El Pacto del Ajuste

Publicada en Publicada en editorial, nacionales, noticia destacada 1, opinion, regionales

18 Junio, 2019

EDITORIAL

El Pacto del Ajuste

La abrumadora victoria de Hacemos por Córdoba (PJ y aliados) en las elecciones provinciales del 12 de mayo no sólo certificaron la reelección del Gobernador Juan Schiaretti, que quedó instalado como uno de los dirigentes de mayor peso en el heterogéneo universo justicialista.

Los resultados también sacudieron a los habitantes de la Casa Rosada. Fue una derrota catastrófica en la provincia donde habían cosechado la mayor cantidad de votos en 2015. El voto castigo al desastre en todos los órdenes de la vida de una sociedad provocado por el Gobierno de Macri y compañía fue sonoro. Contundente. Inapelable.

La inmensa mayoría del pueblo, por encima de la superestructura del establishment, rechaza el acuerdo de 10 puntos lanzado por el Gobierno Nacional a pocos meses de las elecciones nacionales de octubre: Es puro marketing electoral, un manotazo de ahogado de una administración en retirada para garantizar la continuidad de este modelo de hambre, saqueo y entrega de Soberanía.

Macri busca alinear a los partidos políticos, centrales sindicales, organizaciones sociales, empresariales, culturales y religiosas tras el acuerdo de sumisión firmado con el FMI a través de un Pacto de Gobernabilidad.

Lo hace con el compromiso de cumplir con las directivas del Fondo, que maneja las riendas de la Economía, a partir de la planificación y ejecución de políticas que significan ajuste, pobreza y padecimientos para nuestro pueblo con el solo objetivo de pagar la ilegítima e ilegal Deuda Externa.

Los 10 puntos plantean claramente lo que demandan las patronales y el FMI: Reforma Laboral para bajar los costos laborales, y profundizar la explotación de los trabajadores vía una mayor flexibilización y precarización; Reforma Previsional, para extender la edad de jubilación de mujeres y hombres, seguir planchando los haberes jubilatorios, obtener la luz verde para continuar con el saqueo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES y abrirle una puerta a la privatización del sistema vía las AFJP;  y una Reforma Impositiva de carácter regresiva donde los que más tienen son los que menos pagan.

El pueblo sufriente repudia este nuevo intento de llevar a nuestra Nación a un estado de postración y a querer hacerle creer al conjunto de la sociedad que hay que resignarse a aceptar que este modelo extractivista y dependiente puesto en práctica por el Gobierno de Cambiemos con la complicidad de buena parte de la oposición es el único viable.

La realidad, que es la única verdad, es que este modelo de exclusión social es el causante de esta crisis fenomenal donde, salvo una minoría parasitaria, la mayoría de la población está pagando sus consecuencias.

Es hora de avanzar en la construcción de una alternativa política que promueva la organización, la unidad y el poder popular para terminar con el neoliberalismo y colocar la piedra fundacional de un nuevo tiempo, de una nueva etapa, que sea capaz de superar los límites de esta democracia formal y controlada por el poder hegemónico.