Testimonios locales de lo que es el oficio más lindo del mundo

Publicada en Publicada en derecho a la comunicación, editorial, en red, locales, nacionales, noticia del dia, noticia destacada 2, noticia principal, noticias importantes, opinion

7 de Junio

LOCALES

Testimonios locales de lo que es el oficio más lindo del mundo

En un mano a mano con cinco periodistas de la ciudad, reflexionamos sobre el rol del periodismo en la actualidad, como se encuentra y si es posible avanzar en la organización de lxs  trabajadorxs de prensa.

Por Julia Giuliani

Este 7 de Junio se conmemora un nuevo Día de la y el Periodista, éste fue establecido en el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba en el año 1938. La fecha no es casual sino que un 7 de Junio de 1810 Mariano Moreno fundó La Gazeta de Buenos Ayres, el primer periódico de la etapa independiente de Argentina como país.

Marcelo Ortiz, es periodista y parte de la Comisión Directiva del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA). Un periodista comprometido y que eligió ese oficio desde muy chico, “un poco por tradición familiar ya que acompañaba a mi viejo que ejercía las mismas funciones, y abrazando a la profesión primero como periodista deportivo y después como periodista en general”, relata Marcelo.

Sin lugar a duda, quienes definimos desde pequeños inmiscuirnos en los medios, en el mundo del periodismo, lo hacemos por una especie de hechizo que se apodera de nosotros y del cual no podemos salir. “A mí lo que más me atrapó, más allá de lo periodístico en sí, es la comunicación y ver como ésta podía ser un derecho en permanente tensión porque uno la entiende como un derecho; para otros es un negocio y es ahí el estado de tensión que nos pasa como trabajadores. Hoy nos pasa en términos periodísticos que estamos viviendo un presente en el cual esa comunicación como derecho entra en coalición y los paradigmas de si la comunicación es un bien, un derecho o un negocio…entran diferentes factores como la libertad de prensa, la libertad de empresa, que se puede decir que no, tensamos la cuerda para que se diga y la gente conozca”.

“Me parece que hoy la comunicación reposa sobre los medios autogestionados, alternativos, donde está la posibilidad de decir y no está la intromisión ni el miedo y quizás, donde también hay una conciencia trabajadora que por ahí en algunos medios tradicionales ya se ha perdido o está oculta”, opina Marcelo Ortiz preocupado por el panorama nacional.

“Creo que los factores de poder inciden como en todos los ámbitos de la vida y en esa compulsa de poder entre el decir y el no decir, muchas veces nos autocensuramos y no decimos y eso, no lo tiene la comunicación alternativa que permitió que todo se vuelva más fresco, más directo y carnal a la hora de decir y bucear la realidad más cercana”.

Preguntándole a Marcelo sobre qué desafíos tiene hoy el periodismo, no duda en remarcar la necesidad de entender a la realidad del otro como próxima, entender al otro como un par, ya que eso no sólo nos acerca al viejo oficio periodístico, sino que también nos acerca a la condición de pares y de trabajadores que es lo que no tenemos que perder de vista.

El periodismo autogestionado es una salida y una forma de organización

En Río Cuarto, uno de los primeros medios autogestivos fue el semanario “El Megáfono”. Maximiliano Chapezzoni trabaja como periodista en este medio que se edita todos los viernes en la Cooperativa Bases.

En una charla amena, Maximiliano comenta que El Megáfono “es un medio que se distribuye de manera gratuita porque consideramos a la comunicación como un derecho y el acceso a ella también, por eso intentamos llegar a distintos puntos de la ciudad, Holmberg y Las Higueras. Tenemos un fuerte vínculo con lo gremial, con el sector de los trabajadores y con los barrios”.

Haciendo un balance del periodismo, Chapezzoni ve al periodismo local poco comprometido, “me gustaría verlo más comprometido con la realidad de nuestro sector, principalmente de donde pertenecemos, integrarse, organizarse para reclamar en un momento en el que como el resto de los sectores, el periodismo también está pasando por una crisis que no escapa a la realidad del país”.

Para Chapezzoni la unión y la organización van a ser la herramienta para la transformación necesaria en estos tiempos tan difíciles.

Con respecto al rol de los trabajadores de prensa en la ciudad de Río Cuarto Chappezzoni destaca que “el periodismo se está ampliando a lo social, tiene que ver con estos proyectos que encarnan desde el cooperativismo.  De periodistas que ven al trabajo de periodismo autogestionado como una salida, una forma de organización también ante el mercado del trabajo que se está vinculando mucho más a lo social, se está yendo más a los barrios contando otras realidades  que hay en la ciudad y eso me parece muy positivo”.

 

Mujeres al poder

Marta Maezo es Secretaria General del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) Seccional Río Cuarto por segundo mandato consecutivo.

Periodista y trabajadora de Diario Puntal desde hace 32 años relata sus inicios. “Empecé a estudiar Comunicación porque me gustaba mucho preguntar, saber cosas, era curiosa y ya desde el secundario pude empezar a escribir algo para poder expresarme en esa faceta de poder llevar la información de un lado al otro. En diario Puntal empecé en el año 1986 mediante un pequeño concurso que hubo para hacer reemplazos de verano, comencé haciendo Espectáculos un 1º de enero, cuando todos volvían de la resaca yo me tenía que sentar a escribir”, comenta Maezo entre risas y anécdotas sobre aquellos inicios que la marcaron, ya que además del trabajo periodístico militaba en el sindicato y cumplía con su rol de madre de cuatro hijos.

Reflexionando sobre el rol de los trabajadores de prensa Marta destaca que “más allá de que no haya un empleo formal los jóvenes cumplen muy bien sus funciones de llevar información. Las redes y los medios alternativos ayudan mucho y son enriquecedores dado que los medios formales en Río Cuarto se han achicado mucho”.

El periodismo me eligió a mí

Juan Carlos “Pipón” Giuliani, es periodista, dirigente sindical y uno de los fundadores del Cispren. Sí. Es mi papá. En el living de su casa “Pipón” nos cuenta de sus inicios y la pasión que el periodismo despertó en él: “Soy uno de los fundadores del Cispren, actualmente me desempeño como Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA Autónoma a nivel nacional. Yo creo que el periodismo me eligió a mí desde siempre, ya que me gustaba contar historias, relatar acontecimientos, radionovelas o partidos de fútbol. Aunque yo estudié Derecho  en Córdoba, en realidad siempre me conmovió y me convocó la tarea periodística”.

Giuliani cuenta que comenzó un 12 de marzo de 1973 haciendo una prueba en Radio Río Cuarto “era para la Sección Deportes. A partir de ahí he recorrido una larga trayectoria en la actividad que, lo reconozco, es uno de los oficios más apasionantes del mundo, como dice Gabriel García Márquez. Hoy por hoy el periodismo como el conjunto de las actividades sociales del país está en decadencia, está degradado, hay un nivel de precarización laboral que es insultante para quienes entregan su talento, su voluntad y su vocación”.

En el análisis sobre la realidad actual es de destacar el alto índice de concentración de medios. “Es absolutamente pernicioso para la Libertad de Expresión que el gobierno del Presidente Mauricio Macri haya borrado de un plumazo la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que fue una ley que, si bien podemos achacar al gobierno anterior que no la cumplió en toda su dimensión,  en su letra y espíritu tendía a la desmonopolización, habilitaba la pluralidad de voces al conceder un 33% del espectro radiofónico a las organizaciones libres del pueblo y, además, había surgido de un debate democrático”, reflexiona Giuliani.

Para Giuliani “este 7 de junio Día de lxs Trabajadorxs de Prensa, podemos verificar la hemorragia de despidos que hemos sufrido. Más de 2.600 en todo el país. Hemos sufrido el ajuste, cierre de medios y profundización de la flexibilización laboral. Este 7 de Junio debemos reivindicar nuestra tarea porque los despidos generan miedo, el miedo y la censura generan autocensura y entonces la información que estamos brindando se torna acotada y sesgada. Sin trabajadores no hay Libertad de Prensa, remató”.