Segundas oportunidades

Publicada en Publicada en locales, noticia del dia

06, Marzo de 2019

UNRC: PROGRAMA POTENCIAR LA GRADUACIÓN

Segundas oportunidades

Cientos de estudiantes que habían abandonado sus carreras universitarias vuelven a la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) para finalizar sus estudios. Desde el año 2016 que se puso en marcha el programa Potenciar la Graduación ya egresaron 157 estudiantes. La universidad pública, libre, gratuita, inclusiva y de calidad, también es generadora de segundas oportunidades.

Cada vez son más las personas que deciden volver a la universidad para finalizar sus estudios. Aquellos que abandonaron o rezagaron su carrera universitaria por alguna cuestión familiar, persona o laboral, ahora encontraron en el programa Potenciar la Graduación de la UNRC una segunda oportunidad para acceder al título universitario.

Según datos aportados por la Secretaría Académica de la UNRC, unas 310 personas se inscribieron en las últimas semanas para completar sus estudios en el marco de esta propuesta educativa. Desde su puesta en marcha a mediados de 2016, ya egresaron 157 estudiantes a través de este programa.

Potenciar la Graduación es una propuesta académica que tiene el objetivo de generar un contexto institucional, académico, técnico-administrativo y con condiciones adecuadas para potenciar y favorecer la finalización de las carreras de grado y la titulación de los estudiantes en la UNRC que por diversas razones han abandonado sus estudios universitarios en los últimos 10 años y les falta completar hasta el 30% de la carga horaria de su plan de estudio.

Muchas personas vuelven a la universidad porque vivían la falta del diploma como una deuda consigo mismos y con la sociedad, algunos para concluir una etapa, otros para cumplir con un objetivo personal, y muchos regresan porque entienden que con el diploma hay más chances de insertarse en el mercado laboral y ejercer la profesión elegida.

Papá con título en mano

Lucio Colodro tiene 37 años, es casado y papá de dos hijos; mediante el Programa Potenciar la Graduación obtuvo recientemente su título de ingeniero en Telecomunicaciones.

Eligió ingeniería porque desde chico siempre le atrajo la tecnología, armar y desarmar cosas, romper y arreglar y decía que de grande iba a ser ingeniero.

Recordó que en el año 2009 decidió ponerse a trabajar ya que estaba pasando por un periodo de estancamiento en la facultad del cual no podía salir. “El trabajo me ocupó más del tiempo que yo había previsto, y empecé a dejar de lado la carrera hasta que finalmente tomé la difícil determinación de abandonar”, contó.

Si bien fue difícil, quizás no lo fue tanto como abrir de nuevo esa puerta y reincorporarse para lograr el objetivo de ser ingeniero, esta vez mediante el Programa Potenciar la Graduación: “Desde el momento en que Ivana Cruz y toda la gente detrás del proyecto me incentivaron y me mostraron que era posible y que valía la pena, las duda se transformó en desafío, y el miedo en entusiasmo. También fue motivador ver a muchos compañeros que estaban en la misma situación y que estaban haciendo la misma apuesta”. También remarcó que fue fundamental el gran apoyo familiar y la contención necesaria de docentes, colegas y amigos que lo acompañaron en la búsqueda de su meta.

Actualmente, Colodro trabaja en la empresa IG Networks, y anteriormente se desempeñó en la empresa Ascentio Technologies, participando en el desarrollo del segmento terreno de la misión satelital Saocom.

Título universitario: un proyecto matrimonial

Fernando Maidana y María Cecilia Giacardi se conocieron en la UNRC cuando empezaron a estudiar Analista en Computación. Se casaron, tuvieron dos hijas y formaron una familia. Tras haber abandonado la carrera para comenzar a trabajar, retomaron sus estudios a través del programa Potenciar la Graduación y juntos finalizaron la carrera universitaria en 2018.

Con mucho esfuerzo, compromiso y dedicación, Fernando y María Cecilia lograron terminar la carrera de Analista en Computación. Entre las obligaciones del hogar, las exigencias de su trabajo, pero con la esperanza que con la titulación surjan nuevas oportunidades laborales que le permitan una mejor calidad de vida a su familia, ambos cumplieron un sueño compartido, graduarse de aquella carrera que comenzaron a cursar hace unos diez años atrás y que habían abandonado.

Fernando Maidana recordó que habían terminado de cursar en el 2002, pero “después fueron surgiendo otras cosas y uno va postergando lo que es recibirse, por ahí en un primer momento uno no se da cuenta de lo que significa tener un título, y hoy es necesario para poder conseguir cualquier trabajo o ampliar los horizontes”, reflexionó a minutos de haber rendido el trabajo final.

Foto: El matrimonio rindiendo la tesis para acceder al título de Analistas en Computación

María Cecilia dijo que en su momento no se habían hecho la idea de la importancia del título. “Uno le quiere dar algo mejor a los hijos y sin un título cuesta. Con este paso seguramente se nos abrirán nuevas posibilidades”, expresó esperanzada la mamá de dos niñas, esposa y flamante graduada universitaria.

Fernando dijo que sin el título universitario “hubo muchos trabajos a los que no nos hemos podido presentar”, y agregó: “Si bien teníamos el conocimiento, nos faltaba la titulación que avale esa formación. Ahora seguramente se abrirán nuevas posibilidades de trabajo, y a partir de eso podremos brindarle a nuestra familia algo mejor”.

Cecilia y Fernando vivieron un momento muy especial en su vida no solamente porque rindieron la tesis que les permitió graduarse, sino porque lo hicieron juntos, como matrimonio. “Es algo muy particular. Hay un corolario del esfuerzo propio, de nuestros padres, de nuestra familia y lo más importante el mensaje para nuestras hijas de que no bajen los brazos, aunque pase el tiempo siempre hay oportunidades”, expresó María Cecilia, con los ojos brillosos de emoción.

El título universitario en el contexto actual, se valora socialmente como legitimación de la formación personal y científica, habilita para el ejercicio profesional  y potencia las oportunidades de acceso al mundo del trabajo y de la cultura. Por eso, la UNRC no sólo es un faro en materia educativa para la región, también es generadora de segundas oportunidades.

 

Fuentes consultadas: Prensa de la UNRC, Exactas, Ingeniería