Educar para la vejez

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, en red, locales, noticia del dia, noticia destacada 2

12 Marzo, 2020

Educar para la vejez

La tercera edad está adquiriendo en estos tiempos otra dimensión. Una revalorización y una resignificación de la vida muy necesaria. El Espacio Illia Río Cuarto apuesta a eso y a la posibilidad de educar para la vejez y abrir nuevos caminos para los adultos mayores.

Por Florencia Guttlein

El Espacio Illia apuesta por un envejecimiento activo y participativo, así se define y, de alguna forma, configura y teje ese entramado de vida para los adultos mayores a través de actividades y talleres que promuevan la total autonomía de las personas de la tercera edad.

El Espacio fue creado en nuestro ciudad en el año 2014 donde funcionaba anteriormente el Hospital San Antonia de Padua. Aquella vieja estructura fue refuncionalizada y acondicionada para la apertura del Espacio Illia. Hoy quien ingresa al Illia se encuentra con un ambiente fresco, alegre, amigable, jovial y con una vitalidad que invita a quedarse.

“Nosotros comenzamos con toda la impronta del Espacio Illia Córdoba, inevitablemente al ser otra ciudad y otra gente hace que no sea igual”, así resaltó Magdalena Lloveras, coordinadora del Illia. El Espacio depende de la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de Córdoba. La posibilidad de crear un lugar donde los adultos mayores puedan recrearse tiene su gen en la ciudad de Córdoba cuando se crea el Espacio Illia allí, hace 30 años. “Nosotros éramos empleados de la Caja de Jubilaciones en el Centro Cívico y hacía rato que decíamos que estaría bueno que la caja tuviera en Río Cuarto un Espacio Illia y así fue como se dio la posibilidad de refaccionar este lugar”, expresó Lloveras.

Con una nueva visión y nuevos paradigmas sobre la vejez, la institución previsional apostó a un Espacio que fuera de encuentro y participación. Esa apuesta, en primera instancia, llevó a crear grandes cambios en las concepciones que se tenían anteriormente sobre los adultos mayores, considerandolas personas totalmente pasivas.

Esta nueva era trajo grandes reconfiguraciones tecnológicas y sistemáticas, donde la expectativa de vida de las personas alcanza los 80 años. En esta nueva dimensión, los adultos mayores adquieren un nuevo rol y protagonismo. “Nosotros les ofrecemos los medios y las herramientas para que ellos puedan llevar adelante sus actividades de forma autónoma y, a su vez, vamos respondiendo a los requerimientos de ellos”, expresó Lloveras.

La vida en el Illia

Alrededor de 2000 personas son las que asisten durante todo el año al Espacio Illia. A través de diferentes actividades, talleres y cursos los adultos mayores de Río Cuarto comparten su tiempo y adquieren diversas herramientas para su desarrollo emocional y recreativo.

“Muchas de las personas que vienen aquí también son quienes proponen diferentes actividades. Ellos mismos son los propulsores, después nosotros les brindamos las herramientas para llevarlo adelante”, expresó Lloveras.

El espacio es totalmente gratuito y muchos de los cursos que brinda tienen una mirada integral e inclusiva para que todos los integrantes de la comunidad, no solo los adultos mayores, sino también sus familiares y quienes deseen, puedan participar y presentar propuestas.

Algunos de los talleres que brinda el Espacio son: Carpintería, pintura, dibujo, cocina, computación, gimnasia, tejido, yoga, relajación y automasaje, danzas árabes, arte en papel, taller de nutrición, entre otros.

“Lo importante es que no solo se acerque gente jubilada, sino también los hijos, nietos de los que vienen o aquellas personas que aún les falta algunos años para jubilarse. El Espacio está abierto para todos”, resaltó Sergio Cuello, integrante del equipo de coordinación.

El Illia se presenta como un lugar de encuentro, socialización y recreación donde se entremezcla lo artístico, lo cultural, el aprendizaje y las ganas que tienen los adultos mayores de transformar su propia cotidianeidad. Para muchos adultos mayores El espacio se ha convertido en su segundo hogar, donde encuentran re-creación, amor, compañerismo y hermandad. “Hoy los adultos mayores ya no se quedan en sus casas, sale a compartir. Han cambiado sus hábitos, su forma de vida y hasta sus propios tópicos. Antes nuestros abuelos solo hablaban de su salud y de sus dolencias, hoy lo han trascendido y eso es importante”, expresó Lloveras.

Espacios como el Illia han logrado redefinir y revalorizar el rol de los adultos mayores en nuestra sociedad, brindándole las herramientas necesarias para que el último tramo de su vida esté colmado de jovialidad y amor.