8 de marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, en red, locales, nacionales, noticia destacada 2

26, Marzo 2020

NO TENEMOS NADA QUE FESTEJAR

8 de marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora

El 8 de marzo siempre fue utilizado por el capitalismo y la cultura patriarcal, como una fecha de celebración y de piropos y “mimos” hacia nosotras las mujeres. Resulta que lejos de querer flores y bombones, buscamos la igualdad, la libertad y la aplicación urgente de políticas públicas que cesen con el acoso y la violencia de género. Porque vivas nos queremos, este #8M no festejamos nada.

Por Julia Giuliani

Fotos: Julia Quiroz

En el marco del 8 de marzo las mujeres volvemos a agitar la marea. Si bien nunca nos fuimos de las calles, porque las calles son nuestras, es nuestro territorio natural en el que ganamos conquistas, derechos, damos luchas y batallas, estallamos en un solo grito ante cada femicidio reclamando que no queremos una niña, una piba, una mujer una compañera trans más violentadas y asesinadas, volvemos a unirnos para hacer paro porque sabemos que unidas, sororas y guerreras logramos cosas maravillosas.

«nunca nos fuimos de las calles, porque las calles son nuestras, es nuestro territorio naturalen el que ganamos conquistas, derechos, damos luchas y batallas»

El 8 de marzo habrá jornadas en distintos puntos del país y el lunes 9 estaremos con paro activo ante el modelo productivo, reproductivo y opresor que rige sobre nuestros cuerpos y nuestras libertades. Tanto la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) como la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), adhieren al paro a lo largo y ancho de la Argentina. Principalmente para expresar que la deuda es con nosotras, con nosotres, con el pueblo y que es en políticas públicas de género porque la política de endeudamiento profundizada por el gobierno de Macri perjudicó exponencialmente a las mujeres y diversidades, con aumento de la precarización laboral, desocupación, salarios y jubilaciones de pobreza, despidos, aumento de la doble jornada laboral y es en este sentido que exigimos la suspensión de los pagos y la investigación de la deuda externa, así como la ratificación del Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, la necesidad de abordar integralmente el trabajo reproductivo o de cuidados que generan inequidades y desigualdades perjudicando a las mujeres y diversidades; debe ser política pública que genere empleo genuino, y sin reproducción de los estereotipos hegemónicos de género.

El 8 y 9 de marzo se movilizará también contra la precarización laboral; por Convenios Colectivos de Trabajo con perspectiva de género que avancen en terminar con las brechas en detrimento de las mujeres y diversidades; cupo laboral trans en el Estado y en los privados, junto a políticas de abordaje integral para las personas trans, travestis, lesbianas y no binaries; plena participación sindical y política de las mujeres y diversidades; paridad en todos los cargos y en las estructuras del Estado; jubilaciones acordes a la canasta básica camino al 82% móvil; obligatoriedad de la Ley Micaela; Educación Sexual Integral, legalización de la Interrupción Legal del Embarazo y aprobación ya del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito: “Niñas, no madres”.
Por todo esto, estas Mujeres con voz nos abrazaremos en las calles riocuartenses para seguir poniendo en primera plana la realidad de nosotras en la ciudad.