La “Red de espionaje” que circunda la estrecha relación entre el poder y la Justicia

Publicada en Publicada en nacionales, noticia destacada 2

14, marzo 2019

EXTORSIONES

La “Red de espionaje” que circunda la estrecha relación entre el poder y la Justicia

Las revelaciones del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, con pruebas que complican al acusado de extorsión, el fiscal Stornelli, y su intrincado vínculo con el ahora “abogado trucho” Marcelo D’alessio. Una realidad que está ahí, pero que no muchos quieren que veas

Por Gabriel Marclé

Un suceso de trascendencia para el rumbo de la justicia que tenemos ocurrió ayer en el Congreso, cuando el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, expuso detalladamente las razones por las cuales imputó al fiscal Carlos Stornelli en su vínculo con el antes consultado y ahora desconocido, Marcelo D’Alessio. Ramos Padilla puso las cartas sobre la mesa, revelando sólo una parte de las pruebas que vinculan a los mencionados, en una causa que viró de “extorsión” a “red de espionaje judicial”. Todo esto arrancó con “la causa de los cuadernos”, los empresarios que hacían negocios sucios con el kirchnerismo, por la cual se encuentra procesada -y con pedido de prisión preventiva- la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, acusada de ser la jefa de la asociación ilícita.

La exposición de Ramos Padilla habla a las claras de una inusitada connivencia entre actores judiciales y personajes externos, con el fin de conseguir objetivos que -de acuerdo a lo manifestado en la causa- llevaban como eje principal la búsqueda de sobornos por medio de aprietes -a los empresarios se les solicitaba sumas de dinero para no ser investigados- y la necesidad de generar pruebas que ratifiquen la búsqueda final: que la ex presidenta quede presa. Todo esto fue confirmado ayer por el juez de Dolores, quien por medio de fotos, videos y audios, ató los cabos que vinculan al fiscal federal Stornelli con el aprendíz de monje negro, Marcelo D’Alessio. Pero no frenó allí, ya que se atrevió a soslayar que “varios fiscales” participan de esa red de espías que utilizan la información de acuerdo a los intereses de algunos, por ejemplo, del mismo presidente Mauricio Macri, quien fue nombrado tras la lectura taquigráfica del material registrado como prueba.

“Lo atacan a Stornelli porque no le pudieron meter un tiro, como se lo metieron a Nisman que los denunció por hacer un acuerdo espurio con Irán y Venezuela”, vociferó la jefa de la Oficina Nacional Anti Corrupción, la ex periodista Laura Alonso, en diálogo con otro ex, Luis Majul. En esa frase se resume el nivel de confusión al que buscan hacer ingresar a una población que comienza a ver las señales un poco más claras. Claro que se hace difícil, cuando el bombardero mediático del grupo Clarín y Asociados, elige ponderar o hacer la vista gorda según su conveniencia. Aquí podemos ver qué hacia Tn mientras Ramos Padilla exponía en el Congreso. La respuesta (no) los sorprenderá.

 

Laura Alonso y su esfuerzo por la “independencia de poderes”

 

Mientras el juez “tiraba la posta” sobre Stornelli, los diputados de Cambiemos se retiraron del recinto, entendiendo que se trataba de “una puesta en escena” y una “maniobra de un juez kirchnerista”. No hay peor ciego que el que no quiere ver, o quizá, no hay peor complicado que el que no quiere que veas.

A pesar de las supuestas puestas en escena, desde el Pro y Cambiemos piden “real justicia” y “que caiga quien caiga”. Fue el concejal de Cambiemos en Río Cuarto -y referente del Pro- Manuel Betorz, quien dijo que “mejorar la calidad institucional implica la división de poderes”, aunque demostró su coincidencia con la funcionaria Alonso “por los lamentables antecedentes que tenemos con los fiscales de la Argentina”. ¿Estamos en el proceso de creación de un nuevo Nisman? ¿Como esa figura radiante, llena de luz y verdad, que llegan para combatir la oscuridad y perecen ante las presiones mafiosas que ponen en riesgo su vida?

¿Por qué tanto esfuerzo del oficialismo nacional por ponerse del lado de una justicia que está representada por gente como Bonadio y Stornelli? Parece al menos incomoda la posición, más aún cuando se presentan tantas fuentes y elementos de prueba que confirman situaciones ilegales, y que dejan en jaque la credibilidad de nuestra justicia.

Quizá debamos prestar más atención, y pensar en el paquete que nos quieren encajar. “La connivencia que ha habido desde casi siempre entre el poder ejecutivo y el poder judicial. Así como en 2001 se cuestiono a la clase política, ahora se cuestiona más a la casta judicial que a lo mejor en otros tiempos se creían intocables”, expresó Carlos González, letrado integrante de la agrupación de Abogados Justicialistas. Interesante reflexión, una que no trata a la población de “estupida”, sino que considera la “revelación” ante la que puedan estar frente a frente.