Las maestras del Jardín Maternal de la UNRC quieren votar y ser elegidas como autoridades

Publicada en Publicada en locales, noticia del dia, noticia destacada 2

14, Marzo 2019

LOCALES

Las maestras del Jardín Maternal de la UNRC quieren votar y ser elegidas como autoridades

Presentaron un proyecto para que los directivos del Jardín Maternal sean electos mediante el voto. También, pidieron poder participar de los procesos electorales generales de la Universidad. La primera propuesta será analizada en la Comisión de Interpretación y Reglamento. La segunda quedará a la espera de una próxima asamblea universitaria que disponga una modificación del Estatuto, necesaria para que su anhelo se haga realidad

Docentes del Jardín Maternal “Rayito de Sol” presentaron en el Consejo Superior un proyecto para poder elegir democráticamente las autoridades de esta dependencia preuniversitaria después que se jubilen sus actuales directivos.

Proponen un mandato de cuatro años para los cargos de director y vice, reelegibles solo por otro periodo de tiempo similar, siempre a partir de la presentación de listas de candidatos. Hasta ahora, la normativa prevé su designación por vía del concurso.

También promueven la conformación de un Consejo Asesor, integrado por autoridades de la Secretaría de Bienestar, de la que depende administrativamente el Jardín Maternal, directivos, docentes, nodocentes, graduados y padres.

Las docentes Silvia Alesci, Ivana Mattea y Claudia Cardarelli expusieron el proyecto en el Consejo Superior, tras lo cual el cuerpo colegiado decidió girarlo a la Comisión de Interpretación Reglamento, donde será analizado en detalle.

Por otra parte, a través de la firma de un documento, una veintena de docentes del Jardín Maternal de la Universidad reclamaron los derechos políticos de votar y ser votados, que actualmente no les otorga el Estatuto vigente de esta casa de estudios.

Ya lo habían hecho en la última asamblea universitaria, a través del Consejo Social. El tema no fue abordado ya que no estaba en discusión la modificación del Estatuto de la UNRC, lo que sería una condición necesaria para responder a las demandas de las maestras preuniversitarias.

La asamblea había decidido concederle participación a las organizaciones sociales mediante la presentación de documentos que deberían canalizarse a través del Consejo Social de la Universidad. En ese ámbito, las docentes del Jardín Maternal hicieron oír su reclamo de ciudadanía a través de ese escrito.

Sin embargo, la asamblea no lo consideró al documento y ahora recayó en el Consejo Superior para que éste lo tenga en cuenta para incluirlo como tema ante la eventualidad de que se convoque en el futuro a una nueva asamblea universitaria a los fines de cambiar el Estatuto.

En el documento, además del voto, las docentes reclaman “acceso al Consejo Superior” mediante representantes directos y tener representación en la Asamblea Universitaria.

Sostuvieron: “El ser ciudadano de un territorio implica tener desarrollado el sentimiento de pertenencia y de identidad con ese lugar en el cual se interactúa disponiendo de derechos y obligaciones pertinentes. Las y los trabajadores docentes del Jardín Maternal Rayito de Sol (…) resolvieron demandar el derecho a ser ciudadanos de nuestra Universidad”.

A través del escrito, las maestras “exigen” constituirse como “integrantes de la Universidad Nacional de Río Cuarto como Escuelas Preuniversitarias debidamente incluidas en el Estatuto Universitario”, “como trabajadores preuniversitarios respetando el Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes universitarios”, “como sujetos plenos de derechos garantizando la democratización del sistema de cogobierno poniendo por delante el interés y el bien en común de la Universidad toda”, “elegir y ser elegidos/as como autoridades de nuestras propias instituciones educativas preuniversitarias y de esta casa de estudios en general”, “tener acceso al Consejo Superior mediante consejeros que nos representen directamente”, “obtener representación directa en la Asamblea Universitaria” y “crear un Consejo Asesor integrado por la comunidad educativa del establecimiento preuniversitario, eligiendo a sus consejeros democráticamente”.

“Esta construcción de la ciudadanía fue puesta en marcha durante el año 1990 al realizar todo el personal del área un proyecto de reestructuración del Jardín Maternal, mediante el cual el 27 de diciembre de ese mismo año se manifestó en favor del cambio eligiendo a su equipo directivo. Así, lo consideró, por entonces, las Disposiciones de la Secretaría de Bienestar no 31/90, 1/91 y 4/91 y las Resoluciones Rectorales número 072/91 y 068/91. Hoy sentimos la necesidad de este derecho fundamental”, señalaron las docentes.

Agregaron: “En nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, homologado por el Consejo Superior de esta Universidad en diciembre de 2016, se encuentra plasmado la eliminación de toda forma de discriminación y el reconocimiento de derechos políticos para todos los docentes universitarios (Art. 18 y 23 del CCT. Dec. 1246/15) y ‘la participación política de los docentes preuniversitarios’ (CCT, cap.IV respecto al art.18, p.91). Muchos establecimientos de pre- grado han comenzado este camino, como las universidades de: La Plata, San Luis, Mar del Plata, Córdoba, Quilmes, General Sarmiento y San Juan”.

“Consideramos que fortalecer esta ciudadanía universitaria implica el ejercicio pleno de los deberes y derechos de todos los integrantes de la misma, reconocidos en sus marcos institucionales y legales. Desde este paradigma, como profesionales activos, tomando como pilares fundamentales los derechos garantizados en nuestra Universidad y convencidos de la legitimidad de los nuestros como docentes preuniversitarios, solicitamos la ampliación de las posibilidades de un verdadero acceso a la participación política en un marco de igualdad y ejercicio de los valores democráticos”, reflejaron las maestras en el documento.

También sostuvieron: “Los directivos de una institución educativa deben pertenecer y trabajar en la misma para poder valorar aquel sentimiento prioritario de pertenencia e identidad que permita una construcción histórico-social de la ciudadanía añadiendo lo expresado claramente en el anexo del CCT: ‘No podrán ingresar a carrera docente los cargos de Director y Vicedirector o equivalentes…” (cap.III respecto al art. 13, p.90), es que pretendemos profundizar en los valores de la democracia con el derecho de construir la ciudadanía al interior de nuestra Institución con el voto directo de los miembros de esta Institución”.

“El aniversario de la Reforma Universitaria brinda la oportunidad histórica para reparar y corregir esta profunda desigualdad: reconocer como ciudadanos plenos de la UNRC a los trabajadores y trabajadoras de los Establecimientos Preuniversitarios, con la posibilidad de elegir y ser elegidos, tal como le cabe a toda institución que se precie de democrática.

Como dice el Manifiesto Liminar de la Reforma de 1918: «Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan”, concluye el escrito de las docentes del Jardín Maternal.

Fuente: www.unrc.edu.ar