El Rector Rovere expresó que la pandemia asociada al COVID-19 afectó a más de 1.500 millones de estudiantes en 191 países

Publicada en Publicada en Educación, locales, noticia del dia, noticia destacada 1

06, Noviembre 2020

El Rector Rovere expresó que la pandemia asociada al COVID-19 afectó a más de 1.500 millones de estudiantes en 191 países

En el ámbito de la primera colación de grado virtual en la historia de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) se llevó a cabo el acto destinado a los egresados de la Facultad de Ciencias Humanas.

El acto fue presidido por el rector Roberto Rovere, quien fue acompañado en estrado por el vicerrector Jorge González, la secretaria Académica de la UNRC, Ana Vogliotti y el decano de la Facultad de Ciencias Humanas, Fabio Dandrea. También tomó parte de la colación desde el estrado el subsecretario Académico de la Universidad, Héctor Stroppa.

Mientras que los egresados cada uno desde sus casas participó de este particular evento, que contó con la presencia virtual de familiares y amigos de los flamantes graduados, que pudieron seguir la transmisión en vivo.

Durante el acto por los graduados hizo uso de la palabra el Comunicador Social Fredy Alberto Dutra y la Licenciada en Trabajo Social, Ana Luz Pomilio. Por las autoridades lo hizo el rector Roberto Rovere y el decano de la Facultad Fabio Dandrea.

Rovere expresó que “la disrupción de nuestras rutinas, hábitos y costumbres desde el inicio de la pandemia asociada al COVID-19, nos ha condicionado a la búsqueda rápida de respuestas a los nuevos problemas que enfrenta la sociedad en general y el sistema educativo en particular. Escuelas y Universidades de todo el mundo cerraron sus puertas, afectando a más de 1.500 millones de estudiantes en 191 países, como medida para contener la pandemia, según un informe de IESALC”.

“En este nuevo escenario, inédito en el contexto educativo mundial, ha impulsado un despliegue de acciones a través de la educación a distancia para asegurar la continuidad pedagógica, trasladando el formato presencial de nuestras actividades docentes a nuevas formas virtuales”.

Rovere dijo: “Los obstáculos encontrados son múltiples, desde la baja conectividad y la falta de contenido en línea con los planes de estudio previamente establecidos; hasta grupos docentes sin la preparación necesaria para enfrentar esta “nueva normalidad”. Independientemente del nivel de educación, el peligro primordial es que las desigualdades en el aprendizaje se amplían, aumenta la marginación y los estudiantes más desfavorecidos se ven imposibilitados de continuar sus estudios”.

Agregó que “en el marco de la responsabilidad institucional de garantizar el acceso a la educación, la Universidad priorizó asegurar el cumplimiento del año académico en la medida de lo posible, permitiendo el dictado de las materias a partir de un destacado trabajo de nuestros docentes y la participación activa de los estudiantes. Pero también, en este momento tan especial para Uds. y para la universidad estamos cumpliendo con otra de nuestras misiones fundamentales, la de la entrega de títulos de grado”.

Decano Fabio Dandrea: Resignificar el lema Creer, Crear, Crecer

El decano de la Facultad de Ciencias Humanas, Fabio Dandrea, dijo que “este momento renueve el vínculo institucional ahora ustedes como nuevos graduados. En una situación donde nuestras relaciones cotidianas fueron reemplazadas por la irrupción de la pandemia y en este escenario casi anárquico también toma resignificación el lema de nuestra querida Universidad: Creer, Crear, Crecer”.

“Creer en el análisis racional de la búsqueda de alternativas, creer en el análisis y en el diálogo, creer en el intercambio de pareceres como dinámica interactiva, creer en las diferencias, creer genuinamente que el otro también tiene razones y derechos, creer para crear. Crear modos para transformar, para tener miradas distintas de la complejidad del entorno donde se puede advertir la necesidad de crear para crecer. Crecer porque lo empezó en marzo de este año ya nos cambió”.

Y agregó: “Creer, Crear, Crecer, dentro de unos años van a leer estas tres palabras, las van a leer porque están allí, porque se las van a encontrar en el diploma, sobre la pared de sus hogares, en un estudio, en un consultorio, en un gimnasio o allí donde el diploma fue atesorado o resguardado del desgaste del tiempo. Lo van a leer desde sus propias vivencias profesionales, desde las herramientas que pudimos cultivar juntos aquí, en este lugar que siempre va a ser su casa”.

“Ese día las formas y significados de Creer, Crear, Crecer, le recordarán este día donde en condiciones adversas pese a esta presencia tan ausente y a esta ausencia tan presente la UNRC los vio partir como egresadas y egresados destinados a otorgar nuevos sentidos a nuestro lema”.

Dandrea recordó que hace poco nos dejó Joaquín Salvador Lavado, Quino, y dice Mafalda, su genial creación: “Trabajar para ganarse la vida, pero por qué esa vida que uno se gana tiene que desperdiciarla en trabajar para ganarse la vida”.

“En la misma línea reflexiona José Mujica: “Inventamos una montaña de consumo superfluo y hay que tirar y vivir comprando y tirando. Lo que estamos gastando es tiempo de vida porque cuando yo o tú compras algo, no lo compras con plata, lo compras con el tiempo de vida que tuviste que gastar para tener esa plata pero con esta diferencia, la única cosa que no se puede comprar es la vida. La vida se gasta y es miserable gastar la vida para perder libertad”.

“Es nuestro deseo que sus profesiones resulten un componente esencial para la realización de sus proyectos personales pero no al costo de volverse una obsesión. Felicitaciones a todas y todos. Muchas gracias”.

Fredy Dutra destacó el Proyecto Potenciar la Graduación y la importancia de valorar la educación pública

En tanto el Comunicador Social, Fredy Alberto Dutra, expresó: “Un día, desde un pueblo muy pequeño del Norte del país, de la provincia de Misiones, llegó a estudiar a esta Universidad un joven, cargando las ilusiones y las esperanzas de convertirse en el primer profesional universitario de su familia”.

“Por esas cosas de la vida, por estar tan lejos de sus afectos, por sentirse solo, por tener que trabajar, por tener que sobrevivir, ese joven se fue alejando casi sin darse cuenta de ese título profesional que con tanto anhelo había imaginado para su futuro”.

Dutra relató que “pasaron los años, y ese joven se convirtió en el adulto que soy hoy. Y al igual que la historia de ese joven, vi en el mismo lapso de tiempo cómo muchos otros jóvenes también abandonaban sus sueños universitarios”.

“Sin embargo, hace cuatro años, esta Universidad pública puso en marcha el exitoso proyecto “Potenciar la Graduación”, con el que promovió la finalización de las carreras de grado de aquellos estudiantes que por alguna razón abandonaron los estudios. Así, se ocupó de devolverles a esos cientos de jóvenes –muchos de ellos adultos ya– la oportunidad de saldar una deuda con la vida: alcanzar el título universitario”, remarcó.

Enfatizo que “por estas y muchas cosas más, tenemos que valorar la educación pública. Cuando el Estado y la Universidad pública, como es la nuestra, hacen las cosas bien, para el pueblo, para todos nosotros, el tren puede pasar más de una vez. Gracias por ello mi querida Universidad Nacional de Río Cuarto”.

“Ahora en nuestras casas, lucirán estos títulos, que serán muy importantes para nosotros, porque llevarán grabados nuestros nombres con tinta, pero también con las lágrimas, a veces de tristeza y a veces de alegría, de quienes amamos y nos aman tanto, de los que estuvieron incondicionalmente al lado nuestro y de quienes perdimos”.

Por otro lado, señaló que “nos tocó graduarnos en medio de una emergencia global que trastocó todo. La pandemia del Covid-19 nos dejó una sensación de vacío. Pero, así como modificó hasta lo más profundo nuestras vidas, también nos ofrece una gran oportunidad: la de construir una sociedad en la que lo más importante no sea acumular riquezas, sino ser más humanos. No creo que podamos ser felices sin la felicidad de quienes viven a nuestro lado”.

“También la pandemia nos dejó enormes enseñanzas. Nos permitió ver y valorar lo que estaba tan cerca, y no veíamos ni valorábamos. El calor de un abrazo, la ternura de un beso, el esfuerzo de todos los trabajadores y luchadores de la salud, de los servicios esenciales, de nuestras autoridades, de nuestros docentes y nodocentes, de nuestros estudiantes, de nuestras familias”.

“Muchos quisiéramos tener hoy una colación de grado como las que habitualmente tuvo la Universidad. Pero valoramos este espacio, así como el de las clases virtuales y el de los exámenes finales, porque es el que las autoridades, docentes y nodocentes de esta casa de estudios pudieron construir para nosotros en tan difícil momento. No es sencillo. Hacen falta coraje, ganas y responsabilidad, pero el esfuerzo vale la pena”.

Licenciada en Trabajo Social Ana Luz Pomilio: “Es muy importante una universidad pública e inclusiva”

Ana Luz Pomilio, es la primera egresada como Licenciada en Trabajo Social de la UNRC tras la reapertura de esta carrera en marzo de 2014. La carrera había sido cerrada por la dictadura militar de 1976.

Dirigiéndose a los graduados subrayó la importancia del logro de recibir el título para las trayectorias personales de “todos los que están acá”.

Expresó que “también es un momento donde piensa en aquellos que no ven efectivizado su derecho a la educación y quedan en el camino. Por eso es muy importante una universidad pública, gratuita, democrática y de calidad, inclusiva que reconozca y respete la diversidad, que tenga en cuenta los obstáculos y problemáticas para atravesar en la vida cotidiana y que facilite su acceso”. .

“Quiero destacar el acompañamiento de los compañeros y docentes a lo largo de esos años con todo el compromiso social y de lucha que los caracteriza, de lo cual he aprendido mucho”.

“En cuanto a nosotres egresades quiero desearles un feliz transitar en la profesión que cada uno ha elegido sin olvidarnos que el camino es colectivo”.

También la licenciada Pomilio abogó para que nunca más haya cierre de carreras en la Universidad y tampoco “cercenamiento de las ideas” por gobiernos autoritarios.

Detalles del acto de colación

La interpretación del Himno Nacional estuvo a cargo del Ensamble Universitario de Música Popular Argentina y Latinoamericana de la Universidad Nacional de Río Cuarto e intercalada con imágenes aéreas del campus y de la gran sala del aula mayor José Alfredo Duarte en el campus, solo habitada por las autoridades, la maestra de ceremonia y unos pocos trabajadores.

El momento más solemne de la ceremonia, el juramento profesional, estuvo a cargo del vicerrector de la UNRC, profesor Jorge González, en la ceremonia matutina y en las otras ceremonias lo hizo el rector Roberto Rovere. Otro momento culminante fue cuando se nombró a cada uno de los graduados, en tanto la imagen mostraba el diploma de los nuevos profesionales.

Esta fue la colación de grado 275ª de la casa de estudios local. Primera en la historia de la UNRC de modo virtual. Este jueves 5 de noviembre es la colación de grado de los egresados de la Facultad de Ciencias Humanas, en tanto el viernes 6 de noviembre será la correspondiente a los egresados de la Facultad de Agronomía y Veterinaria. En ambos casos cuatro ceremonias: a las 10, 12, 14 y 16.

Sumados a los actos del 22 y 23 octubre, donde se hizo entrega on line a los egresados de las facultades de Ingeniería, Económicas y Exactas la UNRC entregará 648 títulos bajo la modalidad virtual.

El Departamento de Diplomas de la UNRC acordará con los graduados cuando se hará entrega personalmente de los títulos a los nuevos profesionales de las distintas facultades.

Más del discurso del rector Rovere

En otro tramo de su discurso el rector Roberto Rovere sostuvo que “la nueva dinámica social, económica y cultural impuesta por la pandemia, ha llevado al sistema Universitario a disponerse, en el cumplimiento de su responsabilidad social, desde distintos puntos del país. Particularmente, la Universidad de Río Cuarto también se predispuso a interactuar con las instituciones públicas locales y con los gobiernos nacional, provincial y municipal en sumar esfuerzos y compromisos frente a la situación de emergencia sanitaria que estamos atravesando”.

“Desde el comienzo, se priorizó la educación, se implementó el uso de herramientas virtuales que se transformaron en instrumentos para asegurar el acompañamiento, la contención y el derecho humano a la educación. A fin de poder acceder a los formatos virtuales, fue necesario además del trabajo docente, el fortalecimiento de la plataforma Evelia-Sial de la UNRC; con el destacado trabajo de puesta a punto por parte de personal técnico de las áreas informáticas y una inversión en equipamiento de alta capacidad de procesamiento de datos, en más de 2 millones de pesos”.

“Además, se incorporaron 300 becas de conectividad para los estudiantes con problemas económicos a los que se sumaros 100 becas más por parte de la Universidad”.

Explicó que “mediante convenios con el Ministerio de Salud de Córdoba, la Universidad dispuso de las instalaciones de la Escuela de Enfermería como Centro de Atención para adultos mayores con Covid -19, asimismo se pusieron a disposición de la provincia las Residencias para Docentes, con destino al aislamiento preventivo de personas sospechosas de la infección.

“En otro convenio específico con el ministerio de Salud, se incorporó equipamiento de laboratorios de la Universidad para el diagnóstico a partir de muestras de hisopados por técnicas de PCR, en un trabajo que continuamos llevando adelante con el Hospital Regional de Rio Cuarto. Se inició la producción de alcohol sanitizante a partir del bioetanol provisto inicialmente por la Empresa Bio4, para asegurar la provisión a la universidad y a las mesas territoriales de los sectores más carenciados de la ciudad, distribuyéndose a la fecha casi 5000 litros”.

Finamente reflexionó que “en el mundo, aún incierto de la post-pandemia, el conocimiento, la ciencia y la tecnología juegan y jugaran un rol fundamental en la recuperación de los países. La innovación constituye uno de los caminos para la salida de la crisis, y para ello hace falta la acción rápida de los investigadores, hace falta investigación e innovación médica y tecnológica para acelerar la producción de material médico esencial, para trabajar en la producción de vacunas y tratamientos terapéuticos necesarios para proteger el derecho de las personas a la salud. También desde las ciencias sociales se debe trabajar en la interpretación y la comprensión de los fenómenos sociales que transitamos para generar las propuestas y formulaciones políticas que las resuelvan”.

“No les estoy dibujando un futuro obscuro y aterrador, sino todo lo contrario, porque tengo la certeza de un futuro promisorio y que se presentará desafiante, obligándonos a la reflexión y a la autocrítica. Confiamos en que Uds. serán los actores de la “nueva normalidad”, sustentada en la interacción profesional interdisciplinar que nos ayuden a transitar estos nuevos caminos y que nos permitan alcanzar la ansiada sociedad justa e igualitaria. Deben pensar que ustedes tienen la capacidad para generar trabajo a futuro y comenzar a imaginar nuevas formas de ocupación”.

“El diploma universitario les recuerda que tienen la obligación de devolver con sentido solidario, aunque sea en parte, el esfuerzo que el país realizó para formarlos profesionalmente. Piensen que frente a otros sectores de la sociedad han adquirido capacidades para poder encontrar soluciones viables a los complejos problemas que afronta nuestro país. El título los expone a un mundo donde deberán encontrar sus lugares, empleando los conocimientos obtenidos y las habilidades construidas como sus principales herramientas”, concluyó.

Fuente: www.unrc.edu.ar