Discapacidad en emergencia: Prestadores de Salud por debajo de la Línea de Indigencia

Publicada en Publicada en Discapacidad e Inclusión, nacionales, noticia del dia, noticia destacada 1

26, Febrero 2021

Discapacidad en emergencia: Prestadores de Salud por debajo de la Línea de Indigencia

Personas con Discapacidad, familiares y Profesionales de la Salud que trabajan en el área se manifestaron en la Plaza de Mayo para reclamar incremento de aranceles y ser incluidos en el plan de vacunación. Llevan quince meses sin aumento y sus honorarios se deterioraron un 135% en los últimos cinco años.

Este jueves por la mañana, prestadores, transportistas, personas con discapacidad y sus familiares, organizados en el Foro Permanente de Discapacidad, Promoción y Derechos, reclamaron en Plaza de Mayo y en diversos puntos del país por aumento de aranceles  a los profesionales del área y medidas sanitarias para su trabajo, entre otros pedidos.

“Hace años que los prestadores venimos quedando muy por debajo de la inflación. En los últimos cinco años hemos retrocedido un 135% en nuestros honorarios, lo que demuestra el desinterés del Gobierno en financiar todo el sector, sobre todo en este contexto de pandemia con tanta vulnerabilidad”, relataron desde el colectivo.

Se trata de terapistas ocupacionales, fonoaudiólogos, kinesiólogos, acompañantes terapéuticos, músico terapeutas, psicomotricistas, maestros integradores, y otros prestadores de servicios para personas con discapacidad que trabajan como monotributistas, llevan quince meses con los ingresos congelados, y en muchos casos tienen pagos adeudados del año pasado.

El organismo que regula estas prestaciones a nivel nacional es el Directorio del Sistema Único de Prestaciones Básicas de Atención Integral a favor de las Personas con Discapacidad, que depende de la Agencia Nacional de Discapacidad y está conformado por varios organismos del Estado. Este Directorio es el que dirime el nomenclador que establece los honorarios de los prestadores y cuya reunión para revisarlos se suspendió.

“La población con discapacidad y los prestadores que realizamos los tratamientos somos continuamente maltratados en el sentido salarial y también en un sentido laboral más general. Las obras sociales y prepagas a veces tardan entre seis y nueve meses en pagar. Existen también centros privados que son intermediarios y generan contratos precarios para los trabajadores con relaciones laborales encubiertas. Somos profesionales de la salud que cobramos salarios por debajo de la línea de indigencia”, contaron durante la manifestación que se decidió luego de conocerse la suspensión de la reunión del organismo.

Entre sus reclamos figuran el aumento de aranceles de las prestaciones, de un 30% a partir de febrero de 2021 con un reajuste en julio para adecuar los honorarios a la inflación; medidas sanitarias para la vuelta a la presencialidad en el contexto de la pandemia Covid 19, con acceso a la vacunación para el personal y los concurrentes y reconocimiento del kit de seguridad; reunión abierta y pública del Directorio; y revisión de los módulos de inclusión educativa y maestro de apoyo.

Fuente: www.canalabierto.com.ar