La mentira de achicar el Estado

Publicada en Publicada en nacionales, noticia destacada 1

8, noviembre 2019

GOBERNAR SIN EL EJEMPLO

La mentira de achicar el Estado

Mauricio Macri proponía reducir el costo de la política con un Estado “sobrecargado”. Al finalizar su mandato, los números dicen otra cosa: el gabinete nacional es el más amplio desde el regreso de la democracia

Por Gabriel Marclé

Historicamente la sociedad ha tomado al gasto público como punto de crítica hacia las estructuras estatales. Se habla de “demasiados empleados” y de una ineficiencia que no se correspondía con la cantidad de recursos humanos disponibles. Entre tantos otros argumentos, el del “achicar el Estado” era uno de los ejes de campaña que impulsaron el apoyo de parte de la sociedad hacia un Mauricio Macri que terminó convirtiéndose en presidente haciendo lo que siempre hizo: Endulzar los oídos de sus votantes.

De acuerdo al informe del CIPPEC “durante el primer año de gestión del gobierno que asumió en diciembre de 2015, el andamiaje burocrático administrativo creció en sus distintos niveles: ministerios (de 18 a 23), secretarías (de 69 a 85), subsecretarías (de 165 a 204), direcciones nacionales (de 290 a 398) y direcciones generales (de 127 a 144). A partir del crecimiento sostenido hacia 2017, el gabinete del Poder Ejecutivo nacional “alcanzó su máximo histórico desde el regreso a la democracia” y se posicionó entre los gabinetes más grandes de América Latina”, explica el informe.

Datos: CIPPEC sobre la base de GPS del Estado y decreto 174/2018

Pero claro, se dieron cuenta, y de un plumazo empezar a recortar el gasto eliminando ministerios, bajándoles la jerarquía. Así ocurrió con la cartera de Salud y Trabajo, ambas reducidas al rango de secretaría. Eliminando 10 ministerios en mayo de 2018, el Gobierno buscó dar una señal de austeridad fiscal a pedido del Fondo Monetario Internacional, tras el “pedido de ayuda” realizado por el presidente Macri.

En definitiva, luego de todos estos cambios realizados, la cantidad de cargos de la APN central en 2019 creció un 3% en comparación con fines de 2015. En este periodo, los ministerios, subsecretarías y direcciones generales se redujeron, mientras que las secretarías y direcciones nacionales se incrementaron.

Cuadro elaborado por CIPPEC en base a organigramas de las jurisdicciones de la APN central publicadas en Mapa del Estado.

“Los cambios sucesivos y de gran escala en la estructura organizacional de la APN central manifestaron la dificultad de desplegar una estrategia consistente de gobierno. A su vez, estos cambios generaron nuevos y diversos problemas de articulación y coordinación en el funcionamiento de la APN. La creación de Secretarías de Gobierno genera confusión en la jerarquía de la estructura organizacional mientras que las grandes estructuras ministeriales favorecen la desarticulación de las redes de política con las que cada ministerio se vincula tradicionalmente”, expresa el informe de CIPPEC, diagnosticando que “la volatilidad en la estructura organizacional no contribuye a generar los horizontes institucionales de largo plazo que se requieren para implementar políticas públicas de largo aliento.

Los números son contundentes, y el cambio que propusieron no fue tal. El nepotismo que tanto apuntaron con el dedo se les volvió en contra y esto puede comprobarse cuando comienzan a trascender la larga lista de nombres de familiares del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, nombrados en diferentes cargos a lo largo de la estructura política de Cambiemos. Tampoco se habla de los familiares del presidente, beneficiados con cargos y contratos estatales por servicios prestados.

Otro de los puntos surge de lo trascendido días atrás, cuando desde el Sindicato de Empleados de la ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria (Secasfpi) denunció que autoridades del organismo dirigido por Emilio Basavilbaso dispusieron el traspaso a planta permanente de los cargos políticos y jerárquicos nombrados durante los años de gobierno de Mauricio Macri. “Pero hay nepotismo y NEPOTISMO”, dirán algunos.