A menos de una semana de los incendios, la Provincia ya habla de extender la Autovía de Punilla

Publicada en Publicada en Ambiente y Naturaleza, Bienes Comunes y Modelo Productivo, noticia del dia, noticia destacada 1, Provinciales

07, Septiembre 2020

A menos de una semana de los incendios, la Provincia ya habla de extender la Autovía de Punilla

En medio de una provincia con récord de casos diarios de coronavirus y con 50 mil hectáreas de monte calcinadas por los incendios, el Gobierno de Córdoba hizo trascender este jueves que ya existe un anteproyecto técnico para continuar la Autovía de Montaña desde la Comuna San Roque hasta Cosquín, por zonas donde, hace apenas unos días, pasaban las llamas.

Así como lo hizo en 2017, el Gobierno de Córdoba comenzó a hacer circular por medios de comunicación afines la noticia de que ya estaría definido el anteproyecto técnico de la nueva autovía que se construirá para continuar el tramo San Roque-Cosquín.

El medio Córdoba Interior Informa, vinculado principalmente a la información oficialista de los diferentes gobiernos de la región, publicó este jueves que el Gobierno Provincial ya tiene un nuevo proyecto y que ya fue presentado “a algunos de los grupos ambientalistas regionales que se opusieron al diseño original y obligaron hace dos años a dar marcha atrás con la iniciativa oficial”.

gobierno-autovia-punillaVale recordar que, en octubre de 2018, el gobernador Juan Schiaretti tuvo que frenar la obra de Autovía de Montaña ante la férrea resistencia de vecinxs y asambleas socioambientales que visibilizaron que construir la carretera implicaba desmontes y destrucción en zonas frágiles de las sierras. El rechazo generalizado a la obra y las masivas movilizaciones, de lo que se conoció como el Punillazo, determinó la necesidad de una nueva traza orientada hacia los lugares que reclamaba la Coordinadora de Organizaciones de Punilla.

Según la nota periodística, la nueva opción vial afecta zonas urbanizadas, estancias y tierras fiscales de San Roque, Bialet Massé, Santa María de Punilla y Cosquín, “sin afectar sectores ambientalmente protegidos”. Afirman que la propuesta técnica alternativa contempla la construcción de varios puentes y que, en esta primera etapa, “llegaría desde la zona del dique San Roque hasta el paraje de Molinari, en jurisdicción de Cosquín, pero, en el futuro, está prevista extenderla hasta La Falda”.

Llama la atención y prende las alarmas el hecho que, desde Vialidad, afirmen que el proyecto fue compartido con organizaciones ambientalistas, cuando estas aseguran desconocer de qué se trata y piden que el tema se maneje por las vías formales para garantizar la participación ciudadana prevista en la Ley de Ambiente.


“Fiel a su modo de desprestigiar al movimiento ambientalista, dicen haber ‘presentado informalmente’ la propuesta técnica a ‘algunos grupos ambientalistas de la región’. Ante esto, como asamblea, comunicamos que nunca se nos informó ni se nos entregó documentación sobre un nuevo proyecto de traza. A su vez, como asamblea, solicitamos que se sigan los pasos legales correspondientes que hacen a una verdadera participación ciudadana”, expresaron desde la Asamblea San Roque Despierta.


Lo mismo expresaron desde la Asamblea Ambiental Cosquín, quienes aclararon que elles tampoco fueron convocades, informades ni consultades al respecto y criticaron que se informe extraoficialmente.

“Opinamos que sería un despropósito una obra de tamaña magnitud, ya que, tanto al este como al oeste de la R38, se impactaría sobre la cuenca de los ríos y afectaría gravemente el ambiente del que depende nuestra subsistencia (…) Además, no coincidimos en que sean tiempos de obras viales, con lo que eso significa a nivel de inversiones, cuando vivimos un presente de desastres ocasionados por los incendios recientes y tenemos necesidades prioritarias en Salud, Educación, provisión de agua potable, entre otros reclamos”, precisaron.

Autovia-montana-Legislatura-ecocidio-punilla
(Imagen: Colectivo Manifiesto)

Donde hubo fuego, autovía queda

La semana pasada, el fuego intencional iniciado en la cima del cerro Pan de Azúcar bajó hacia la zona de la Comuna San Roque y arrasó con gran parte de la Reserva Natural Comunal Quisquisacate: 520 hectáreas que se encuentran ubicadas en la categoría Roja dentro del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, que identificaba el sector como “de muy alto valor de conservación” y se prohibía cualquier tipo de transformación.

Esa misma noche, vecines advertían que debían mantener la guardia “para que no metan algún negocio inmobiliario o alguna autovía de montaña”.

Precisamente, según la información difundida, la continuación de la autovía pasaría por el mismo lugar donde pasaron las llamas: por la Comuna San Roque.

“Nos preocupa y denunciamos que, a unos días del incendio en la reserva Quisquisacate, la nota diga que esta nueva traza pasará por la Comuna San Roque, donde está ubicada dicha reserva natural. Ante esto, solicitamos a todos y todas las vecinas a estar atentos y acercarse a los espacios de participación en defensa del ambiente y de la reserva Quisquisacate”, sostuvieron desde San Roque Despierta.

Y, desde la Asamblea de Cosquín, agregaron: “Solicitamos que se respete la Ley de Bosques 9814, además de los pasos legales a seguir para cualquier proyecto, incluyendo, como corresponde, la participación ciudadana”.

incendios-forestales-bosques-1
(Imagen: La tinta)

Poner al lobo a cuidar las ovejas

Según informe del Instituto Gulich (UNC-CONAE), entre 1999 y 2017, años de gestión exclusiva de Unión por Córdoba, en las sierras cordobesas, se quemaron más de 700.000 hectáreas, una superficie equivalente aproximadamente a doce ciudades de Córdoba.

En diálogo con UNCiencia, Juan Argañaraz, investigador del estudio, remarcó lo que a esta altura ya sabemos todes: “La actividad humana es el principal desencadenante de estos eventos”. El especialista indicó, además, que las superficies quemadas son más propicias a incendiarse en los años posteriores debido a que la recuperación total lleva, al menos, 30 años. “Las especies de las Sierras de Córdoba son de crecimiento bastante lento, de entre cinco y 20 centímetros al año. Por eso, se necesitan entre dos y tres décadas para que puedan crecer y alcanzar una altura suficiente que les permita escapar a un fuego subsiguiente”, indicó.

Durante los 19 años estudiados, el relevamiento arrojó como resultado que el fuego afectó 38,3% de las Sierras Chicas (311.544 hectáreas), un 30,1% de las Sierras Grandes (176.238 ha.), el 15,6% de las Sierras del Norte (122.689 ha.) y el 36,9% de las Cumbres de Gaspar (89.905 ha.).

De acuerdo a lo informado por la Provincia, este año, los incendios superaron las 50.000 hectáreas quemadas, mayormente por los siniestros ocurridos en la última quincena de agosto en el norte y el oeste, entre los departamentos Punilla, Colón, Ischillín y Cruz del Eje.

Imagen: La tinta

Fuente: www.latinta.com.ar