Francisco Llanos jugará la Liga Argentina para Tomás de Rocamora

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, locales, noticia del dia, noticia destacada 1

28 Enero, 2021

HISTORIA DE VIDA

Francisco Llanos jugará la Liga Argentina para Tomás de Rocamora

El riocuartense de 19 años embarcó rumbo a Entre Ríos con el objetivo bien claro: Participar en la segunda categoría del básquet nacional y hacerlo en un gran nivel.

Por Gabriel Saenz

Francisco Llanos llegó a Concepción del Uruguay con el fin de poder disputar la Liga Argentina, segunda categoría del básquet argentino, con el club Tomás de Rocamora. “Tengo una sensación de incertidumbre, porque vengo a una ciudad nueva, compañeros nuevos para conocer, es todo nuevo; pese a eso, me siento muy feliz, porque después de un año de no hacer nada, volver a competir a un alto nivel es alegría y felicidad para mí”, explicó el ex perimetral de Banda Norte.

El “cabe”, tal como lo llaman sus más cercanos, también hizo referencia a sus objetivos para el presente año: “mi objetivo a corto plazo es mantenerme a este nivel, en esta liga, ir sumando minutos y experiencia para luego dar el salto. Decidí irme a jugar a otro lado porque en Mercedes (ciudad correntina en la que estuvo participando en la edición anterior de la Liga Nacional en el club Comunicaciones) mucha competencia no hay, entonces quise aprovechar la oportunidad para mostrarme y poder jugar a otro nivel diferente”.

“Además tengo pensado estudiar, primero voy a acomodarme en el básquet y después quiero comenzar a hacerlo pero a mi ritmo, sin descuidar el básquet”, añadió.

Tradición familiar

Francisco tiene 19 años y nació en la Ciudad de Río Cuarto. Comenzó a jugar al básquet a los 4 años en Asociación Atlética Banda Norte, cuando su padre, Javier Llanos, estaba jugando en el club del Lobo del Parque Sarmiento. Su amor por la naranja viene de familia, al igual que por el verde, “Banda Norte significó mucho para mí, ya que mi viejo pasó 20 años en el club, después seguí yo con casi 15 años, y creo que como tuve cosas buenas, también tuve errores que los supe llevar día a día y poder mejorar mucho más. Creo que fue muy grande Banda Norte, crecí ahí y forme un grupo de amigos, Banda Norte es mi vida.”

A los 17 años, el jugador riocuartense decidió dar el salto hacia Comunicaciones de Mercedes. Tomó esta oportunidad para dar un salto de calidad a su juego y medirse con diferentes jóvenes en la Liga de Desarrollo (torneo que enfrenta a juveniles de todo el país) promediando 8,8 puntos, 5,3 recobres, 4,2 pases gol y 1,8 robos en 30 minutos por encuentro en un total de 26 partidos. Además tuvo la oportunidad de debutar en la máxima categoría del básquet nacional frente Peñarol de Mar de Plata.

“Lo que más extraño de irme de Río Cuarto, es el tiempo que pasa, que mis hermanos crecen, mis viejos se ponen más grandes, el no estar día a día es difícil, pero es algo que me gusta y me apasiona, se deja al lado muchas cosas. Mi familia tiene un rol muy importante, una familia del básquet, ellos están más felices que yo, así que, para ellos verme crecer es lo mejor que hay”, concluyó Francisco.