Porta: El “Cordobesismo” contra la vida en plena pandemia

Publicada en Publicada en Ambiente y Naturaleza, Bienes Comunes y Modelo Productivo, noticia del dia, noticia destacada 2, Provinciales

30, Julio 2020

Porta: El “Cordobesismo” contra la vida en plena pandemia

El Gobierno de Córdoba arremetió -otra vez- contra la salud de lxs cordobesxs y le hizo un favor por partida doble a la empresa Porta Hermanos: por un lado, el gobernador Juan Schiaretti inauguró una obra de ampliación de gas para la fábrica, mientras que el intendente Martín Llaryora formalizó la puesta en funcionamiento de la nueva planta de concentrados proteicos de origen vegetal de la compañía ubicada en barrio San Antonio.

El año pasado, a fines de diciembre, se conoció que el juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja rechazó el amparo ambiental iniciado contra el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (principal demandado) por el funcionamiento sin autorización -de esa dependencia gubernamental- de la fábrica de etanol Porta Hnos. en barrio San Antonio.

El juez reconoció que la empresa no contaba (ni cuenta) con el Estudio de Impacto Ambiental de la Secretaría de Ambiente y que no había habido convocatoria a Audiencia Pública. Sin embargo, a pesar de todo esto y con las pruebas necesarias -que lxs vecinxs gestionaron- para dar cuenta de los impactos que la fábrica tiene sobre la salud, Vaca Narvaja negó el pedido de la comunidad de cesar la producción de Porta y otorgó un plazo de 90 días para adecuarse.


Lxs vecinxs decidieron apelar, pero llegó la pandemia y no hubo novedades favorables. Por el contrario, Porta no se adecuó a lo solicitado, quintuplicó su producción y, la semana pasada, tanto el Gobierno Provincial como el Municipal le dieron la derecha para avanzar y seguir produciendo sin limitaciones de ningún tipo.


“El fallo de Vaca Narvaja determinó que la fábrica está en situación ilegal, pero faltó que ejecutara la orden de cerrarla como una medida cautelar hasta tanto se cumpliera con la ley o lo que quisieran realizar con la empresa. Lo mejor que nos puede pasar, si está ilegal en el uso de suelo, es que la trasladen a un lugar industrial. Bueno, el juez no lo hizo, llegó la pandemia y la empresa -como no la cerraron- quintuplicó su producción. El mismo Estado le permitió realizar más alcohol en gel. Es decir, que si nosotros ya estábamos enfermos con la producción que tenían, quintuplicar esa producción quintuplica el riesgo en todas sus formas: en el riesgo de muerte, de enfermedades, de cáncer, de posibilidades de incendio, de desastre, de catástrofe. Todo se quintuplicó. Y eso porque el juez Vaca Narvaja no mandó a cerrarla, obviamente”, relataron integrantes de Vecinos Unidos en Defensa de un Ambiente Sano (VUDAS), en diálogo con La tinta.

porta sentencia (3)
(Imagen: La tinta)

Al contundente aumento de producción, se sumaron los anuncios de la semana pasada. El gobernador Schiaretti estuvo presente en el acto de inauguración de la ampliación de gas natural en Porta, llevada a cabo a través del programa “Conectar Gas Industria”, y aprovechó para ensalzar al grupo empresario. Esta obra permitió que Porta ponga en marcha la nueva planta de producción de proteínas vegetales concentradas del país, inaugurada por el intendente de Córdoba, Martín Llaryora. Ambos Ejecutivos se tiraron flores entre sí y agradecieron a la empresa desconociendo la lucha de lxs vecinxs de la zona, con palabras que parecen una burla: “(Gracias) por la gentileza, porque, en el medio de una crisis, muchos especulan con productos que se vuelven esenciales. Sin embargo, ustedes sostuvieron los precios, colaboraron y donaron para que llegue alcohol a los más humildes”, dijo Llaryora.

“Somos abandonados, somos rechazados, sacrificados, insultados. Es un insulto a la vida de lxs vecinxs de esta zona lo que ha pasado con estos funcionarios de gobierno. El hecho de la inauguración es un insulto a la vida de lxs cordobesxs y es muy decepcionante saber que solamente en nuestras manos va a estar salvarnos”, dijeron desde VUDAS e hicieron hincapié en la ilegalidad de la planta y en que las pruebas de genotoxicidad que se hicieron confirmaron que muchxs vecinxs tienen ya daño genético debido a Porta. “La empresa está ilegal en el uso de suelo, la ordenanza 8133 dice que el patrón de uso de suelo, dónde está radicada, prohíbe destilerías y el fraccionamiento de alcoholes, porque esta producción es Categoría 3, y esa ordenanza es muy clara”, aseguraron.

“Pero las ordenanzas y las leyes se idean para proteger la vida de los seres humanos y su entorno, para eso están… Ahora, están para cumplirse, están para mejorarse, para el bien de todxs, para el bien de la salud y de la vida. Ese es el eje que las autoridades están dejando de lado, muy explícitamente con el hecho de haber venido a la planta de Porta, una empresa que todavía está en un juicio ambiental, acusada de contaminar y de estar ilegal, que no se rige de acuerdo ni a la ley nacional ni a la ley provincial, y, aún así, tanto el intendente Llaryora de la ciudad de Córdoba -flamante intendente electo hace muy poco- y el gobernador de la provincia de Córdoba, Schiaretti -que no es nuevo, pero sabe muy bien de lo que se trata-, vinieron con su planta política a inaugurarle a Porta un gasoducto y una planta”, afirmaron lxs vecinxs.


“La empresa es ilegal. Lo reiteramos una y otra vez, porque es peligroso. Es peligroso que el Estado avale a una empresa en Córdoba que está poniendo en riesgo a lxs vecinxs -en todas sus formas-, habiendo un fallo de un juez Federal y que, aún así, venga a habilitarle, a manifestarse, a apoyar, porque es claro el apoyo al grupo empresario Porta y a toda su producción. Porque bien podrían haber apoyado la producción, llevando la empresa otro lugar. Pero no, la apoyaron estando aquí, dándole la espalda lxs vecinxs”.


“Duele ese desconocer la vida de la gente. Angustia qué es lo que han elegido los cordobeses. A qué personas en el gobierno se le ha puesto la responsabilidad, en qué manos ha quedado la vida de tantos niños y niñas. O sea, cómo nos hemos equivocado los cordobeses, cómo nos hemos equivocado”, expresaron desde VUDAS.

Lxs integrantes de la organización no dudan en decir que se sienten totalmente abandonadxs por el Estado y denuncian que, en estos ocho años de luchas transcurridos, nadie del Estado se acercó al barrio: “Nadie quiso pisar San Antonio. Nunca vinieron a ver si lo que decíamos era real. Nunca. Es un abandono total. Y eso lo denunciamos porque a las personas no se las abandona. No se puede después salir a decir que se lucha por derechos humanos, que a la Municipalidad o la Provincia le interesan sus ciudadanxs, cuando a este barrio y a esta zona nunca se ha venido a ver, a tratar esta problemática con Porta”.

porta sentencia (4)
(Imagen: La tinta)

“Hemos tenido que salir a pedir a otros médicos, a psicólogos, a sociólogos, a tantísimas profesiones para que veamos la forma de monitorear lo que aquí está pasando. Es así que hubo dos relevamientos médicos, que nunca fueron pedidos por la Justicia, sino pedidos por los mismos vecinos que necesitaban y necesitamos que nos asistan en salud, que vengan al barrio. Por ejemplo, los análisis de genotoxicidad del año pasado fueron gestionados por nosotrxs mismxs y tuvimos que ir a la Justicia, obligados de alguna forma, a pedir ayuda. Nadie vino a ver qué pasaba: al Estado municipal (ni de Mestre ni de Llaryora) no le preocupó. Nosotrxs pensamos: bueno, asume otra autoridad y van a venir inmediatamente a ver qué pasa. Pero, entonces, no vinieron a ver qué nos pasaba: al contrario, vinieron a la planta a inaugurarle una obra de gas”.


“Qué cruel y que triste para los vecinos que mirábamos a través de los medios cómo un intendente, cómo un gobernador, en vez de venir al barrio, caminar las calles y preguntar a los vecinos cómo estábamos, llegaron en plena pandemia a entrar a la empresa a inaugurar una red, una inversión. Qué abandono y qué tristeza. Una vez más, abandonados por el Estado. Es tan horrible sentir lo que sentimos: ya sabemos que nos han sacrificado”.


Por último, desde VUDAS, aseguran a La tinta que la lucha continúa: “No vamos a permitir que estos funcionarios se jacten de Derechos Humanos porque les falta mucho para decir que los practican o defienden. No lo hacen: priorizan la economía antes que la salud de los vecinos, eso está muy claro y sería muy importante que el presidente Alberto Fernández se enterara que, cuando él dice que, con esta pandemia, el Estado Nacional prioriza la salud a la economía, que sepa que, en Córdoba, el gobernador de la provincia y su intendente no lo están haciendo. Están sacrificando a la gente, lo están haciendo en todas sus formas y abiertamente, y nosotros estamos enfermando”, finalizaron.

Imagen de tapa: La tinta

Fuente: www.latinta.com.ar