Publican el libro Histojuegos que promueve la enseñanza de la histología mediante estrategias lúdicas

Publicada en Publicada en locales, noticia del dia, noticia destacada 2

11, Junio 2019

LOCALES

Publican el libro Histojuegos que promueve la enseñanza de la histología mediante estrategias lúdicas

La UniRío Editora de la Secretaría Académica de la Universidad publicó el libro “Histojuegos Aprender jugando”, el texto presenta una serie de juegos compilados por los docentes de la cátedra la histología de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UNRC Virginia Mac Loughlin, María Carolina Grosso y Emanuel Rossi. Los juegos fueron ideados por ayudantes alumnos de la cátedra que se forman en la Escuela de Ayudantes Alumnos de la Facultad.

Dicha escuela se fundó en 2009 a través de un Proyecto de Investigación e Innovación para el Mejoramiento de la Enseñanza de Grado (PIIMEG) convocatoria de la Secretaría Académica y la de Ciencia y Técnica de la UNRC.

Los juegos son crucigramas, laberintos, sopa de letras, un semáforo con tres niveles de preguntas donde cada acierto con luz verde vale un punto, con luz amarrilla vale 2 y con luz roja 3 puntos, diagramas e ilustraciones que se deben unir con flechas a un texto escrito e histograma.

Incluye un apartado denominado Histojuegos para recortar con un tatetí, rompecabezas, juegos integradores como el histodominó, un apartado llamado hablemos de histología y el juego integrador la carrera de la mente con 41 fichas y 10 comodines relativos a temas de histología que van ubicándose en un cartón, tipo tablero, con gráficos a medida que van siendo elegidas las fichas por los estudiantes.

El libro se terminó de imprimir en marzo de 2019 con una tirada de 300 ejemplares y cuenta con 92 páginas. Las ilustraciones estuvieron a cargo del estudiante de medicina veterinaria Agustín Zufiaurre y las fotografías son de María Eugenia Maine Sosa.

El grupo de ayudantes de segunda y de docentes que participó en el diseño de los juegos, además de los compiladores, se compone por Osvaldo Navarro, Ramiro Martínez, María Paula Van Deer Veen, María Sabrina Giménez, María Eugenia Maine Soria, Agustín Bernatene, Agustín Sosa, Agustín Rodríguez Vicentini, Agustina De Benedetti, Agustina Larriba, Aldana Hernández, Ayelén Echeverría, Carlos Fernández, Dalma Sosa, Eduardo Petersen Cruceño, Emanuel Rossi, Fernando Ponce, Franco Vivas, Gabriel Infante, Inti Encino, Joaquina Ashllian, Lucía Machuca, Luz Moretti, Marianela Fross, Martín García, Martina Islas, Sofía Concha, Vanesa Basso y Jésica Tula.

Carolina Grosso

La profesora Carolina Grosso explicó cómo surgió la idea de usar estrategias lúdicas durante las clases, dijo que “primero empezamos con Virginia Mac Loughlin, docente responsable de la asignatura, haciendo algunos juegos para los estudiantes y sobre algunos temas particulares. Luego comenzamos a darles de deber que presentaran algunos temas en forma de juego de tal manera que los estudiantes comenzaron a elaborar sus propias ideas. Lo hicimos antes del segundo parcial cuando los chicos ya están más afianzados en la asignatura”.

“Por otro lado en le cátedra funciona una escuela de ayudantes de segunda desde hace más de 10 años donde los estudiantes se van formando e incluso hay un aprendizaje colaborativo entre ellos como parte de dicha formación. Hay un grupo de ayudantes tutores que forman a los ayudantes nuevos con el monitoreo de los docentes”.

Detalló que “a los estudiantes de la escuela de ayudantes les sugerimos como actividad, previa división en grupos por temas de histología, que ellos armen juegos integradores referidos a las temáticas de cada trabajo practico. Fuimos haciendo pruebas pilotos en el aula y los resultados se las comunicábamos a los ayudantes, ellos se engancharon y es así que los distintos grupos fueron los autores de los juegos que aparecen en el libro”.

Dijo: “Tras una serie de correcciones y revisiones los juegos por parte de los docentes de la asignatura, se hizo un primer ensayo de lo que ahora es Histojuegos. Hicimos unas fotocopias en imprenta y se les entregó el año pasado a los estudiantes que estaban cursando la asignatura, el material se les dio antes del segundo parcial como material integrador. Y tuvimos muy buena respuesta de parte de los alumnos”.

“Los estudiantes nos respondieron una encuesta donde nos expresaron que la técnica les había gustado, que la habían utilizado mucho, expresaban que les había servido para integrar la asignatura y para rendir el examen parcial. Entonces nos nació la inquietud de dar un paso más para ver si los juegos se podían publicar en un libro”.

Agregó que con “esta idea en la mano fuimos los tres compiladores a UniRío donde nos asesoraron y ayudaron a organizar la idea porque, por ejemplo, los juegos que había sido utilizados en clases muchos tenían imágenes bajadas de Internet y en la editora nos dijeron que tenían ser inéditos”.

“Así empieza otra tarea que fue reeditar lo que habíamos hecho poniendo imágenes, fotos propias de histología, un estudiante que había sido alumno de la asignatura se puso a trabajar en las ilustraciones ya que cuando cursó la Histología quedamos encantados con sus dibujos. En nuestra materia los estudiantes tienen que dibujar lo que observan en el microscopio”-aclaró-.

Explicó que “lo convocamos para que nos haga él las ilustraciones que están en el libro. Después de este proceso donde hubo que rehacer todo cambiando imágenes, fotos, y otras cuestiones se inició el proceso de edición del libro”.

Expresó que se “hizo una labor integrada con la gente de la editorial, nos ayudaron mucho. Tuvimos que trabajar como te decía en el diseño de material inédito lo que nos llevó a sacar fotos en nuestros microscopios, buscar fotos nuevas y contar con las ilustraciones de Agustín Zufiaurre, que hizo los dibujos a mano, en color y en blanco y negro.

“Por los costos tuvimos que hacer el libro en blanco y negro, lo ideal hubiera sido una publicación con fotografías a color dado que en histología utilizamos tejidos coloreado, pero el costo se nos iba muy alto. Y como la intención es que todo los chicos tuvieran su libro buscamos bajar los costos para hacerlo más accesible. Quedaron las fotos color con la expectativa en un futuro ver la opción de darle formato digital”.

Sostuvo: “Queremos agradecer a la Facultad que nos prestó apoyo económico y contribuyó a que podamos hacer realidad este proyecto”.

Virginia Mac Loughlin

A su vez la profesora Virginia Mac Loughlin, docente desde hace 21 años de la cátedra de histología, dijo: “Empezamos con esto de manera informal y fuimos viendo que los estudiantes son muy creativos y que presentaban juegos, que si bien después muchos no aparecen en el libro, eran muy buenos. Los estudiantes son en realidad los creadores de los juegos que luego se fueron aplicando en trabajos prácticos específicos. Y después ideamos los juegos integradores que están en el libro al final y que terminan en un juego que se llama carrera de la mente con tarjetas con preguntas de histología, que les sirven al estudiante para repasar tanto para los parciales como para los exámenes finales”.

“El año pasado largamos la prueba piloto que fue un cuadernillo de donde sacamos fotocopias. Nos sorprendió la respuesta de los estudiantes ya que la gran mayoría opinó que el cuadernillo los había ayudado mucho a integrar los conocimientos, repasar y afirmar algunos conceptos, al tener crucigramas, sopa de letras y tener que unir con flechas hay conceptos que se van afirmando a medida que vas respondiendo”.

Señaló que “además hemos quedado sorprendidos porque alumnos de tercer y cuarto año de la carrera de veterinaria han venido a pedirnos los cuadernillos o a comprar el libro porque dicen que les llamó mucho la atención la estrategia y les interesaba trabajar las actividades de los histojuegos, es decir que el libro no solo sirve para segundo año sino que estudiantes de cursos superiores les ha interesado la estrategia”.

Continúo: “De todas maneras en estos días haremos la encuesta anónima de evaluación a los estudiantes y esperamos tener los resultados en julio seguramente y saber que piensan al respecto. Es muy importante porque esta es la camada de alumnos que van a tener el libro concretamente”.

“Nosotros tenemos trabajos prácticos, dos por semana en la carrera de veterinaria, y los teóricos los días viernes. En algunas clases hacemos una pequeña evaluación donde tiene que escribir la respuesta de tres preguntas y luego de ellos deben completar la guía. Generalmente esta guía lleva al estudiante a recorrer e identificar los diferentes tejidos y células que conforman el órgano que están viendo, en la misma se solicita que realicen dibujos de los tejidos/órganos que ven en el microscopio, con la idea de que tengan como una especie de atlas que además pueden usar al año siguiente en patología”.

Describió que “otras metodologías empleadas en clase consisten en que sean ellos los encargados de explicar a sus compañeros lo que verán al microscopio, valiéndose de dibujos y esquemas en el pizarrón, la idea es que cuando vayan al microscopio tengan en claro que deben buscar y ver. Cada estudiante tiene un seguimiento personalizado, con ficha o tarjeta donde se registra la asistencia y la evolución del rendimiento en los distintos trabajos prácticos y además la calificación de los parciales”.

Y manifestó que “este libro es un material complementario a los materiales de estudio de la cátedra, el libro es un recurso que les va a servir para repasar e integrar esos conocimientos”.

Dijo la profesora que “esta estrategia de histojuegos es innovadora y sino la única, una de las pocas en el país al menos en medicina veterinaria. Hemos enviado el libro de regalo a profesores de otras universidades y no dicen que ellos no trabajan de esta manera”.

“Nos sentimos muy contentas de haber hecho realidad este sueño que ha llevado mucho trabajo de los ayudantes alumnos que en realidad son los autores del libro”.

Comentó que “incluso algunos colegas de la Facultad se han interesado por el tema para utilizar estrategias similares en sus clases porque en realidad es una estrategia que favorece la participación del estudiante y los vez enganchados con los juegos, además los ayuda a favorecer el vínculo con sus compañeros porque se trabaja mucho en grupo, por ejemplo si tenés que armar un rompecabezas se dividen en grupo y compiten a ver quien logra armarlo primero y esto favorece la relación entre ellos, nos parece”.

“También estamos trabajando en otra prueba, ya hemos hecho una piloto, donde los ayudantes alumnos han hecho videos educativos sobre algunas temáticas en particular de la asignatura. Creamos un canal de Youtube para que también sirvan como material complementario. En este marco les hemos mandado el enlace del canal a profesores de La Pampa, de La Plata y de Casilda, con quienes tenemos un fuerte vínculo, para que ellos den sus comentarios”.

Fuente: www.unrc.edu.ar