Una lucha sin cuartel: Bomberos Voluntarios de Córdoba

Publicada en Publicada en Ambiente y Naturaleza, noticia del dia, noticia destacada 1, Provinciales

25, Marzo 2021

Una lucha sin cuartel: Bomberos Voluntarios de Córdoba

Por Daniel Díaz Romero

“Tenemos una estructura que tiene 184 cuarteles repartidos en la provincia de Córdoba y los bomberos mejor capacitados de la Argentina: lo dijo el propio gobernador Juan Schiaretti y ahora nos sale con esto.” Quien lo dice es Gustavo Nicola, jefe de Bomberos Voluntarios de Villa María y director de Operaciones de la Federación de Bomberos Voluntarios de la provincia. Se refiere al decreto firmado por el mandatario cordobés creando las brigadas de Equipos Técnicos de Acción ante Catástrofes (ETAC). En el mismo sentido, Juan José Nievas –quien fue Jefe de Bomberos Voluntarios de Jesús María durante 40 años- indica que “desde el gobierno provincial salieron con la billetera a comprar voluntades para romper el sistema de los bomberos voluntarios”. Por su parte, Mario Mello, expresidente de Bomberos Voluntarios de la localidad de Toledo, indica a Sala de Prensa Ambiental que las ETAC “ponen en riesgo la supervivencia de los cuarteles, aunque digan que no y lo digo con conocimiento de causa.”

Hace unos pocos meses, en la provincia de Córdoba se quemaron más de 350 mil hectáreas y, desde entonces, todos los especialistas reclaman al gobierno de Juan Schiaretti la falta de acciones preventivas y de manejo de los predios rurales, tanto en las sierras como en el llano: picadas cortafuego, vías de circulación y escape, puntos de abastecimiento de agua, sistemas de alerta temprana; todo esto redactado en la Ley de Bosques de la provincia y que- a todas luces- el gobierno cordobés no se ocupó de cumplir.

LOS BOMBEROS ESTÁN QUE ARDEN

En ese sentido, Gustavo Nicola señala a Sala de Prensa Ambiental que “el proyecto del gobierno es crear una fuerza paralela a los Bomberos Voluntarios. Hay una superposición de funciones con nuestra labor: proponen equipar una estructura idéntica para hacer lo mismo que los bomberos voluntarios… con los propios bomberos voluntarios, eso es lo más triste” indica el jefe del Cuartel de Villa María y agrega: “No se entiende que quieran crear una estructura al lado de otra superestructura. ¿Por qué todo lo que quieren invertir no lo hacen fortaleciendo las instituciones de bomberos que ya existen?”

> Bombero Voluntario combatiendo el fuego con un chicote, en setiembre de 2020

La respuesta de la provincia -a partir del decreto firmado por el gobernador Schiaretti la semana pasada- viene de la mano de la creación de una nueva dependencia provincial: las brigadas ETAC y, con ello, el gobierno cordobés señala -sin disimulos- a los bomberos voluntarios ante el desastre producido por los incendios del 2020. Por eso, anuncia la creación de un cuerpo de brigadistas “altamente especializado” conformado por policías y bomberos voluntarios que pasarán a ser empleados públicos.

“ESTA NUEVA BRIGADA PARA COMBATIR INCENDIOS, COMPUESTA POR 350 EMPLEADOS PROVINCIALES, REQUERIRÁ DE UNA INVERSIÓN INICIAL DE $441 MILLONES PARA REALIZAR LAS MISMAS TAREAS QUE EJECUTAN -CON $138 MILLONES– LOS 5200 BOMBEROS VOLUNTARIOS DE LA PROVINCIA”

“Están creando un grupo paralelo de bomberos rentados por la provincia bajo el mando directo de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil”, indican desde la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba.

Juan José Nievas -quien además fue director de la Academia Nacional de Bomberos Voluntarios durante 5 años y representante de Argentina en la OBA (Organización de Bomberos Americanos)- sostiene que “la creación de brigadas ETAC no responde a ningún parámetro técnico y lo más grave es que quieren vulnerar a los bomberos quitándole el recurso humano, porque no le pueden sacar lo material. Esto viene de Claudio Vignetta, excomisario mayor de la policía de la provincia y actual secretario Gestión de Riesgos y  Catástrofes”, apunta el exJefe de Bomberos y agrega que “la capacidad instalada de Bomberos Voluntarios en la provincia es enorme y está siendo desconocida por una propuesta minúscula que no tiene justificación técnica; es solo la voluntad de mando del excomisario Vignetta tomando el control de los bomberos voluntarios, policializando el sistema y agrandando la estructura del Estado. Con eso quiere justificar lo que no hizo durante todo este tiempo”, señala Nievas que completa diciendo: “Hay una superposición de funciones muy grande de las ETAC con las tareas de los bomberos.”

En el mismo sentido, Mario Mello, que fue presidente del cuartel de Bomberos Voluntarios de la localidad de Toledo, opina que “el proyecto de las ETAC es un mamarracho total. Uno de los requisitos para formar parte de estas brigadas es tener 2 años de experiencia como bombero voluntario pero ¿de dónde van a sacar a esa gente?: de los propios cuarteles. No tiene lógica, vaya a saber qué arreglo tiene Diego Concha (Director de Defensa Civil de la provincia y cara visible del Plan Provincial de Manejo del Fuego) con Claudio Vignetta. Es muy político el tema y están engañando a la sociedad porque sacan de un lado para poner lo mismo en otro sitio.”

Nicola, señala que “hace unos meses, estuvimos 70 días combatiendo los incendios en los que coordinamos más de 5200 bomberos voluntarios y movimos más de 1200 vehículos: Supongamos que los bomberos no vamos más a los incendios, listo que se hagan cargo las ETAC con sus 350 empleados provinciales ¿qué va a pasar cuando en los incendios necesiten a los 5300 bomberos voluntarios; van a inventar 5300 sueldos?, ¿de dónde van a sacar 1200 vehículos?, ¿con las 30 camionetas que quieren comprar van a hacer algo?, ¿quiénes van a terminar yendo? Los voluntarios, que cuando hay incendios tienen que pedir vacaciones en su trabajo, cerrar su negocio o pagarle a alguien para que le cuide el comercio mientras los brigadistas de la ETAC provincial van a cobrar $63 mil para cumplir un horario de empleado público”, remarca el bombero villamariense.

A su turno, Mario Mello, indica a Sala de Prensa Ambiental que “no se entiende para qué están invirtiendo tanto dinero en este nuevo proyecto en vez de reforzar lo que ya está en marcha. No hay plata para ayudar a los cuarteles pero sí para las ETAC.” En el mismo sentido, Nicola se pregunta “¿por qué no fortalecen las instituciones bomberiles que existen en la provincia?” e indica que “el gobierno de Córdoba vende un producto que no existe.” Además, el jefe de Bomberos Voluntarios de Villa María sostiene que esta propuesta creará conflictos en las jurisdicciones, ya que las ETAC estarán habilitadas para intervenir en los mismos casos que los bomberos voluntarios.

> Extracto del proyecto oficial para la creación de las ETAC, donde se definen las funciones que deberán cumplir

De esta manera, los Bomberos Voluntarios insisten que es más sensato y económico equipar a los cuarteles ya existentes: “El subsidio provincial para un Cuartel de Bomberos Voluntarios equivale al sueldo de un año de un solo policía. Las instituciones de Bomberos, este año, vamos a recibir un subsidio anual de $750.000 por cuartel, es decir $62.500 por mes” explica el Director de Operaciones de la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba y agrega:“El gobierno de Córdoba va a tener un gasto inicial de $441 millones para crear las ETAC. Dicen que van a comprar 30 camionetas, kits forestales, equipamiento para buzos, equipos de rescate, infinidad de cosas ¿para qué?, si los bomberos ya lo tienen ahora. Además, con las ETAC vamos a tener 250 bomberos provinciales cobrando un sueldo de $63 mil por mes y más de 5000 bomberos voluntarios que no van a cobrar nada por el mismo trabajo”. Nicola reconoce que “esto genera resquemor dentro de los cuarteles, por más que digan que no, es un “divide y reinarás” y remata diciendo: “Es una decisión política inconsulta que busca debilitar la estructura o, tal vez, apropiarse de “la caja de los bomberos voluntarios.”

 CERO EN PREVENCIÓN

Para Gustavo Nicola, “desde el gobierno provincial hablan de política de prevención de los incendios forestales pero es lo que tendría que haber hecho la Secretaría de Gestión de Riesgos durante todos estos años porque, desde el 2011, abandonaron todas las acciones preventivas. Cuando nació el Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF) se pagó a 5 bomberos por cuartel para que fueran campo por campo, entregaran folletos y controlaran que los cortafuegos estuviesen bien hechos. Esa era la función del PPMF cuando se creó y después empezaron a sacar cosas; es la misma Secretaría de Gestión de Riesgos la que decidió que no se hiciera más. Después de los incendios del 2020, ni siquiera nos convocaron para evaluar lo que pasó”, expresa el director de Operaciones de la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba.

> Bombero voluntario combatiendo el fuego, en setiembre del 2020

“Prevención, eso es en lo que tendría que haber trabajado la Secretaría de Gestión de Riesgos con la Cámara Maderera, los dueños de campos, ambientalistas y municipios en vez de generar un gasto inmenso para inventar una estructura innecesaria dividiendo a los cuarteles con la billetera”, dice Nicola y agrega que “nos sorprendió que no nos hayan consultado porque todos estos años los bomberos voluntarios siempre hemos estado al pie del cañón: en incendios, inundaciones y accidentes. Hasta ahora, el gobierno provincial nos ha dado $600 mil por cuartel ¿qué compras con eso? Ni un vehículo: con 10 pares de borceguíes está liquidado el presupuesto. Mientras, el cuartel tiene que hacerse cargo del combustible, del seguro de los bomberos, de las unidades, la luz, el gas y el teléfono que nos siguen cobrando”.

“Hay tantas cosas para hacer en prevención de parte del gobierno, sin tocar a los Bomberos Voluntarios aprovechando la estructura que ya tenemos. Recibimos un subsidio nacional de $ 2 millones cien mil: por eso subsisten los cuarteles de bomberos, no es por los fondos provinciales”, aclara Nicola.

“RECIBIMOS UN SUBSIDIO NACIONAL DE $ 2 MILLONES CIEN MIL: POR ESO SUBSISTEN LOS CUARTELES DE BOMBEROS, NO ES POR LOS FONDOS PROVINCIALES”

Para Mario Mello, “la solución que debe dar la provincia es sencilla: brindar más recursos a los bomberos voluntarios, porque siempre el bombero estuvo desprotegido. En el fondo, yo creo que Vignetta -que es muy vivo- habrá visto alguna debilidad en los bomberos y por eso se le ocurrió esto que es más de lo mismo. Siempre han utilizado la palabra bombero voluntario para sacar rédito político” y añade que “estoy convencido que están haciendo esto para difamar a la Federación de Bomberos Voluntarios, para decir que los bomberos no funcionaban. Es debilitar el sistema provincial bomberil para lograr absolutamente nada. Creo también que el gobierno de Córdoba quiere acomodar económicamente a gente que le responda, está muy claro eso.”

> Avión hidrante del Plan Provincial del Manejo del Fuego brindando apoyo a los Bomberos Voluntarios para sofocar un incendio

El ex Director de la Academia Nacional de Bomberos Voluntarios, Juan josé Nievas, indica que “está a la vista todo lo que no hizo el gobierno provincial en materia de prevención, porque ante los desastres que provocan los incendios forestales hay que concretar mucho trabajo en “el antes” considerando los ciclos de prevención, mitigación y preparación: en ninguna de esas 3 fases han trabajado, por el contrario, decrecieron los trabajos de control y patrullaje y sacaron los vigías que se encargaban de las alertas tempranas. Todas estas cosas que no hicieron en forma preventiva son las que trajeron como consecuencia que, en el año 2020, estallarán los incendios. El año pasado, el secretario de Gestión de Riesgo recalcaba repetidamente que los incendios eran explosivos. No fueron explosivos, se produjeron como consecuencia de todo lo que no se hizo. Hoy, seguimos estando a merced de agentes naturales y climáticos para que los incendios se propaguen sin ningún tipo de barrera. No se ha trabajado en la gestión de riesgo y lo más fácil ahora, para no asumir el costo político, es culpabilizar a los bomberos de una forma indirecta.” Nievas, advierte también: “Las ETAC no van a estar conformadas por bomberos, es una mentira. Lo que busca el gobierno es quebrar moralmente a los voluntarios y dividir el sistema porque quieren lo quieren policializar. De 350 que quieren agregar en esa estructura, ya aseguraron que 200 van a ser policías. Esto es una muestra de la billetera, nada más. Cuando Claudio Vignetta habla de la participación, no hubo ninguna, fue una decisión de él y de un grupo de gente que vive del Estado, no para gestar políticas públicas participativas y democráticas que benefician a la comunidad”, concluye Juan José Nievas.

El impacto social causado por los incendios del año pasado no fue gratuito para el gobierno de Juan Schiaretti. Por primera vez en la historia cordobesa, los bomberos voluntarios le hacen frente al gobierno de la provincia y, a esta altura, la creación de las brigadas ETAC podría ser catalogada como el más controvertido proyecto de los últimos años en Córdoba.

Por elevación, el gobierno de Córdoba se desentiende de las críticas por los incendios del año pasado y señala como insuficiente el desempeño de los bomberos voluntarios, poniendo el foco en una nueva área compuesta por personal policial devenido en bombero y un puñado de bomberos voluntarios a sueldo. Pateó un hormiguero impensado y confuso a 2 meses del inicio de la temporada de incendios.

Fuente: www.periodismoambiental.com.ar