La Educación Sexual Integral es un Derecho

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, derecho a la comunicación, noticia del dia, noticia principal, noticias importantes, opinion

15 Noviembre, 2018

Apuntes para el debate, formación docente

 La Educación Sexual Integral es un Derecho

Por Néstor Formía

Intento abordar en ésta nota el tema Educación Sexual Integral que en el presente tiene un muy caliente debate, para ello cito a  la Dra. Graciela Morgade que es Doctora en Educación (Facultad de Filosofía y Letras – UBA), Máster en Ciencias Sociales y Educación  (FLACSO-Argentina) y Licenciada en Ciencias de la Educación (Facultad de Filosofía y Letras – UBA).

Profesora de posgrado en temas de Investigación Educativa (Maestría en Pedagogías Críticas y Problemáticas Socioeducativas- FFyL-UBA y Maestría en Docencia Universitaria – UBA) y de temas de género, educación y sexualidades con especial énfasis en la formación de profesores/as (Diplomado Virtual “Educación y Género”. Universidad de Antioquia, Colombia y Seminario Educación y Género. Maestría Virtual en Género y Políticas Públicas – PRIGEPP- FLACSO)

Investigadora y especialista en Educación Sexual,  con enfoque de Género y Derechos Humanos, actualmente es Decana  de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

La Profesora Graciela Morgade analiza la educación con perspectiva de género en las carreras docentes y expresa: “Casi un millón de docentes en Argentina no tuvieron en su formación cuestiones de género y sexualidades, de modo que el proyecto de incorporar en la práctica cotidiana la perspectiva de género y derechos humanos, transversalizarlo en todas las áreas, hacerlo parte de la vida escolar, las interacciones y expectativas, implica muchos años.

La Ley de Educación Sexual Integral (ESI) lleva doce años promulgada. Si bien se trata de una norma completa, inclusiva y con grandes avances en materia de género y diversidad, ha sido aplicada en forma despareja. Cada vez más docentes, periodistas, profesionales y académicas/os se posicionan en su defensa pero como toda letra que disputa sentido, también está expuesta a un permanente cambio y evolución.

Cuando se inició el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo parecía haber un acuerdo unánime acerca de la importancia de brindar mejor educación sexual en las escuelas. Pero ya entonces alertábamos que muchos (no todos) de quienes se oponían a la legalización del aborto antes se habían opuesto sistemáticamente al tratamiento y aprobación de otras leyes que otorgaron derechos. O a campañas que promueven el uso del preservativo o de otros métodos anticonceptivos. Y que es en ese marco que se dificulta el acceso a la ESI en muchas escuelas del país”.

Que se enseña en cada nivel?

Nivel Inicial

  • Las partes externa del cuerpo humano.
  • El vocabulario correcto para nombrar los órganos genitales.
  • Los procesos de gestación y nacimiento.
  • La disposición de recibir y dar cariño.
  • La confianza, la libertad y la seguridad para expresar ideas, opiniones y pedir ayuda.
  • La adquisición de pautas de cuidado y autoprotección.
  • Igualdad de oportunidades para niñas y niños en juegos.
  • El Concepto de intimidad y cuidado de la intimidad propia y de los otros/as.
  • Decir no frente a interacciones inadecuadas con otras personas adultas.
  • No Guardar secretos que los hacen sentir incómodos, mal o confundidos.

Nivel Primario

  • El Cuerpo humano como totalidad con necesidad de afecto, cuidado y valoración.
  • Los procesos de crecimiento, desarrollo y maduración.
  • Los cambios que se ven y se sienten en la pubertad.
  • La igualdad para varones y mujeres en juegos y en actividades motrices e intelectuales.
  • Las configuraciones familiares en distintas épocas y culturas.
  • El análisis de los distintos estereotipos de corporales de belleza.
  • La superación de los prejuicios y las actitudes discriminatorias.
  • El Embarazo: aspectos biológicos, sociales, afectivos, y psicológicos.
  • El derecho a la intimidad y el respeto a la intimidad de los otros y otras.
  • La vulneración de derechos: el abuso sexual, la violencia de género, y la trata de personas.

Nivel Secundario 

  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Derechos vulnerados: acoso, abuso, y violencia sexual, maltrato, explotación sexual y trata de personas.
  • Métodos anticonceptivos y de regulación de la fecundidad.
  • Primera relación sexual, el decir no frente a la presión de los pares y de los medios.
  • Construcción social e histórica del ideal de belleza corporal.
  • Desarrollo e la capacidad para tomar decisiones y fortalecer la autoestima.

Análisis de que nos pasa a nosotros los docentes con La ESI

Estoy convencido que la letra de ley choca contra la realidad,  acá vemos una ley que,  en realidad nos interpela. Los docentes coinciden en general que la variedad de la aplicación se relaciona con lo que esta norma genera en cada docente o director/a. Lo que pone en juego con la ESI es, también, la manera en que fuimos educadas/os y la forma en que nos construimos y percibimos como sujetos con cuerpo e interacción social. Cuando se empieza a trabajar es posible que surjan distintos temores generalmente basados en creencias, estereotipos, tabúes  y prejuicios que fuimos incorporando cuestiones de la experiencia adquiridas a lo largo de nuestras vidas, nuestra cultura está llena de mitos vinculados al sexo, creencias que pueden parecer inocentes incluso inofensivas pero suelen encerrar prejuicios y tabúes, estas creencias, casi siempre son frutos de la falta de información y pueden producir consecuencias no deseadas, que fueron formateando nuestras representaciones sociales. Tenemos entonces una legislación nacional que ampara a docentes e instituciones para desarrollarla con libertad o, al menos, con un respaldo legal bajo el brazo, sin embargo, su implementación hace que las y los docentes reclamen también capacitaciones e instancias de intercambio como “armar redes” y “compartir recursos” de manera de descontuirnos y volver a empezar en el tema.

Los docentes debemos saber que los chicos pueden pensar diferente a sus padres y tienen derecho a buscar sus propios argumentos, porque los adultos no son el dueño de la verdad.

Los hijos no son una extensión de los cuerpos de sus padres, son seres humanos que pronto tendrán autonomía en sus acciones y necesitan desarrollar sus propios puntos de vista sobre lo que pasa en este mundo.

Además hay temas que los padres desconocen, sus realidades los exceden; porque vienen de otro tiempo y en muchas cosas se quedaron  atrás.

Ellos tienen todo el derecho de ser distintos a sus padres, necesitan a los docentes, a los referentes de cada comunidad, a los que piensan distinto, a los medios de comunicación y al Estado. Los padres deben confiar  en el colegio que eligieron para ellos y en los docentes y directivos que lo componen.

Por más empeño que  pongamos, la relación “padre-hijo adolescente” está teñida de subjetividades propias del vínculo, que hacen que, a veces, sea difícil hablar sobre la sexualidad, porque este mundo tecnológico, enredado y virtual, muchas veces los atropella, los llena de información confusa y falsa, cercándolos en algoritmos que les recortan la capacidad de entendimiento de las diferencias.

Por más vigilancia digital que instrumentemos, la adolescencia desarrolla mecanismos de defensa, zonas de opacidad totalmente normales y necesarias.

Por más que en casa charlemos, discutamos y pongamos los temas sobre la mesa, hay un ámbito de la intimidad de los adolescentes  que desconocemos y que ellos vivirán a su manera como puedan y sientan, y se prefiere que cuenten con la información adecuada para tomar decisiones.

A  pesar del exceso de información al que tienen acceso, las estadísticas que miden las enfermedades de transmisión sexual crecen mes a mes.

Tengamos presente que el embarazo adolescente es una realidad y afecta a niñas y a niños cambiando sus vidas para siempre.

La Ley de Educación Sexual Integral sirve para ayudarlos a reconocer situaciones de abuso o violencias de todo tipo; para que aprendan a denunciar situaciones propias y de sus pares, también para que aprendan a construir parejas democráticas y vínculos sanos.

Los adolescentes pueden equivocarse, como tantas veces nos hemos equivocado los mayores, pues los errores dañan su salud y su futuro, porque no queremos que juzguen ni que sean juzgados por sus elecciones.

Si el resultado final es un joven autónomo, informado, con independencia de criterio y argumentos propios, podremos decir que la educación en este sentido ha cumplido con unos de sus objetivos importantes.

Sí, la primera reacción es decir: falta capacitación docente, que se escucha frecuentemente, creo que faltan políticas públicas efectivas en el tema. Espacios de capacitación hay pero muchas veces falta el interés de los docentes en tomar algo que se presenta como novedoso, por las propias resistencias personales, subjetivas, generacionales. No creo que sea el principal obstáculo para la implementación de la ESI. Pero sí los docentes en general tenemos que hacer un ejercicio más constante de revisión de nuestras prácticas para ver cómo incorporamos los contenidos de la ESI o para ver cómo mejoramos los propios contenidos de nuestras planificaciones y programas y poder trabajarlos transversalmente.

Otra de las dificultades para la implementación de la ESI tiene que ver con la organización institucional de cada escuela. En muchas escuelas con las que trabajamos y otras que sabemos por consultas a colegas,  hay muchos docentes capacitados, formados, con ganas pero que terminan en propuestas aisladas, talleres no sistemáticos, lo que paso por ejemplo en nuestras escuelas,  los docentes de los Cenmas,  en La Modalidad de Jóvenes y Adultos en 12 años que está promulgada la ley solo tuvimos una jornada de 3 horas reloj de capacitación en lo colectivo nada más y esto no puede ser. Entonces ahí me parece importante hacer una propuesta, que consiste en que  La Provincia de Córdoba a través del Ministerio de Educación y Las Universidades pongan en juego estrategias y tomen como prioritario la capacitación de docentes y padres, porque es muy  indispensable, con el agregado de los directivos y de la conducción de la escuela para pensar institucionalmente la ESI y que no quede pegado a las voluntades de docentes que nos formamos ni a merced de los padres, Porque La Educación Sexual Integral es un Derecho para nuestros pibes, y si es un derecho está  la necesidad de implementarla.