“Salvando alimentos, alimentando sueños”

Publicada en Publicada en agenda cultural y deporte, en red, locales, noticia destacada 1, Sin categoría

2 Julio, 2019

SOLIDARIDAD ALIMENTARIA

“Salvando alimentos, alimentando sueños”

El Banco de Alimentos de Río Cuarto es una fundación sin fines de lucro cuyo principal objetivo es abastecer de alimentos a los comedores y merenderos de nuestra ciudad, a través de las donaciones que realizan vecinos, empresas e instituciones. Ante la crisis, la ayuda se convierte en un camino posible y necesario.

El Banco de Alimentos de Río Cuarto pertenece a la Red Argentina de Bancos de Alimentos, la cual cuenta con quince espacios que distribuyen de manera federal en todo el territorio argentino, y Río Cuarto no es la excepción. No solo se encargan de la repartición alimentaria, también realizan talleres que tienen que ver con el cuidado y la conservación. Además, participan en actividades que se relación con la Salud y el Deporte, entre otras cosas.

En los primero cinco meses de este 2019 ya llevan entregados 56.582 kilos de alimentos. Giselda Santa es Directora Ejecutiva de la fundación y en diálogo con RETRUCO contó sobre el trabajo que vienen realizando desde el Banco de Alimentos. El mismo comenzó a funcionar en el año 2009 con sus primeras acciones de rescate y en noviembre del 2011 queda formalmente constituido. Este año cumplen 10 años “salvando alimentos y alimentando sueños”, resaltó Giselda.

  • ¿Cuáles son las actividades que realizan?

Las actividades que realizamos son diversas. En primer lugar, las que se relacionan con salvar alimentos, desde las industrias, desde los comercios o desde los productores primarios de alimentos como el caso de frutas y verduras. También se realizan campañas específicas de colectas puntuales como son las de leche Larga Vida o las colectas en los supermercados. Todos estos alimentos se destinan, por el momento, a las organizaciones o instituciones que prestan servicios directos a los ciudadanos de Río Cuarto y el Gran Río Cuarto. En otras actividades realizamos talleres de capacitaciones o charlas informativas que se vinculan y relacionan a aspectos de conservación y cuidado de los alimentos, manipulación de los mismos; talleres que se relacionan a la salud como son los de Reanimación Cardio Pulmonar junto al Colegio médico; talleres para evitar accidentes en los hogares y talleres relacionados a la incidencia de la alimentación y nutrición tanto para los niños como adultos y sobre la alimentación especifica en aquellas enfermedades relacionadas a los alimentos. También, desde la Fundación buscamos promover, organizar y participar en eventos y actividades de índole cultural y deportiva, con el objeto de promover responsabilidad social en la comunidad de la cual formamos parte.

Actualmente, el Banco de Alimentos está trabajando con 50 organizaciones de Río Cuarto, de las cuales 8 son hogares, 41 prestan servicio de merienda, 14 sirven el almuerzo, 7 entregan viandas y 17 ofrecen bolsones de alimentos. Es importante resaltar que muchas de esas organizaciones brindan más de un servicio a la comunidad.

  • ¿De quiénes reciben las donaciones?

Los alimentos los recibimos de empresas locales, regionales o nacionales. Estas empresas se componen de industria, productores primarios y comercios. Con cada sector se llevan adelantes acuerdos y acciones diferentes. Aquí, es importante recordar que pertenecemos a una RED ARGENTINA DE BANCOS DE ALIMENTOS, lo que hace posible que entre más de 15 Bancos de alimentos y otros adherentes, podamos distribuir los alimentos de una manera federal a diferentes provincias Argentinas. Los kilos entregados de Alimentos en el 2018 fue de 94900 kilos, equivalen a 332150 platos de comida. En los primeros 5 meses del 2019 llevamos entregados 56582 kilos de alimentos.

  • ¿Cómo ven la situación actual? 

En este punto observamos 2 aspectos interesantes: El primero es que cada vez son más las organizaciones que se acercan a la Fundación con el propósito de formar parte, en estos últimos 2 meses se han acercado la mayor cantidad. Lo segundo que observamos y también destacamos, es que cada vez son más las empresas, comercios y productores que se suman a algunas de nuestras acciones con el propósito de salvar alimentos y con ellos salvar toda la cadena de energía, insumos, mano de obra, combustible etc, que se puso a disposición para la producción de alimentos y por ende los mismos DEBEN llegar al destino final que es, SER CONSUMIDO, es por ello que todos los alimentos que se salvan conservan sus condiciones de inocuidad y calidad. Para garantizar esto, cuando un alimento llega a la Fundación se activan procedimientos de control y clasificación, preparación y decomiso (si es necesario). Al mismo tiempo, cuando los alimentos se entregan a las organizaciones los mismos deben ser conservados de tal manera que garanticen la inocuidad hasta el consumo final.

Giselda resaltó que desde el años pasado forman parte de “Ecosistema Sostenible” de Río Cuarto, donde como organización trabajan desde lo ambiental, contribuyendo a la eficacia energética ya que “evitamos que la cadena de energía puesta para la elaboración o producción del alimentos se pierda en los eslabones finales de la cadena de valor”. También expresó que desde la fundación trabajan desde lo social, atendiendo las “necesidades más complejas que traviesa nuestra sociedad”.

El equipo de trabajo que forma parte del Banco de alimentos se caracteriza por el compromiso, la voluntad y la puesta en marcha de actividades que contribuyan al bienestar de las personas. A través de la ayuda, el amor y el compromiso para con el otro, hacen posible que cientos de personas puedan tener, cada día, en plato de comida en su mesa.