La experiencia de FM Libre: Radio cooperativa en mano de sus trabajadorxs

Publicada en Publicada en derecho a la comunicación, locales, noticia del dia, noticia destacada 2

10, Junio 2019

LOCALES

DERECHO A LA COMUNICACIÓN

TRABAJO AUTOGESTIONADO

La experiencia de FM Libre: Radio cooperativa en mano de sus trabajadorxs

Rubén Darío Ramón nos abre las puertas de la FM Libre para conocer la experiencia cooperativa de esta radio que hoy tiene como dueños, a sus trabajadores. Damos una gira sobre cómo fue el camino transitado en estos años de periodismo cooperativo, de trabajo autogestionado, de trabajadores sin patrón.

Por Julia Giuliani y Daniel Ramonell

La FM Libre tiene ya algunos años, más precisamente salió al aire en septiembre de 1992. Hace ya nueve años esta radio que está ubicada en el 105.5 del dial funciona como cooperativa y fue vanguardia cuando comenzó a implementar, por ejemplo, la Red Regional de Radios, que permite la integración cultural y comunicacional de los pueblos del sur cordobés.

En una charla amena, Rubén Darío Ramón, uno de los integrantes de la FM Libre nos introduce en el porqué eligió al periodismo como profesión:  “Antes los roles estaban bien marcados, el periodista hacía su tarea, el operador la de él….la tecnología y los avances y también la precarización fueron llevando a  un mix donde o te adaptás o sos anacrónico”.

Rubén Darío siempre ha sido reconocido por ser un periodista deportivo. Él remarca que “la cooperativa modificó eso porque yo en 2010, era sólo periodista deportivo. Venía a la radio y hacía mi columna de deporte, pero tuve que comenzar a ser operador y realizar un montón de cosas más que antes no hacía. Ha cambiado todo porque lo que supone la ahora multitarea que debemos cumplir es que el recorrido es muy largo, por lo menos para los de mi generación, ahora los jóvenes ya vienen con esa multiplicidad de tareas incorporadas”.

Introducirse al mundo del periodismo no fue la primera opción para el trabajador de prensa oriundo de Sampacho: “Siempre me gustó el deporte, de pibe jugué al básquet, fútbol, voley en el colegio, al tenis, siempre tuve a partir de ahí como un objetivo que me hizo ver que me gustaba pero no fue sencilla la elección. Pensaba en inscribirme en alguna carrera de Ingeniería en la Universidad Nacional de Río Cuarto pero me anoté en Educación Física y en Ciencias de la Comunicación y adapté la carrera a mi objetivo, mis trabajos eran referidos al deporte y a lo que a mí me gustaba”, expresó Ramón.

Periodismo cooperativo

“Si hay algo que nos define es el nombre de la radio. Esto es FM Libre, los que salimos al aire tenemos la absoluta posibilidad de decir y hacer según nuestro leal saber y entender. No estamos condicionados, no estuvimos condicionados aunque debo reconocer que en más de una oportunidad se nos han acercado cuando gestionábamos el tema de la licencia, nos ofrecían las bondades de estar más cerca de un lado que del otro. Somos un medio de comunicación, los colores políticos cambian y nosotros tenemos que hacer nuestro camino y eso implica hacer un periodismo que pueda mostrar todas las campanas”, reflexiona Rubén Darío con respecto al desarrollo diario de la radio.

La FM Libre tiene su tarea periodística más fuerte por la mañana, y tiene total libertad de tocar todos los temas al igual que los programas independientes que hay en la emisora.  Un primero de junio de 2010 la FM Libre cumplió diez años como cooperativa.

“Nosotros tomamos la decisión de que cuando de disuelve el medio y hay que acordar una tarea, quienes no acordamos una salida económica optamos por este camino que terminó siendo una cooperativa de trabajo para continuar nosotros, los ex empleados siendo titulares de la radio. Ese fue el punto de partida, inmediatamente nos agrupamos porque teníamos claro que no había otra posibilidad, no eramos empresarios, no podíamos ser SRL ni sociedad anónima. Eramos laburantes con fecha de vencimiento, se nos acababa el laburo y queríamos continuar. Nos arremangamos nos quedamos con la emisora y arrancamos de cero, sin deudas también y en siete u ocho meses logramos la matrícula como cooperativa”, señala Rubén Darío.

Repensando hoy la tarea periodística, el avance tecnológico ha significado un gran avance, saber usar las redes y sus bondades es esencial. “El impacto que puede generar una noticia a través de las redes como por ejemplo el reciente caso de Paloma, permite que la gente pueda involucrarse, además creo que hay muy buenos periodistas en la ciudad que hacen notas e informes interesantes. Hoy hay una multiplicidad de medios y programas para elegir a la hora de informarse con el periodismo local”, señala Rubén.

En una reflexión final Rubén Darío Ramón alienta e incentiva a quienes comienzan a dar sus primeros pasos por este camino del periodismo. “Hay batallas que se van a perder y no hay que apurarse en el andar porque es una carrera sacrificada. Se es partícipe de emociones muy lindas peor también somos testigos de las peores miserias y tragedias”.