Estado tercerizado

Publicada en Publicada en editorial, locales, noticia del dia

23 Septiembre, 2018

EDITORIAL

Estado tercerizado

Una encuesta revela que más del 60 por ciento de los riocuartenses cuestionan por deficiente y caro el servicio de recolección de residuos de COTRECO. No obstante, el funcionario a cargo de Servicios Públicos de la Municipalidad,  asegura que la recolección de residuos urbanos ha mejorado. Así parece entenderlo también  el Tribunal de Cuentas Municipal, que aprobó sin el voto de la oposición un ajuste del canon mensual a COTRECO por 2, 4 millones de pesos. Ahora se llevará 33, 4 millones por mes. Además, la Municipalidad aprobó un pago retroactivo a la empresa para los meses de abril, mayo, junio y julio que totaliza 9.619.058 pesos.

Pese a los esfuerzos publicitarios de la empresa, y a la declamada bonanza discursiva de su perfomance ensayada desde el Departamento Ejecutivo Municipal, la Compañía de Tratamientos Ecológicos (COTRECO) sigue sentada en el banquillo de los acusados por lo deficitario y caro del servicio que presta.

Narrar la historia del desembarco de COTRECO en la ciudad puede llevar varios capítulos de una novela negra donde la falta de transparencia, las intrigas y el tráfico de influencias sobresalen en su trama. El anterior gobierno municipal del radical Juan Jure, actualmente integrante del Directorio del Banco Hipotecario en representación de Cambiemos, terminó estatizando la empresa GAMSUR que había creado su antecesor justicialista, Alberto Cantero. Como consecuencia de tamaña decisión se licuaron los pasivos de los empresarios privados que participaban en la gestión de GAMSUR, algunos de los cuales merecieron reproches en la Justicia.

Como siempre, el Estado Bobo se terminó haciendo cargo de las deudas de los patrones privados que operaban en esa empresa. La cuestión no quedó ahí. Jure traspasó -sin llamado a licitación y de manera unilateral- la operatoria de GAMSUR a COTRECO. También en este caso hubo denuncia judicial por la irregularidad manifiesta de la maniobra que, rápidamente, y tal como suele hacer  la Justicia en estos parajes, fue desestimada y convenientemente archivada.

El escándalo que rodea a COTRECO desde que llegó a estas playas, motivó que el actual Intendente Justicialista, Juan Manuel Llamosas, declarara durante su campaña electoral que, si llegaba a ser electo para ocupar el Sillón de Mójica, “conmigo COTRECO no sigue”. A esas palabras se las llevó el viento, y en nombre de los sagrados intereses de Estado -y de los particulares interesados-, la empresa regenteada por Horacio Busso, primo del Ministro de Agricultura y Ganadería de la provincia, Sergio Busso, sigue prestando el mal servicio que los riocuartenses conocen de memoria. A tal punto, que figura como la preocupación principal que los embarga en estos tiempos de crisis. Por encima de la inseguridad y del desastroso estado de las calles.

El Estado Municipal pergeñado por las administraciones radicales y mantenidas por este Gobierno del PJ está tercerizado. AUTOTROL  tiene a su cargo el alumbrado público y la semaforización, tareas que merecen las diarias quejas de los vecinos por lo deficiente de su cometido -basta escuchar los mensajes que dejan los televidentes en los noticieros de los canales locales-, mientras que para el esquema de Higiene Urbana, aunque se licitaron por separado, la recolección y disposición final, COTRECO fue la única que se presentó en noviembre de 2017 a la licitación pública.

Que la cuenten como quieran: Lo cierto es que Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), tareas básicas que debe prestar un Municipio, están en manos de empresas privadas. Esa es la pura verdad.