El nuevo libro de Alejandro Olmos Gaona: “Deuda o Soberanía, verdades ocultas sobre la dependencia”

Publicada en Publicada en La Deuda es con el Pueblo, nacionales, noticia del dia, noticia destacada 2, opinion

01, Marzo 2021

El nuevo libro de Alejandro Olmos Gaona: “Deuda o Soberanía, verdades ocultas sobre la dependencia”

Por Federico Delgado*

En “Deuda o soberanía…” el autor resume magníficamente el desempeño de la justicia en la inspección del endeudamiento, pero realizó un salto cualitativo e ingresó en un terreno difícil y complejo.

En un nuevo libro Alejandro Olmos Gaona vuelve sobre un tópico que maneja a la perfección: El endeudamiento. Pero en “Deuda o soberanía, verdades ocultas sobre la dependencia” (Peña Lillo & Ediciones del Continente), se concentró en un aspecto poco explorado: la violación del orden jurídico y sus consecuencias para la sociedad argentina.

Casi siempre los expertos en economía se ocupan de la Deuda Externa desde dos vertientes. Un grupo de ellos enfatiza la necesidad de honrarla como un presupuesto para la prosperidad derivada del desarrollo económico, mientras renuncian a cualquier discusión que apunte a discutir los aspectos ilícitos. Otro grupo, con notables diferencias en su interior, dice lo contrario. Afirma que el endeudamiento obstruye la chance de un desarrollo económico de nuestro país. El autor es uno de los más destacados exponentes de esta perspectiva. A lo largo de su vida pública trabajó la cuestión de la deuda desde un plano teórico, pero también personal porque su compromiso se tradujo en actos concretos, ya que participó de acciones institucionales encaminadas a poner en movimiento dependencias del sistema judicial, del poder ejecutivo y del parlamento. Pero nada es casual. Alejandro Olmos Gaona siguió el sendero de su padre quien a comienzos de los años ’80 reclamó una inspección judicial sobre los comportamientos de los funcionarios públicos y ciudadanos no funcionarios que participaron del proceso de la deuda.

En “Deuda” el autor resume magníficamente el desempeño de la justicia en la inspección del endeudamiento, pero realizó un salto cualitativo e ingresó en un terreno difícil y complejo. Desmenuzó el rol de las formas jurídicas en la sedimentación de la deuda externa que funciona como el mito de Sísifo, aunque en nuestro caso quienes impiden a la piedra alcanzar la cima no son los dioses del olimpo, sino el poder de los acreedores. Allí estriba el gran vector que recorre el texto.

Alejandro Olmos Gaona desagregó los actos jurídicos por medio de los que el estado nacional comprometió a los ciudadanos tomando y pagando deuda. En ese camino dio cuenta que los aspectos jurídicos tienen vicios legales que revelan la sumisión del interés nacional al de los acreedores. Dicho con más claridad: del texto surge la renuncia del estado nacional a respetar la propia legalidad en la que se inscriben las acciones del estado.

Olmos Gaona se ocupó del rol del parlamento, del ejecutivo, del sistema judicial, de la procuración del tesoro de la nación, del banco central, también del rol de los grupos empresarios más grandes de la argentina. Y algo muy importante, el texto es sobrio. Se apega a los documentos y prescinde de cualquier sesgo partidario. Mediante un prolijo y debidamente documentado recorrido, el autor mostró como en nuestro país se construyó en verdadero enclave legal por medio del cual los intereses de los acreedores prevalecen sobre el orden jurídico nacional. Olmos Gaona lo llama el “sistema deuda”; es decir, un mecanismo singular a través del que se pagan viejas deudas tomando nuevas, sumando cada vez más intereses y asumiendo nuevas imposiciones que, en definitiva, no son más que reaseguros para garantizar el repago de las obligaciones.

Alejandro Olmos Gaona
Alejandro Olmos Gaona

De manera muy clara el libro muestra los vínculos estructurales que marcan una continuidad entre la deuda que tomó la dictadura militar a partir de 1976 y el ahora presente. Esa continuidad está marcada por un andamiaje legal que suministra una legalidad aparente en base a la que, por ejemplo, se contrataron consultoras privadas para que le expliquen al estado cuánto dinero debía, se toleró que bancos extranjeros confeccionaran planes financieros del estado, se bloquearon investigaciones administrativas o se escogió contratar abogados cuya lealtad para con los intereses nacionales fue, como mínimo, dudosa.

Se trata de un libro bien escrito, mejor documentado y seductor para el ciudadano interesado por los asuntos comunes; sobre todo, porque muestra que la deuda no es solamente una cuestión económica, sino que es, por sobre todas, las cosas una cuestión política que subyuga la chance del desarrollo autónomo y, en consecuencia, de construir una sociedad inclusiva y más próspera. En tanto cuestión política, entonces, debería ser reapropiada por la sociedad y sometida a una profunda interpelación pública para superar el mito de Sísifo. Creo que ese es el sentido más profundo del texto que, si estoy en lo cierto, logró su objetivo.

*Fiscal Federal. Abogado (UBA) y Licenciado en Ciencia Política (UBA). Investigó el pago de sobornos en el Senado de la Nación, el megacanje de la deuda externa, la Masacre de Once, los Panamá Papers y la tragedia de Time Warp, entre otros casos.

Fuente: www.ambito.com