El deseo de un hogar: La ilusión canina

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, derecho a la comunicación, locales, noticia del dia, noticia destacada 1

15, Febrero 2021

El deseo de un hogar: La ilusión canina

El refugio animal “Ojitos que Perdonan” tiene la iniciativa de contener temporalmente perros que se encuentren en situación de calle. Además, brinda tratamiento médico a aquellos perros que lo necesitan.

Por Gabriel Saenz

“Ojitos que Perdonan” se inició en la Ciudad de Río Cuarto en el año 2015, sobre la necesidad de tener un lugar físico en donde se puedan alojar temporalmente animales que se encuentren en situación de calle y abandono, como también perras preñadas, con desnutrición, sarna, entre otras cosas.

“En la actualidad el refugio cuenta con 60 perros aproximadamente, de los cuales 15 se encuentran en recuperación; los demás se encuentran listos para ser adoptados por una familia responsable. Cada día recibimos perros de todo tipo: agresivos, ariscos, abusados, perros que han sido quemados, hasta animales que han sido atacados con machetes”, explicó Belén Celli, una de las voluntarias del refugio.

“Ojitos que Perdonan” subsiste sólo por la colaboración de gente de la ciudad, por su parte el municipio entrega 10 bolsas de alimento canino y un contenedor para tirar la basura, nada más. Esto resulta insuficiente ya que utilizan una bolsa de alimento por día. Todos los años realizan un té tómbola con el fin de reunir dinero para solventar los gastos de la institución, siendo una excepción el 2020 a causa de la pandemia pero, a corto plazo, realizarán una rifa con diferentes premios.

El objetivo principal del refugio es darle una nueva oportunidad a aquellos perros que han sido abandonados o que se encuentren en una situación crítica, y que puedan acceder a una familia que los cuide y les de amor. Además, apunta a que haya un mayor número de adopciones que ingresos de perros, pero se torna imposible, ya que, de un perro que es adoptado, ingresan 3 o 4 nuevos.

Belén aseguró que “detrás de cada abandono hubo un dueño irresponsable. La mayoría de los perros anteriormente tenían un hogar. También es un problema social, el mirar a un costado y no empatizar con el animal. Mucha gente no le da el mismo valor a un animal como lo hacemos nosotros, tal vez porque no conocieron su historia y no estuvieron ahí para ver el proceso, es doloroso y causa mucha pena.”

“La ilusión de un hogar es algo que no se lo debería quitar nadie, ningún animal merece vivir en un refugio. Es complicado que la gente entienda esto lamentablemente”, concluyó.

Si desean colaborar pueden hacerlo contactándose por medio de Facebook en su cuenta “Ojitos que perdonan Página oficial” y a través de Instagram @refugiorio4. También pueden colaborar donando efectivo al CBU 0200443711000020026158, del Banco de la Provincia de Córdoba.