el que estamos y que ha producido la película, es eso, es lucha contra las mentiras, contra la ocultación, contra las fake news esas que toda la vida han dicho que Cuba es una dictadura. Se habla desde una ignorancia total, desde una superficialidad tremenda. Gente que ha ido de turista y a lo mejor se le acercó gente vendiendo cosas y ya con eso se hacen una idea. Creo que esto viene a eso, a contar una realidad que no ha sido contada. Ese es uno de los valores de la película: que cuenta una realidad desconocida, que no se sabe y que se ha tratado de ocultar porque, claro, cómo van a estar interesados los medios hegemónicos que mandan sobre nuestros cuerpos , que no nos dejan ni libertad para el aborto, para decidir cuándo queremos tener a nuestros hijas, nuestros hijos. Imagínate, cómo van a querer que sepamos lo que pasa en Cuba si allá hay aborto desde los años 70, casi los comienzos de la revolución. Aborto legal, seguro, con amor, bien visto por la sociedad. Educación Sexual desde la primaria. ¿Tu te imaginas eso? es otro mundo”.

  • Cuba, de alguna manera, es un camino que queremos trazar los argentinos… un futuro posible, no?

“Yo por lo menos me coloco ahí, viendo la revolución cubana como esa esperanza. Yo nunca deje de pensar así, desde que sigo la revolución, toda la vida aprendí de los discursos de Fidel y me parece que no tenemos las mujeres, las feministas, perder de vista que necesitamos una revolución. No tenemos que seguir pensando que nuestra lucha es a corto plazo, que es para conseguir una ley, una igualdad. Aunque haya esa ley de aborto vamos a seguir peleando. Tenemos que luchar por una sociedad donde tengamos unas relaciones humanas entre nosotras, nosotros, los hombres, las mujeres, las disidencias, sin poder, sin abusos, sin crímenes, sin odio. Fíjate todo lo que tenemos que construir, buenos, eso en Cuba lo consiguieron. ¿Cómo? con una revolución”.