Estudiantes presentes, Estado ausente

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, derecho a la comunicación, locales, noticia destacada 2

18 Junio, 2019

JÓVENES Y PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Estudiantes presentes, Estado ausente

Alumnos de quinto año del IPEM Nº 283 “Fray Mamerto Esquiú” propusieron declarar la Emergencia Sanitaria en barrio Oncativo. Quieren erradicar el basural y que las más de 180 familias que viven en el sector puedan acceder a todos los servicios básicos. Los jóvenes aportan soluciones a viejas demandas mientras el Estado mira para otro lado.

Por Nano Nusbaum

Fotos Dafne Acevedo Giménez

Muchas veces se ha cuestionado y menospreciado -hasta en la actualidad- la participación y el compromiso de los jóvenes en la política, entendiendo a la política como herramienta fundamental para generar propuestas que nos ayuden a construir una sociedad más inclusiva e igualitaria.

Sin embargo, esta iniciativa de los estudiantes de quinto año del IPEM N°283 de terminar con el basural en barrio Oncativo y mejorar las condiciones de vida de los vecinos, nos obliga a reflexionar:¿Por qué son los jóvenes estudiantes los que se ocupan de este tipo de problemáticas barriales históricas? ¿No debería ser algo ya resuelto por el Estado? ¿Cómo puede ser que vecinos que habitan un sector ubicado a menos de 500 metros del Centro Cívico de Río Cuarto no tengan acceso a todos los servicios básicos y vivan rodeados de basura y en un ambiente contaminado? Si se les exige responsabilidad, compromiso y participación a los jóvenes, por qué no usamos la misma vara para evaluar a los funcionarios de distintos partidos que han pasado por la gestión y no han sabido-querido garantizar esos derechos básicos como lo son el acceso a los servicios esenciales de agua, luz y un ambiente saludable?

“Oncativo te queremos Saludable” es el nombre del proyecto que los estudiantes secundarios presentaron en el marco del Parlamento Estudiantil, con el objetivo de aportar soluciones a una problemática barrial de años, terminar con los basurales y garantizar el acceso a todos los servicios básicos.

El barrio está ubicado a pocas cuadras del macrocentro de la ciudad, donde históricamente estaba el basural de Río Cuarto. A pesar de que ese lugar ya no debería ser utilizado para tales fines, las extensiones de desechos orgánicos y contaminantes rodean las viviendas, provocando contaminación, malos olores y generando enfermedades en los vecinos. Los niños juegan y crecen en un ambiente rodeado de basura, mientras a pocos metros se inauguran hermosos espacios verdes.

Los estudiantes secundarios a través de su participación y compromiso son los que han demostrado estar a la altura de las circunstancias y tener la sensibilidad necesaria para mirar y observar la marginalidad y la pobreza de un barrio donde los derechos están siendo recortados o avasallados. Demostrando que no hace falta ser adulto para preocuparse por el otro y elaborar propuestas tendientes a remediar la triste realidad que viven cientos de familias en barrio Oncativo.

Sin dudas uno de los desafíos que tenemos por delante como sociedad es poder romper con la tradición adultocéntrica del Estado respecto a los niños, adolescentes y jóvenes. Esta idea está muy presente en los actores del Estado pero también en las demandas que la sociedad le hace al Estado.

La mirada puesta en el barrio 

Johana Moreira, una de las alumnas que participó en la elaboración del proyecto, dijo que la idea surgió a partir de conocer la realidad del barrio. “Oncativo queda cerca de nuestro colegio y tenemos compañeros que viven en ese barrio. Vimos la situación que atraviesa la gente que vive en el lugar. Muchas familias no tiene donde poner la basura, hay un sólo contenedor, Cotreco pasa una vez a la semana y los animales sueltos desparraman toda la basura”, contó la estudiante y agregó: “Hace dos años que estamos realizando actividades en el barrio”.

Lucas Carreño, otro de los alumnos, aseguró que “los políticos conocen cómo viven, saben de la precariedad de las casas y la falta de servicios básicos, pero el Estado no aporta soluciones. Cotreco en todos los barrios pasa habitualmente, pero estas 180 familias no tienen ese servicio. Nosotros pretendemos que se coloquen más contenedores y enseñarles a reciclar porque sin educación va a ser lo mismo. Además muchas personas de otros sectores de la ciudad lo usan como basurero, parece que no les importa que ahí viven personas”.

—–

“Es algo indignante que nosotros tengamos que presentar este proyecto porque es algo que ya se debería haber realizado hace tiempo”, expresó Lucas Carreño, concejal del Parlamento Estudiantil

—–

Kevin Heredia, quien cursa el quinto año del secundario, aseguró que “el barrio está abandonado, como si no existiera, ni siquiera figura en los mapas, aparece como el antiguo basural”.

Patricia Marini, profesora de Economía y quien ha coordinado el grupo de estudiantes que trabajaron en el proyecto para el barrio, indicó que “en ese sector de la ciudad viven 180 familias registradas, pero ya se han sumado muchas más. Las más antiguas en el barrio cuentan con servicio de agua, pero las que se han instalado más recientemente no pueden acceder a ese servicio esencial”.

En este sentido, la docente manifestó: “Donde actualmente está el barrio Oncativo, años atrás estaba radicado el antiguo basural, entonces no podemos estar volviendo atrás y seguir fomentando ese lugar como espacio para tirar la basura”.

Para revertir esta situación, “la escuela va a salir al barrio para realizar una fuerte campaña de concientización sobre la problemática de la basura y el reciclado. El Municipio debe comprometerse en el servicio de recolección de la basura y limpieza del sector”, comentó la docente del del IPEM Nº 283 “Fray Mamerto Esquiú”.

Además, a través de distintos proyectos educativos y solidarios el colegio ha trabajado en el barrio fortaleciendo la inserción educativa, gestionando la provisión de agua, en la conformación de una biblioteca  y fomentando la realización de huertas familiares con la colaboración del INTA.

Políticos de oficina, estudiantes en el barrio

Mientras la mayoría de los funcionarios locales parecen desarrollar las políticas de Estado desde una oficina, los estudiantes prefieren caminar el barrio y desarrollar propuestas de articulación con los vecinos.

Jonatan Cacciavillani, otro estudiante de quinto año del IPEM N°283, fue muy crítico sobre la responsabilidad de los políticos de nuestra ciudad: “Nosotros no tendríamos que estar presentando este tipo de proyectos, ellos deberían hacerse cargo de este tipo de situaciones”.

El compromiso ciudadano es una de las tantas maneras de formar parte de la realidad social, cultural, económica y política de la sociedad en la que vivimos. Es por eso que resulta de vital importancia que estas prácticas sean incentivadas desde las instituciones educativas para que los adolescentes vayan formándose en la experiencia de ser parte en la comunidad.

En esta línea, es importante destacar la iniciativa del gobierno municipal de poner en marcha el Parlamento Estudiantil y a las escuelas que permiten la participación de los jóvenes. “El Parlamento Estudiantil nos permite sentirnos partes de la solución e involucrarnos con las problemáticas de la gente, en este caso, de barrio Oncativo”, expresó la alumna Estefani Patiño.

Aunque es importante aclarar que este espacio todavía no logra los niveles de participación genuina, porque en definitiva la última palabra, es decir, si se implementa un proyecto o no, depende de la decisión de los adultos (Concejo Deliberante de Río Cuarto). El Parlamento Estudiantil es un avance pero no deja de ser un espacio controlado y acotado.

Asentamiento y marginalidad 

Según los estudiantes, “en el populoso barrio Alberdi se puede observar uno de los sectores con mayores vulnerabilidades de tipo económicas, sociales, geografías, culturales como las que presenta el asentamiento de barrio Oncativo”. Allí, viven más de 180 familias que realizan actividades diversas y propias del espacio urbano-rural como: cultivos, cría de animales, extracción de áridos y otras actividades de tipo urbanas vinculadas con el trabajo de la basura que llevan delante los carreros y recicladores urbanos.

Las viviendas tienen una estructura precaria con techos de chapa y poco espacio. Los carros (tracción a sangre) forman parte del paisaje. La mayor provisión de alimentos proviene de la actividad como carreros. “La gran mayoría no pueden llevar adelante microemprendimientos porque no saben y no tienen acceso a fuentes de financiamiento”, advirtieron los jóvenes.

Los alumnos también manifestaron que muchas de las situaciones de abandono escolar se dan por la falta de recursos y fundamentalmente, de oportunidades de desarrollo y crecimiento.

Aportes desde la escuela 

Por tales motivos, los alumnos del IPEM N° 283 propusieron que se declare la Emergencia Sanitaria e Integral del barrio Oncativo ante el riesgo en la salud de sus habitantes y el medio ambiente, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas.

En este marco, consideraron que es necesario realizar: desmalezado del lugar, erradicación de basurales, campañas de concientización para el reciclado de basura, colocar contenedores para favorecer la tarea del reciclado y recolectar semanalmente los contenedores.

Datos del proyecto

Nombre: “Oncativo te queremos Saludable”

Concejal: Lucas Alberto Carreño

Asesor I: Johana Belén Moreira

Asesor II: Kevin Mirco Santiago Heredia