EDECOM y la impronta policial

Publicada en Publicada en locales, noticia del dia, noticia destacada 1

14, Noviembre 2017

LOCALES

EDECOM y la impronta policial

La denuncia formulada ayer por las redes sociales a través de la difusión de una serie de videos que dan cuenta del controvertido operativo montado por EDECOM en las calles Urquiza y Avenida Sabattini, prefigura lo que lamentablemente pareciera tornarse en  una característica recurrente en este organismo conducido por el ex Comisario Pablo Pellegrini.

La impronta policial con la que se maneja  el poderoso Ente Descentralizado de Control Municipal (EDECOM) relega la tarea preventiva y se enfoca más en actividades que, por las denuncias del caso, se convierten en agresivas y hostiles contra los vecinos que circulan en motocicletas, bicicletas -muchas veces sin casco y en infracción- o automóviles por las rotas calles de la ciudad.

La Gestión Municipal del Intendente Juan Manuel Llamosas -como la de sus antecesores radicales en el Sillón de Mójica- sigue una línea que pareciera ser una constante: Asegurar el conchabo laboral de ex jefes de la Unidad Regional 9 de la Policía de la Provincia de Córdoba con asiento en Río Cuarto.  Tal el caso actual de Pellegrini en EDECOM y el de Oscar Zuin que se desempeña en el Centro Cívico. Anteriormente, en los gobiernos de Benigno Antonio Rins y Juan Jure cumplieron funciones en Seguridad Ciudadana los ex jefes policiales Mauro Ávila y Rafael Filippa. Y la lista puede seguir…

De acuerdo con la información suministrada por www.telediariodigital.net, los registros videográficos denuncian que personal del EDECOM cortó las cadenas que sujetaban las motocicletas estacionadas en un dispositivo para estacionar rodados de dos ruedas, ubicado en la calle Urquiza, llegando a la Avenida Sabattini. Además puede verse un enfrentamiento por parte de los dueños de las motocicletas quienes afirman haber tenido todo en regla respecto de sus rodados, al momento del operativo.

Ya se sabe, EDECOM es un botín de guerra preciado para cualquier Gobierno. Con una superestructura que se empareja a la propia Administración Municipal, tiene a su cargo tareas específicas de control social y ciudadano y maneja una caja envidiable por fuera de Rentas Generales. Bajo su órbita se contabilizan actividades tan dispares como Espectáculos Públicos; Bromatología y Tránsito.

Una Ordenanza Municipal sancionada el 14 de marzo de 2005, durante una de las tres gestiones de Benigno Antonio Rins (UCR),  crea el Ente Descentralizado de Control Municipal (EDECOM), “como entidad descentralizada autárquica de la Municipalidad de Río Cuarto destinado a consolidar la presencia del Estado Municipal en la vía pública en materia de seguridad, tránsito vehicular, transporte, espectáculos públicos, bromatología y zoonosis y el control integral del medio ambiente así como el control de gestión de los servicios descentralizados que se le asignen”.

Como puede observarse, un Estado dentro de otro Estado. Un poder intenso, tangible, en áreas sensibles de la vida cotidiana que, si no se lo utiliza con criterio político, democrático, participativo y, en su lugar, se lo termina manejando con una visión policial, conspirativa y recaudatoria, seguramente derivará en episodios como el que hace mención el sitio digital de Canal 13 de Río Cuarto.