Coronavirus y economía: ¿cómo impactará en Argentina?

Publicada en Publicada en derecho a la comunicación, nacionales, noticia destacada 1, opinion, Sin categoría

24 Marzo, 2020

Coronavirus y economía: ¿cómo impactará en Argentina?

Las consecuencias económicas del Covid-19 para la Argentina son una realidad imposible de negar. Ya está pasando. La pandemia impacta en el país en un momento económico muy crítico, donde hasta hace un mes el eje central a resolver era la deuda externa. La agenda cambió, las prioridades son otras: la protección de la cuidadania y la reactivación de la economía.

El Coronavirus impacta en la economía mundial y Argentina no está exenta de ese escenario. Después de dos años de recesión económica este panorama sanitario era impensado y es totalmente desfavorable para el país. ¿Cómo impactará? ¿Qué nos espera, económicamente hablando, a todxs lxs argentinxs después que pase ésta pandemia?, desde RETRUCO dialogamos con el economista y docente, Gustavo Busso.

¿Cómo consideras que va a impactar ésta pandemia en la economía argentina?

La pandemia del Coronavirus va a implicar un mayor retroceso económico. Ya está pensando para América Latina. Si bien, los meses anteriores había algunas proyecciones de organismos internacionales que daban un crecimiento económico, no se descarta el escenario de una recesión a nivel regional. En el caso argentino, que venia arrastrando una recesión de casi dos años consecutivos y se esperaba una desaceleración de la recesión, pero recesión al fin, posiblemente esto retrotraiga a una mayor recesión de la prevista que estaba calculada entre el 1 y el 1,5% para el año 2020. Argentina está mutando de una agenda centrada en la deuda externa a otra agenda que va incorporando otros elementos, poniendo la protección de la ciudadanía y la re activación de la economía primero y en segundo lugar la deuda externa, algo que Argentina no va a poder ignorarla.

En la economía impacta por varias vías: por los canales reales o productivos y también por los canales financieros. Por otro lado, esta afectando en la definición de políticas mas centradas en el Estado, como medidas de protección y respecto a la vulnerabilidad que tiene la sociedad respecto al coronavirus y fundamentalmente por el tema de la salud, pero que se expande a temas que tienen que ver con cuestiones que van mas allá de la salud como ingresos, la producción, la protección social. Esta teniendo un impacto muy fuerte, ademas de lo material y en lo político-institucional, el ideológico-simbólico, en un cuestionamiento muy fuerte del mercado y en la mercantilización de los distintos ámbitos de la vida, fundamentalmente en este caso vía coronavirus, a través de la mercantilización de la salud que ha sido típico de los modelos neoliberales, no solamente en Argentina y en América Latina y en el resto del mundo.

“¿Como cuidar y gestionar colectivamente un bien público globlal como es la salud humana y la calidad del medio ambiente?. El terremoto económico, político e ideológico que originara esta pandemia mundial es de largo plazo y amplio alcance. El virus se hace carne, la carne se hace verbo y el verbo se hace carne”.

¿Cuáles son los impactos mundiales que tendrá está pandemia?

Los impactos de esta crisis va a tener in alcance sistémico, no solamente en los países, sino en el contexto internacional. No sabemos hasta donde va a llegar, pero ésta crisis, ésta pandemia, se monta en el contexto de una crisis que tiene un epicentro muy fuerte. Es una crisis que no se había resuelto todavía y la resolución de la misma es una nueva arquitectura institucional a nivel mundial, que no se resolvía porque hay nuevas correlaciones de fuerzas con la emergencia del poder en China y en el contexto de una guerra comercial entre China y Estado Unidos, que todavía no se ha resuelto.

La crisis del coronavirus se monta sobre esa crisis estructural del capitalismo que tiene consecuencias todavía impredecibles, pero que pone en jaque la sostenibilidad del capitalismo como lo conocemos hoy día y que pone mas aun en jaque esquemas neoliberales, no solo en el plano de la posibilidad del crecimiento económico, sino también con las políticas adecuadas para solucionar y sortear los efectos adversos que está teniendo el coronavirus y la recesión a nivel mundial. Por lo tanto, la crisis a nivel material se expresa también en la crisis de las ideas, a nivel ideológico y simbólico que vamos a estar viendo como se profundiza en los próximos meses.

FMI en tiempos de Pandemia

“El Coronavirus tendrá impactos hoy imprevistos. Hasta el momento el gobierno del Frente de Todos le fue dando forma a un plan económico basado en atender las situaciones de emergencia social –bonos para los jubilados y la AUH, mayores aumentos a los haberes mínimos, créditos de la Anses, incrementos de salarios por decreto, distribución de la tarjeta alimentaria, congelamiento de tarifas y combustibles, relanzamiento de Precios Cuidados- y envió señales claras a favor de la producción -moratorias impositivas, baja de tasas de interés, mayor control de las importaciones-. La expansión del gasto público logró morigerar la caída del consumo y empezó a levantar lentamente a algunos sectores de la industria.
El cronograma que trazó el Ministerio de Economía desde un principio contemplaba avanzar paulatinamente por esa senda hasta concretar la renegociación de la deuda con privados y el FMI. Un arreglo exitoso daría margen para políticas más expansivas, ya que se liberarían recursos por hasta 1,2 billones de pesos previstos para afrontar pagos a los acreedores este año, el equivalente al 20 por ciento de las partidas del Presupuesto nacional que había proyectado el gobierno anterior antes de dejar el poder. Ese empalme entre una primera etapa gradualista y otra de mayor contundencia era una hipótesis de trabajo que dependía de un resultado virtuoso de la reestructuración de pasivos. Sin embargo, el descalabro que desató la crisis del coronavirus genera un fuerte interrogante sobre si será posible el acuerdo con los bonistas bajo las nuevas circunstancias.”, expresó Busso.