Paula Maffía: “Es urgente abandonar palabras que nos siguen circunscribiendo al patriarcado”

Publicada en Publicada en noticia del dia, noticia destacada 2, Provinciales

03, Abril 2021

Paula Maffía: “Es urgente abandonar palabras que nos siguen circunscribiendo al patriarcado”

Por Agustina Bortolon y Emi Urouro

La cantante y escritora pasó por la redacción de El Resaltador, y hablamos de feminimos, escritura, lenguaje, sexo y pandemia (y si). Una charla diferente, para no olvidar que la cultura sana y salva en tiempos críticos.

Paula Maffía nació en abril de 1983 en Buenos Aires. En el año 1998 ingresa al Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla en CABA para estudiar piano, y ya en el 2001 forma su primer proyecto musical, un trío punk femenino llamado “Acephala”. Al año siguiente, empezó a estudiar Antropología en la UBA.

Con el correr del tiempo, y en paralelo con su carrera solista, formó la petit orquesta de rock “La Cosa Mostra”, y la orquesta “Las Taradas”, con quienes revitaliza repertorio olvidado del 40’ y 50’ de todo el mundo.

Incursionó en el mundo de la literatura y la poesía generando proyectos sola y en dúo con Cecilia Szperling en “Las Chicas de la Calle Crámer”, y también en dúo con performance de lecturas y música junto a Mariana Bugallo en “Boca de Buzón”.

Multifacética, ecléctica y talentosa, la entrevistada nos acerca al feminismo, el arte, la música, la poesía, el lenguaje en primera persona y pone sobre la mesa debates necesarios y fundamentales en la agenda de hoy.

Feminismos, esas corrientes que todo lo atraviesan

Paula considera que es urgente empezar a abandonar palabras que nos siguen circunscribiendo al patriarcado. Como por ejemplo “nación”, “territorio”, “frontera”, “raza”, palabras que todavía trazan jerarquías, distancias, diferencias.

Durante los procesos de ruptura y de cambios, se desestabiliza el tablero de todo lo que nos constituye y las bases sobre la que se sustenta nuestra cotidianeidad se ve trastocada. Es inevitable que dentro de estos procesos, el lenguaje se vea modificado.

Entendiendo, además, que los feminismos son prácticas políticas con un fuerte potencial disruptivo, feminismos y lenguaje se entrecruzan. Es sumamente importante comprender que el género es una categoría transversal en todo el proceso comunicativo.

Por otro lado, sostiene que es una pena que un movimiento tan transnacional, que podría ser tan inclusivo y absolutamente liberador, todavía siga abnegándose a partidos políticos.

“Me parece que los partidos políticos también son antiguos, y son patriarcales. No niego que todo es político, no niego que necesitamos formas de organización, pero tampoco niego que absolutamente todos los partidos políticos están rancios de machos. Con caciquerías locales,jerarquías, verticalismos. No entiendo como tantas compañeras todavía pueden seguir funcionando de esa manera” Paula Maffía

Para la entrevistada no hay una ética feminista que no sea otra que todos los días revisarse como individuo y como parte de una sociedad, y ver si estamos dando lo mejor de cada uno/a, logrando ser personas cada vez más libres y fomentando la libertad en nuestro entorno:

“Nunca va a ser algo completamente individual pero tampoco puede ser algo diluido en lo social, porque también eso es dejarse pasar por encima”.

La cantante comentó que, en este momento, sencillamente decir “soy feminista” no hace nada, destacó que no puede solamente declararlo, es algo que se tiene que hacer. En esa línea, resaltó que tenemos que trabajar permanentemente para no caer en “algo religioso”.

“El feminismo es una identidad a la que está migrando un montón de gente, ojalá lo hagan con consecuencia, pero no es simplemente ponerte una remera que diga ‘feminist’. No va por ahí. No banalicemos nuestra lucha, y me parece que una manera de no banalizarla es no hacerla una banderita” Paula Maffía

La Lengua viva, en la música, en la calle, en las personas

El lenguaje cambia permanentemente. Para Maffía es ridículo pensarlo de otra manera, y a la vez, criticó la entidad que tomó la RAE en los últimos años, sólo por imponerse contra el lenguaje inclusivo.

“El lenguaje nos define y también nos retiene. Pero eso lo hace cualquier límite, cualquier cosa que le da forma a algo está manteniendo esa forma en conjunto y también evitando que esa forma se expanda, entonces nuestra personalidad también está en completo desarrollo” Paula Maffía.

Si pensamos al lenguaje como un organismo vivo, como algo dinámico que está permanentemente modificándose y construyéndose, es inevitable que también pensemos en la intencionalidad del mismo.

En ese sentido, existe una intencionalidad en nuestra forma de ver el mundo, desde creer o no creer en algo, de una opinión formulada de primera mano hasta un texto científico. Es decir, el entorno en el que nos movemos contiene una amplia gama de intenciones e intencionalidades.

La cantante considera que en el transcurso de nuestras vidas cambiamos un montón de veces de opiniones o de gustos o nos identificamos con cosas distintas. En el transcurso de la humanidad también, el lenguaje va a cambiando, entonces, le parece completamente orgánico poder referirse con belleza, con certeza a lo que la otra persona desea, con lo que la otra persona desea identificarse.

El lenguaje se constituye entonces como el territorio en donde emanan las representaciones de nuestros pensamientos. Y el lenguaje históricamente ha sido una construcción androcéntrica, pensada de y hacia los hombres; por lo que cuando hablamos en masculino, tendemos a pensar en masculino, y de esta forma, el lenguaje refuerza de alguna manera una mentalidad androcéntrica y machista.

La escritura, para plasmar la lengua, para hablar del deseo

Paula nos dijo que aspira a escribir, en realidad no sabe si escribe, lo que hace es apoyar sus pensamientos en una hoja: “No sé si tengo ese arte, ese rollo. Admiro a la gente que escribe, esa capacidad de encerrarse en sí mismos/as y poder generar todo un proceso creativo y una fase final que no tenga nada que ver con lo performático”.

En relación al punto anterior, agregó que ella es un animal completamente dependiente de los escenarios y si hay algo que quisiera sería no ser dependiente de nada.

En sus creaciones “Polvo” (Albúm músical), “Verso”(Libro de poemas) y “Placer” (Albúm músical), notamos referencia al sexo, al deseo. La autora cree que se puede hacer la revolución en la cama. Aún así, piensa que darle placer al cuerpo y darle palabra al deseo, son cosas que todavía las personas no logran llevar a cabo totalmente porque están preocupadas por seguir un rol, una performance y eso le parece limitante.

“Toda la sociedad se refiere al sexo como una especie de lugar privado y de alguna manera donde se permiten ciertos excesos. Me parece que eso se podría permitir en absolutamente todas las situaciones, el tema es: no imponerse sobre el otro, la otra, por eso también a su vez tenemos un debate sobre qué es acoso” Paula Maffía

Como era de esperarse, la pandemia atravesó los procesos creativos 

Hace más de un año el coronavirus irrumpió en Argentina, fue en marzo de 2020 cuándo empezaron las primeras medidas restrictivas, por ejemplo, se suspendieron los shows y eventos en vivo.

La entrevistada nos comentó que durante este período sacó muchas ideas, vinculadas al contexto sanitario: “Primero, la idea de dejar de evaluar si algo es bueno o es malo en relación a un provecho personal”

Desde el comienzo supo que este sería un proceso muy radical, por lo que se planteó vivirlo con toda la contundencia que se pueda, y agregó: “si tengo suerte nunca más en la vida voy a tener que pasar de nuevo por esto”

“Habité, habité con impaciencia, con horror, con desesperación, con oído atento, con curiosidad, con intranquilidad, con ingratitud, transité un montón de etapas y me di cuenta que se estaba fundando, posiblemente, un nuevo punto de vista o un punto de vista complementario a uno anterior” Paula Maffía

En relación al punto anterior, siente que se empieza a cerrar un período que no es sólo personal, sino que empieza a entender una sintonía que puede tener otra gente también y cree que de alguna manera se pone fin a un paradigma de la demolición, se empieza a dar forma a un paradigma de la construcción.

Esta entrevista se configura como una invitación a pensar y debatir temáticas cruciales y transversales a este contexto en particular, y a nuestra cotidianeidad en general. Desde las prácticas culturales se construyen sentidos, y los sentidos guían las acciones.

Fuente: www.elresaltador.com.ar