El corazón no se negocia y la dignidad no tiene precio

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, derecho a la comunicación, locales, noticia del dia, noticia destacada 2

11, Mayo 2019

LOCALES

El corazón no se negocia y la dignidad no tiene precio

Por Cooperativa de Trabajo Al toque Limitada

Hay que verlo a Nicolás Foglia llorar como un niño a un costado del banco de suplentes. Es el capitán de Estudiantes, el que se rompió los ligamentos de una de sus rodillas en un partido de Centro Social Las Higueras –en un partido correspondiente al Torneo Apertura de la Liga Regional de Río Cuarto- allá por mayo de 2017. Un muchacho que conoce la B Nacional, que jugó en Los Andes, Platense, Tristán Suárez.

Hay que escucharlo a Lucas Suárez Scalarea, con lágrimas en sus ojos y la voz entrecortada, decir que no pudo dormir casi nada la noche anterior del partido ante Sarmiento de Resistencia. El defensor surgió en Estudiantes y llegó a jugar en Primera División en Quilmes.

Hay que advertirlo al paraguayo Javier Ferreira, visiblemente sensibilizado y recordando que el “celeste” le abrió las puertas en un momento muy difícil de su vida.

Hay que sentirse conmovido con Adrián Peralta que, sin voz, habla con el alma. Trata de articular dos o tres palabras en medio del llanto. El “Chupa” estuvo en Belgrano de Córdoba. Y también integró aquel plantel que cayó en la recordada final ante Deportivo Madryn (también estuvo Foglia).

Hay que verlo a Alejandro Cabrera, con su habitual despliegue, juego y entrega. Y con ese tatuaje que lo marcará eternamente, que es la fecha en la que Estudiantes logró el ascenso al Federal A.

Hay que prestar atención a como “mandibulea” Gastón Benavídez para tratar de hablar y no romperse en un llanto de emoción al referirse de sus seres queridos.

Hay que mirar atentamente la sonrisa de Bruno Sepúlveda, que brinda declaraciones mientras los “leones” lo ovacionan y, entonces, por un rato, pierde la mirada.

Hay que emocionarse con las lágrimas de los familiares de estos futbolistas, que festejan el campeonato igual o más que los jugadores.

Todos estas descripciones subjetivas, que se traducen en afirmaciones para aquellos que tuvimos la chance de ingresar al campo de juego una vez consumado el triunfo ante Sarmiento, nos permiten inferir que estos muchachos poco tienen que ver con lo acontecido en las últimas horas.

El fútbol argentino transita una de las peores temporadas de los últimos años en cuanto a arbitrajes y designación de arbitrajes se refiere. No es casual que más de medio centenar de árbitros afiliados al SADRA se hayan desvinculado de esa institución en los últimos meses.

Pero también es cierto que detrás de cada campeón se tejen controversias y suspicacias. Pasó con Agropecuario Argentino de Carlos Casares (el equipo de los Grobocopatel, multimillonarios empresarios) en 2017. Pasó con Central Córdoba de Santiago del Estero y Gimnasia de Mendoza en 2018. Y así con otros tantos. Solo vale recordar lo que ocurrió con Deportivo Madryn en 2014 para vivenciar un caso en carne propia.

El reciente ascenso de Estudiantes se ve manchado por algo que en los ejemplos anteriores no sé advirtió: un audio de whatsapp de un integrante del plantel “celeste”, Juan Tejera, puso al presidente del club, Alicio Dagatti, en el ojo de la tormenta. Y, también, una supuesta connivencia arbitral en distintos partidos (el ex Racing de Córdoba cita dos de ellos, ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y Alvarado de Mar del Plata, en el arranque del pentagonal final).

Ese testimonio es el que permite conjeturar diferentes análisis y formular innumerables hipótesis, aunque nada es comprobable hasta que se demuestre lo contrario. Porque, como define la Real Academia Española, una hipótesis es una suposición de algo posible o imposible para sacar de ello una consecuencia. O bien, que se establece provisionalmente como base de una investigación que puede confirmar o negar la validez de aquella.

En ese contexto, es muy difícil aseverar el supuesto beneficio que recibió Estudiantes –como cita Tejera- sin tener pruebas fehacientes de que ello haya ocurrido. Aunque también podrá decirse que el penal en Ramallo pareció no ser tal.

También es verdad que el informe publicado por el programa ADN, emitido por C5N y conducido por el prestigioso periodista cordobés Tomás Méndez, enfoca esta situación en medio de un plano netamente político. En la trilogía Mauricio Macri-Claudio Tapia-Daniel Angelici. Y horas después que Jorge Capitanich, actual intendente de Resistencia –ex Jefe de Gabinete de Ministros y Gobernador de Chaco durante la presidencia de Cristina Kirchner-, presentara la renuncia a la presidencia que ostentaba el club Sarmiento –se produjo tras la caída en Río Cuarto-. Todo esto, además, en un año electoral.

Que las cuestiones de fondo deberán ser aclaradas entre los protagonistas, por caso Tejera y la dirigencia de Estudiantes, de eso no quedan dudas. Si bien es cierto que la Comisión Directiva de la entidad “celeste” emitió un comunicado por redes sociales, queda la impresión que la magnitud de la acusación pide otro tipo de tratamiento del tema.

Pide otro tratamiento del tema por la trayectoria que se le conoce a la entidad de Avenida España. Por la riquísima, admirable y valiosísima historia que se desprende de sus 106 años de vida. Por ese enorme caudal de gente que solo tiene sangre celeste. Y, fundamentalmente, por el indescriptible dolor que siente cada uno de los integrantes del plantel “celeste”. Esos muchachos que, a lo largo de toda una temporada, demostraron dentro de la cancha que el corazón no se negocia. Y que la dignidad no tiene precio.

El derecho a preguntar y repreguntar

Por otra parte, desde Cooperativa Al Toque aprovechamos la oportunidad para expresar con profunda preocupación el destrato que vivieron trabajadores de prensa durante la mañana de este jueves en el Palacio Municipal, en medio de una conferencia de prensa en la que el Intendente Municipal Juan Manuel Llamosas –acompañado por funcionarios de distintas carteras- reconoció al plantel campeón.

Un par de colegas –de medios radiales y audiovisuales- quisieron interrogar a Alicio Dagatti en medio de la conferencia y sintieron el rigor de quienes llevaban adelante la coordinación de la conferencia. La sensación explícita es que no se podía preguntar por el tema.

Desde Cooperativa Al Toque saludamos el trabajo comunicacional que lleva adelante esta gestión municipal, como así también ponderamos el creciente y sustancial desarrollo y ampliación de políticas públicas en el plano deportivo. Pero no podemos dejar de marcar lo que consideramos un error, partiendo que el derecho a la información es un derecho humano y un componente clave para la construcción de una sociedad libre de expresión y pensamiento.

Foto: Al Toque

Fuente: www.altoquedeportes.com.ar