El 89 % de los argentinos quiere que paren los desmontes

Publicada en Publicada en Ambiente y Naturaleza, Bienes Comunes y Modelo Productivo, noticia del dia, noticia destacada 2

19, Diciembre 2020

El 89 % de los argentinos quiere que paren los desmontes

¿Qué opina la sociedad acerca de cuestiones medulares para el medio ambiente y sus habitantes? Una encuesta de opinión pública encargada por la ONG Periodistas por el Planeta (PxP), y realizada por la consultora Poliarquía echa luz sobre este interrogante. Sus resultados son contundentes.  

El 89 por ciento de la población está a favor de que se frene la deforestación en la Argentina. “El dato es consistente a lo largo y ancho del país, cruza a todos los estratos socioeconómicos y grupos etarios, e incluso, a la elección política” indican desde PxP.

El estudio muestra, además, que los argentinos no quieren que se siga expandiendo la frontera agropecuaria a expensas de territorios boscosos, incluso en aquellas áreas que ya han sido devastadas por incendios o destruidas intencionalmente.

LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA

Ante la pregunta concreta de si creen que las zonas desmontadas pueden ser aprovechadas para nuevas actividades económicas, sólo un 9 por ciento respondió que sí. Un 79 por ciento dijo, en cambio, que hay que dejar que se recuperen los ecosistemas arrasados.

“La encuesta, cuyo trabajo de campo se llevó a cabo durante las dos primeras semanas de noviembre, tuvo como intención relevar el estado de la opinión pública respecto del medioambiente en general, los bosques y los incendios que han venido arrasando ecosistemas enteros en la mitad de las provincias del país en los últimos meses. También, se buscó determinar qué piensan los argentinos sobre quién tiene la responsabilidad respecto de su destrucción y si importa que el tema se incorpore en la agenda política”, indican desde Periodistas por el Planeta.

El estudio reveló que hay un consenso casi total sobre los beneficios que brindan los bosques en el país.

Un 92 por ciento respondió que consideraba que los bosques eran “muy importantes” o “bastante importantes”. Un 86 por ciento señaló que estaba enterado de que se realizan desmontes. Y un 77 por ciento afirmó conocer que existe una ley que protege los bosques.

Ante la pregunta “¿Quién cree Ud. que es el responsable de que haya desmontes?”un 28 por ciento respondió que son los gobiernos provinciales, un 22 por ciento el gobierno nacional y un 31 por ciento dijo que la culpa cae sobre los tres niveles de gobierno: nacional, provincial y municipal.

Si se toman todas las cifras en conjunto resulta que los argentinos entienden que hay una conexión entre la política (por acción u omisión) y el avance de las topadoras”, observan desde PXP.

“¿Qué tan de acuerdo está Ud. con la tala de árboles o desmonte para que haya más cultivos de soja, cría de ganado o desarrollos inmobiliarios?”, fue otra pregunta. Un 75 por ciento dijo que estaba nada o poco de acuerdo. Y, un 73 por ciento dijo luego que hay que “dejar que se recuperen” las zonas destruidas. “Este dato revela que la opinión pública ya no coincide con el argumento de que hay que sacrificar a los bosques en nombre del desarrollo económico, como muchas veces señalan políticos, productores e, incluso, los medios de comunicación”, indican y agregan desde PxP que “en cambio, un 81 por ciento se mostró a favor de que exista una ley para regenerar las zonas que fueron destruidas, algo que hoy no se está discutiendo en la agenda parlamentaria”.

“¿Cree que el Gobierno Nacional debería prohibir por completo la deforestación?”. Un 74 por ciento dijo que sí. Cuando junto a esta pregunta, además, se inquirió a quién había votado en la última elección, un 73 por ciento dijo que a Alberto Fernández, un 77 por ciento, a Mauricio Macri y un 71 por ciento, a otro. O sea que, más allá de las expresiones electorales, hay un acuerdo generalizado sobre la necesidad de que se avance en esta agenda.

Cuando se pregunta “cuán importante es para Ud. que se frene la deforestación en la Argentina”, un 70 por ciento dice que es “muy importante”, un 19 por ciento dice “algo importante”. Sólo un 5 por ciento dice que es “poco importante” o “nada importante”.  Esta opinión es constante tanto en Capital, como en el GBA o el interior del país, más allá del nivel de educación, el sexo o la edad del participante en la encuesta.

“¿Piensa Ud. que debe haber una ley que ordene la regeneración de áreas deforestadas o incendiadas?”. Un contundente 81 por ciento dijo que sí. “Una vez apagado el incendio, ¿qué cree Ud. que debería hacerse con ese área?”, preguntaron en la encuesta. Otra vez, la respuesta no deja lugar a dudas: un 79 por ciento se inclinó por la opción “dejar que se recupere”.

SOBRE LOS INCENDIOS

La ocurrencia de incendios en grandes extensiones del territorio argentino también ha dejado un impacto en la opinión pública nacional. Un 77 por ciento entiende que “debería ser una prioridad del gobierno nacional”. Aquí también, la coincidencia de opiniones es muy elevada en la Ciudad de Buenos Aires, el GBA y el interior del país. Lo mismo ocurre con los grupos etarios y en personas con distintos niveles educativos, más allá de a quién hayan votado en la última elección nacional. Un 88 por ciento de la población escuchó noticias sobre incendios durante este año.

El dato relevante es que el 83 por ciento de las personas consultadas dijo creer que los “incendios de los bosques se producen intencionalmente”.

¿Cuál cree que es la principal razón para provocar incendios forestales?, se preguntó. Un 32 por ciento dijo que para usar la tierra para cultivos de soja, otro 27 señaló que era para emprender proyectos inmobiliarios. Un 10 por ciento afirmó que era para utilizar terrenos para asentamientos, y otro 10 por ciento indicó que se incendiaba con fines de expandir la ganadería.

Fuente: www.periodismoambiental.com.ar