En medio de la tormenta, removieron a la cúpula policial local

Publicada en Publicada en locales, noticia destacada 1, noticias importantes

13, Febrero 2019

SEGURIDAD

En medio de la tormenta, removieron a la cúpula policial local

Un comienzo de año de violencia y muertes sin frenos, la detención del ex jefe de la Unidad de Investigaciones y el desconcierto de quienes debían tomar las decisiones. Una mezcla que aceleró la combustión que se llevó puesta la jefatura departamental.

Por Gabriel Marclé

En la mañana de hoy terminaron de despejarse todas las dudas y especulaciones respecto a la situación de los jefes en la Unidad Departamental Río Cuarto. Si bien desde la detención del ex jefe de Investigaciones, Gustavo Oyarzabal, los vientos de cambio comenzaban a soplar más fuerte, fue durante este miércoles que se hizo efectiva la asunción de la nueva jefatura departamental.

Bien temprano, Juan Carlos Massei -Ministro de Gobierno de la Provincia- anunció los nombres. Se trata del Crio. My. Walter Huerta, quien reemplazó al comisario mayor Pedro Díaz. A este se sumará el comisario mayor Insp. Hernán Etcheverry, quien será jefe segundo tras haberse encargado de la jefatura de sección n°1, hermano del ex jefe policial y actual intendente de Alejandro, Aldo Etcheverry.

Massei expresó en el programa radial “Así Son las Cosas” emitido en FM Gospel que la decisión fue tomada a partir de la “culminación de un ciclo”, agravada por las cifras de homicidios a comienzos de 2018 y situaciones que vinculan la violencia con las drogas. Sin embargo, parecería que la situación de Oyarzabal aceleró el proceso de combustión.

“Es un dolor muy fuerte tener policías con alguna implicación pero es una tarea que se debe hacer. Lo importante es que esto salga a la luz y se pueda dilucidar. Cuando hay algún ladrón disfrazado de policía, hay que sacarlo a patadas. No se puede por una persona así manchar a toda una institución”, había manifestado Massei en la entrevista radial citada. Horas más tarde, la nueva cúpula policial tomaba juramento en la sede de la Departamental Río Cuarto.

“Nuestro objetivo es depurar las fuerzas”

Ese fue el término utilizado por el subjefe de la Policía de Córdoba, Crio. Gral. Gustavo Folli Pedetta, presente en la asunción del flamante jefe y consultado sobre el tema Oyarzabal. Una vez más, el subjefe negó que los cambios tengan que ver con esa situación.

“Oyarzabal fue pasado a retiro, hubo una reconsideración solicitada por él pero esto fue desestimado. Si hubiéramos tenido información sobre acciones ilegales de su parte, actuábamos nosotros”, aseguró Folli Pedetta, quien agregó que el pase a retiro ordenado -previa a que Oyarzabal fuese detenido- fue realizado a partir de una “necesidad de cambios dentro de la fuerza”.

El vínculo entre el detenido jefe de investigaciones y el narcotráfico es el eje desconocido por la pública pero resaltado por la justicia. En ese sentido es que el subjefe de la Policía de Córdoba habló de “depuración”, marcando cuál es la intención de las fuerzas de seguridad. “Aquel que no esté alineado con los parámetros de trabajo que tenemos, serán entregados directamente a la justicia. Pondremos a disponibilidad a todos aquellos que utilicen el uniforme para mancharlo”, indicó.

Ola de violencia y el “bravo” Huerta

Pero entre sus dichos pudo extraerse la conclusión de que las 7 muertes en menos de 40 días fueron determinantes, manifestando que esta decisión “responde a los sucesivos hechos que han ocurrido” y que se buscará “darle una nueva impronta e imagen a la fuerza policial”. A partir de esto, queda claro que el rol del ahora ex jefe Pedro Díaz en torno a la cuestión de la violencia no fue visto con los mejores ojos y por eso pensaron en alguien como Huerta, un jefe al que sus subordinados definen como “bravo” en carácter y con fuerte entrega al oficio. Sus días de jefe en seccionales lo tuvieron cubriendo el puesto en Gral. Deheza, Gral. Cabrera y últimamente en Alcira Gigena.

En sus primeras declaraciones a la prensa, Huerta expresó que su objetivo será el de “recuperar la proximidad y confianza con el vecino”, además de anunciar junto al subjefe provincial que en los próximos días se producirá la llegada de nuevos efectivos a la ciudad. “Soy un comisario de pueblo, de contacto con la gente, atendiendo todos y cada uno de los reclamos que sean necesarios. Contamos con todos los recursos como para afrontar esta situación”, sostuvo el flamante N°1 de la Policía en el departamento Río Cuarto.