León Gieco recibió el título de Doctor Honoris Causa en la UNRC

Publicada en Publicada en locales, noticia destacada 2

15 Marzo, 2019

LEÓN GIECO EN LA UNRC

León Gieco recibió el título de Doctor Honoris Causa en la UNRC

Este mediodía, el cantante León Gieco recibió el máximo reconocimiento que brinda la Universidad Nacional de Río Cuarto: el título Doctor Honoris Causa. En un acto colmado de música, emociones y ese aire revolucionario que caracteriza a León.

Pasadas las 11 de la mañana el Aula Mayor ya se encontraba latiendo al ritmo de un centenar de personas que, minutos más tarde, serían participes de un momento que quedará guardado en la memoria institucional, histórica y emocional de la UNRC y de quienes estaban allí: León Gieco iba a recibir el titulo Doctor Honoris Causa. Su espíritu de lucha, de revolución y su larga trayectoria musical lo ameritan.

La lluvia no fue un impedimento para que personas de todas las edades estuvieran presentes. En el ambiente se respiraba emoción, alegría, tensión y entusiasmo.  En pocos minutos iba a estar ahí León Gieco, ese ser revolucionario, que con su voz materializó y materializa la lucha social, el reclamo de justicia de miles de personas. Su voz es historia, es protesta, es esperanza, coherencia y militancia.

Pasadas las 11:20 de la mañana se abrió el telón y ahí estaba, entre autoridades, saludando al público presente. Estallaron los aplausos, las emociones, las lágrimas.

La propuesta de investidura de Honoris Causa a León Gieco, fue presentada por la Comisión de Derechos Humanos de la Federación Universitaria de Río Cuarto. El Consejo Superior de la Universidad aprobó esta distinción institucional por su comprometida trayectoria musical y profesional, que lo convirtió en un ícono de la música argentina.

Luego del Himno Nacional, el rector Roberto Rovere entregó a León Gieco el Título de Doctor Honoris Causa de la UNRC. Y el cantante posó durante varios minutos con el diploma en sus manos. También recibió un obsequio de parte de Clarisa Duarte, hija de José Alfredo Duarte desaparecido en la última Dictadura Militar, y una pintura de Jimena Mateo. Momento después, tomó el micrófono y dijo algunas palabras:

“Muy buenos días a todos y muchas gracias por estar aquí en esta entrega de una distinción supravaluada. Muchas gracias Roberto por tus palabras tan emotivas”, dijo el artista. Voy a tratar de ser duro, porque cuando nos emocionábamos en el escenario Mercedes Sosa nos decía ‘no vayas a llorar nene’ porque se produce algo que no te deja cantar. Si lloras no podés cantar. Yo por las dudas la traje acá a Mercedes (en la estampa de la remera que llevaba puesta). Y hoy para nosotros es un día muy triste, porque acaba de morir el hijo de Mercedes, además un gran amigo con quien llevábamos adelante la Fundación Mercedes Sosa. Así que a él también lo traemos hoy acá.

Quiero agradecerte Roberto Rovere a vos Jorge González, también a los decanos de las distintas facultades, a la comisión que trató este Honoris Causa, a los estudiantes, a los docentes, a los nodocentes y al público en general, quiero agradecerles mucho. Mi papá era un personaje muy querido en el pueblo. Un inventor de palabras, cantante. Era también alcohólico. Y me mandó a mí a continuar su carrera a Buenos Aires. Él se murió de alcoholismo, por supuesto. Pero, era todo un personaje y hablaba de una forma especial. Decía máximas… él mismo se decía ‘cuando más de tres te dicen que estás borracho, ándate a dormir’… Si yo aplicará acá esa máxima, en esta distinción -que no sé si merezco este premio y todos estos reconocimientos-, si más de tres me dicen que me lo tengo que llevar a mi casa, me lo voy a llevar. La otra persona con quien estuve relacionado durante mucho tiempo fue Leda Valladares. Estudie con ella, quien es una de las compiladoras más importantes que tuvimos en la Argentina. Hizo cosas con mucho sacrificio y encontró al final en el ámbito del rock un apoyo total. Terminó haciendo un disco con -Gustavo- Cerrati, Fabiana Cantilo y Gustavo Santaolalla. Cuando con Gustavo Santaolalla partimos para hacer De Ushuaia a la Quiaca ella -Leda Valladares- vino con nosotros y decía que no había culturas superiores… quién puede decir que una canción que vende más de 10 millones de placas es más importante que una baguala que se está cantando en el medio de la una montaña. No hay culturas superiores. Si vamos aplicar la idea acá también quizás esta distinción no sea más importante que la que me dio el intendente de Susques (Jujuy), escrita a mano, encuadrada; un papel que decía que mi visita era muy importante para ellos. También es tan importante el casco y la luz que me regalaron los mineros de Tres Puntas -Jujuy-, cuando a fui a cantar para ellos. Toqué con un tubo de oxígeno por la altura. Yo creo que -como decía Leda Valladares- no hay cultura superior. Esta distinción que me entregan hoy no es que sea superior a las otras, pero tiene un plus, porque viene de una casa de estudios y eso tiene mucho que ver con las canciones, porque tiene pasado, presente y futuro como las canciones.  Yo tuve la suerte de componer algunas canciones que también tienen pasado, presente y futuro. Por ejemplo: Hombres de Hierro, una canción que podríamos ponerla en un videoclip en relación con las últimas represiones que se produjeron en Buenos Aires. Muy violentas. Es una canción que tiene cincuenta años. O, por ejemplo, la canción María del Campo… tranquilamente la podríamos poner en un video de la manifestación enorme que hicieron las mujeres recientemente en todo el país, pero en especial en Capital Federal, porque tiene más gente. Otra canción A luz del día, refleja imágenes de la vida actual y también hace 50 años que la compuse. Por eso digo en esta definición que, como las canciones, esta casa de estudios tiene pasado, presente y va tener futuro”.

Esas fueron algunas de las palabras que expresó Leon. Cantó cuatro canciones que hicieron vibrar el corazón de todas las personas que estaban allí. Luego el rector, Roberto Rovere, pronunció unas palabras donde expresó: “El rock es música, pero también es fenómeno social; es ideología en un sentido amplio. Gieco, es uno de los artistas más representativos de este movimiento; cuando se piensa en un artista popular, se piensa en León Gieco”. León, no es solamente un artista que hace determinadas canciones, representa algo más porque simbólicamente es mucho más fuerte: es un símbolo de la cultura popular. Creó una estética musical que logró romper la frontera entre el rock, el folclore y el tango”, afirmo el rector.

Y como dijo mi compañero Nano Nusbaum: León es Gieco es revolución. Derechos Humanos. Memoria, verdad y justicia. Abuelas. Pañuelos blancos. Lucha social. Contra la represión. AntiImperialista. Pro-Aborto. Pañuelos Verdes. Mujeres empoderadas. Compromiso social. Solidaridad. Inclusión laboral. Diversidad. Rock-folclore como protesta y denuncia. Canciones con pasado, presente y futuro. Letras de los `90 que ilustran la realidad de hoy. ¡Qué abrazo al alma en tiempos donde la tristeza nos corre por la derecha.