UNRC: Histórica primera colación de grado virtual

Publicada en Publicada en Educación, locales, noticia del dia, noticia destacada 2

23, Octubre 2020

UNRC: Histórica primera colación de grado virtual

Son 643 títulos en 16 actos. Entre jueves y viernes suman ocho ceremonias correspondientes a las facultades de Ingeniería, Económicas y Exactas. Otras tantas se harán en próximos días para Agronomía y Veterinaria, y Humanas.

Con el distanciamiento social y obligatorio como dominante disposición de cuidado en medio de la pandemia, se realizó la primera e histórica colación de grado virtual de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Los dos primeros actos estuvieron destinado a los títulos de la Facultad de Ingeniería. Hubo 33 graduados en el primero y 37 en el segundo. Y más de 300 personas lo vieron en vivo por streaming y youtube, en cada caso.

En total son 643 los títulos a entregarse en 16 actos. Entre jueves y viernes suman ocho ceremonias correspondientes a las facultades de Ingeniería, Ciencias Económicas y Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales. Y otras tantas se harán en próximos días para Agronomía y Veterinaria, y Ciencias Humanas.

Y a partir de la semana que viene, en día y horas acordados con anticipación, los flamantes egresados irán accediendo a sus títulos de manera física, oportunidad en la firmarán el correspondiente libro de diplomas.

Con el Himno Nacional Argentino, apenas pasadas las 10, comenzó este jueves la primera ceremonia de colación de grado virtual de la Universidad Nacional de Río Cuarto, en medio de la proliferación del Covid 19 que arrecia por estos tiempos. Fue un momento histórico, pues es el primer acto de entrega de títulos de grado de este 2020.

Los 30 minutos que duró esta primera solemne y particular ceremonia alcanzaron para volver a tener ese sentimiento universitario del crecimiento conjunto de toda esta gran comunidad académica y científica, que arremete contra las dificultades y sigue el camino trazado hace ya casi medio siglo de trabajo sostenido.

Es la 275º colación de grado de esta casa de estudios pública y será recordada por sus diferencias respecto de las anteriores. En esta oportunidad, debió ser sin abrazos, lágrimas compartidas, ni fotos de encuentro vivo.

Las melodías del Himno estuvieron interpretadas por el Ensamble Universitario de Música Popular Argentina y Latinoamericana de la Universidad Nacional de Río Cuarto e intercaladas en imágenes con tomas aéreas del campus y de la gran sala del aula mayor solo habitada por las autoridades, la maestra de ceremonia y unos pocos trabajadores.

El rector Roberto Rovere presidió el acto y estuvo acompañado en el estrado el vicerrector Jorge González, la secretaria académica de la Universidad, Ana Vogliotti y la decana de Ingeniería, Miriam Martinello. Mientras que los egresados cada uno desde sus casas participó de este particular evento, que contó con la presencia virtual de familiares y amigos de los flamantes graduados, que pudieron seguir la transmisión en vivo.

Fue una emotiva colación virtual. Primero se escuchó la palabra de uno de los graduados, y luego llegó el momento culmine, cuando el rector Roberto Rovere tomó juramento a los nuevos profesionales.

De Prada: “Llegamos con perseverancia y esfuerzo”

En su mensaje como graduado, el ingeniero mecánico Rodrigo Enzo De Prada sostuvo: “Hoy llegamos a este momento por la perseverancia y el esfuerzo que realizamos en todos estos años”. “Nos tocó egresar de manera remota, virtual”, pero este momento “no tiene que empañar nuestra alegría”, que “disfrutamos y compartimos porque es fruto de nuestro esfuerzo”.

Agregó: “Este momento también nos marca el comienzo en nuestras vidas de una nueva etapa, profesional y en sociedad. Es una oportunidad para pensarnos a nosotros mismos” con “la responsabilidad de ser excelentes profesionales” y, al mismo tiempo, “en la tarea que compartimos con toda nuestra generación, los que pasen y no pasen por la Universidad: ayudar a construir una sociedad más inclusiva, equilibrada y sostenible”.

“En estas circunstancias tan difíciles que vive el país, es nuestro momento de elevar la mirada” para “fijar nuevas metas y caminar con pasión, responsabilidad y trabajo hacia ellas”.

“Podremos afrontar los nuevos desafíos con la tranquilidad de encontrarnos preparados, contando con las capacidades que nos fueron brindadas por parte de nuestra Universidad a lo largo de todos estos años y, más aún, reconociendo las transformaciones tecnológicas en curso, con capacidad para diseñar, adquirir y poner en práctica nuevas capacidades”, indicó el graduado.

Más adelante, dijo: “Tuvimos el privilegio de formarnos en una Universidad pública, como es la nuestra, que nos ha formado para iniciar el camino profesional en forma competente y comprometida”. Por ello, “valoramos, deseamos y debemos trabajar para mantener la educación pública, como la herramienta de transformación social, cada vez más inclusiva y de más calidad”.

Añadió: “Como personas formadas, debemos ser los encargados de llevar adelante los cambios y la transformación de las diferentes realidades sociales. Creo que nos debemos comprometer a compartir lo que recibimos, poniendo la educación, los conocimientos, la experiencia y los valores al servicio de los demás”.

Juramento y compromiso

El rector, desde el atril, les preguntó si juraban …… y los flamantes graduados activaron el sonido de sus dispositivos para responder afirmativamente al unísono.

El titular de la UNRC, Roberto Rovere, se dirigió hacia el lateral izquierdo del escenario del aula mayor, se quitó su tapabocas de color negro y les dijo a los graduados que lo seguían expectantes desde sus hogares: “Egresados y egresadas, en representación de la Universidad Nacional de Río Cuarto les hago entrega hoy del diploma que los habilita para el ejercicio de la profesión que han elegido”.

“Es un momento emotivo, en el que esta institución educativa celebra el resultado de un esfuerzo conjunto, compartido con familiares, amigos y con toda la comunidad. Por eso, este acto es algo más que un gesto formal y solemne, implica asumir un compromiso ante las personas, las instituciones y ante toda la sociedad”, agregó el Rector.

Siguió: “De acuerdo con las atribuciones que me confiere el estatuto de la UNRC, los invito a expresar públicamente su juramento y su compromiso”.

“¿Juran y se comprometen a defender la vida, los derechos humanos y civiles de las personas y el medioambiente, más allá de las diferencias políticas, religiosas y/o culturales? ¿Juran y se comprometen a trabajar cada día para mejorar la vida de las personas, respetando su condición como seres humanos, considerando sus necesidades, creencias, formas de vida y elecciones ideológicas? ¿Juran y se comprometen a respetar la Constitución Nacional, promoviendo los valores de la libertad y la justicia social y contribuyendo con su trabajo diario a una sociedad más justa e igualitaria? ¿Juran y se comprometen a defender y sostener la educación pública y gratuita, como derecho irrenunciable, orientado a garantizar una ciudadanía plena en el marco de una democracia social? ¿Juran y se comprometen con una actitud ética y solidaria a hacer del ejercicio de la profesión un espacio de responsabilidad social que contribuya al crecimiento, la distribución del conocimiento, respetando la vida, la dignidad humana, las identidades culturales y los derechos de los pueblos? ¿Juran y se comprometen?, preguntó el rector. Y se escucharon las correspondientes respuestas afirmativas de “Sí juro” desde las pequeñas cuadrículas de la pantalla mediadora entre unos y otros.

Y así es que estos graduados quedaron acreditados para ejercer como profesionales tras finalizar sus carreras en la UNRC.

Martinello: “La educación es el único camino posible para una sociedad justa, equilibrada, con apego a las normas”

La despedida a los egresados estuvo a cargo de Miriam Martinello, decana de Ingeniería, quien dijo: “Este es un día muy importante, para ustedes que reciben su título, el fruto del esfuerzo de muchos años; para sus familias, que con su invalorable apoyo han hecho una contribución especial y esencial; y para nosotros, los que trabajamos en esta Universidad pública, que vemos concluida con éxito una etapa más en nuestra labor de formar profesionales útiles para la sociedad”.

La directiva expresó que este acto “tiene particular relevancia en las circunstancias actuales”. “Es nuestro primer acto virtual”, dijo. Y agregó que por la pandemia “todo requiere un esfuerzo mayor, tanto para la comunidad universitaria, como para la comunidad en general”.

Señaló la obligación de “salir de nuestra zona de confort y de lo conocido, para seguir adelante con nuestras actividades, aunque de otra manera”. Acotó que “en estas circunstancias queda expuesto cuán capaces somos para estar a la altura de la situación y lograr avanzar, y obtener resultados a pesar de todo”.

“Las numerosas dificultades a las que nos estamos enfrentando no deben ser un motivo para el desaliento, para impedirnos seguir adelante, sino todo lo contrario, debemos considerarlo una oportunidad para ser mejores, para reinventarnos, para aportar a la sociedad solución a las nuevas problemáticas que han surgido”, puntualizó Martinello.

“Ustedes, flamantes ingenieros pueden y deben hacer un aporte importante. Tienen las herramientas para ello”, sostuvo, y acotó: “Es un desafío que pone a prueba las capacidades que han adquirido en su paso por la Universidad pública, como estudiantes de cada una de las carreras de Ingeniería que han elegido, capacidades y habilidades que van más allá de los aspectos técnicos específicos de cada carrera. Y el aporte que esperamos de ustedes tiene que ver con el desarrollo del país, en particular la región de cada uno de ustedes, con el cuidado del medio ambiente, con el desarrollo de las herramientas que mejoran la calidad de vida de las personas, con la defensa de la educación pública…”.

En este sentido, la decana subrayó: “Un desafío pendiente en el país es el de incrementar la cantidad de empresas, en particular, pequeñas y medianas, que dan valor agregado a nuestras materias primas, esto además de asegurar los tan necesarios ingresos genuinos para el país, también constituyen fuentes de trabajo para mucha gente, no solamente profesionales”.

“No subestimen el aporte que cada uno puede hacer”, instó Martinellos a sus graduados. Y dijo: “Todos podemos aportar algo y los que hemos tenido la oportunidad de acceder a la educación universitaria tenemos más herramientas y oportunidades para hacerlo”.

Finalmente, destacó el valor de la educación como “el único camino posible para una sociedad justa, equilibrada, con apego a las normas”.

Presentación virtual de los anhelados diplomas

Tras el discurso de la decana de Ingeniería, se hizo la presentación virtual de los diplomas de grado y posgrado correspondientes a esta primera ceremonia. Un primer plano mostró los anhelados papeles blancos con el nombre y la profesión de cada uno de los nuevos profesionales. Como prueba indeleble del objetivo alcanzado, se fueron viendo uno a uno los títulos, que luego serán entregados de manera individual a sus dueños.

Una seguidilla de actos

Este jueves hubo dos actos por la mañana, a las 10 y a las 12, destinados a Ingeniería. Por la tarde, a las 14 y las 16 le toca a Ciencias Económicas.

El viernes 23 hay cuatro actos. A las 10 continúa Ciencias Económicas; y a las 12, las 14 y las 16 hay actos para Ciencias Exactas. Restan otros ocho a realizarse en los próximos días, para Ciencias Humanas y Agronomía y Veterinaria.

Fuente: www.unrc.edu.ar